Se cumplen 46 años de la muerte Pablo Picasso; conoce su vida y obra

La Paz, 8 abr 2019 (ATB Digital).- Este 8 de abril se cumplen 46 años de la muerte de uno de los pintores y escultores más importantes de la historia del arte, Pablo Picasso, quien falleció a los 91 años en Mougins, Francia.

Su nombre completo era Pablo Diego José Francisco de Paila Juan Nepomuceno Cipriano de la Santísima Trinidad Ruiz Picasso y nació el 25 de octubre de 1881 en Málaga España.

Por influencia de su padre, José Ruiz Blasco, se sintió atraído por la pintura; además, tuvo que vivir en varias ciudades de Barcelona donde se rodeaba de artistas y literatos que lo acercaron más a la práctica pictórica. Su padre y sus amigos se reunían en el bar Els Quatre Gats donde tenían conversaciones sobre arte, cultura, literatura, política entre otros temas.

Picasso estudió en la Escuela de Bellas Artes de Barcelona por dos años, lugar donde sorprendía a profesores y alumnos con sus habilidades.

Un elemento característico de esta etapa fueron los dibujos de palomas.  Poco después el artista comenzó a tener una tendencia por los colores azules y oscuros en lo que se conoce como "periodo azul" en el que entró debido al suicidio de Carles Casagemas, amigo de Picasso.

Se trasladó a París en 1904 y llegó al barrio de Montmartre, donde retomó las charlas en el mismo bar al que iba con su padre pero ahora en compañía de Max Jacob o Andre Salomon.

La muerte de su esposa hizo que Picasso abandonara totalmente la pintura y se adentrar en la escultura, la escenografía y el diseño de vestuario. Este paro duró hasta que volvió a casarse y tuvo un hijo. Poco antes de la Guerra Civil Española tuvo también una hija con otra mujer que convivía con su esposa e hijos.

En su regreso a la pintura el artista creo obras con figuras monumentales que correspondían a una tendencia "clásica" producto de varios años de ebullición vanguardista.

Ya para la segunda mitad de los años 20 Picasso estaba contagiado por el ambiente surrealista que generó en sus personajes una distorsión y dramatización de los temas que pintaba.

A pesar de los evidentes rasgos surrealistas y de que participó en una exposición sobre esta corriente, no se le vinculaba directamente con este grupo.

Al iniciar la Guerra Civil Española Picasso aumentó su compromiso político y se posicionó en el bando republicano del conflicto. Tras un bombardeo aéreo de la comunidad vasca de Guernica el artista creó el mural que presentó la Exposición Internacional de París de 1937 en el Pabellón de la República Española.

Al terminar la guerra continuó con su trabajo en distintas áreas además de la pintura, como la escultura, dibujos, grabados, ilustraciones por lo cual entró en el libro Guiness como el artista más prolífico de toda la historia.

En el periodo final de su carrera recreaba cuadros de grandes figuras como Gustave Courbet, Eugène Delacroix o Diego Velázquez. Sin embargo, su temática estaba más dirigida a temas de la muerte, el sufrimiento y el amor con otorgaba una subjetividad gestual y emotiva con pinceladas sueltas y expresionistas.

En 1973 falleció en Francia de un edema pulmonar, pero hasta la fecha su obra y la corriente pictórica que generó siguen siendo un ícono del arte por la fuerza creadora que tuvo.

Publicidad