México no tiene segura su clasificación pese a ganar 2-1 a Corea y tener 6 puntos

Moscú, 23 jun 2018 (ATB Digital).- Hace 20 años dijo el jugador inglés Gary Lineker que "el fútbol es un deporte en el que juegan once contra once y en el que siempre gana Alemania". No hay mejor manera de comprobarlo que la victoria prácticamente de último minuto de los germanos ante una Suecia que, dicho en el argot futbolístico “se jodió” en el tramo final del encuentro.

El fútbol es un deporte tan bello y a la vez tan ingrato que México, jugando dos partidos entre buenos y muy buenos, podría quedar eliminado con 6 puntos por la diferencia de goles. Y Argentina, con dos apariciones desastrosas, podría encomendarse a una genialidad de Messi y pasar, de panzazo, con apenas 4, venciendo a Nigeria y con una Islandia que no gane.

¿Por qué México tiene que andar con cuidado ante Suecia y dar un partidazo? 

Porque los alemanes, en caso de vencer a Corea, sumará seis puntos. Y si México pierde con Suecia, por un marcador abultado, los tres equipos quedarían en un triple empate con seis puntos y clasificaría quien tuviera más goles a favor.

Y en el tema de la diferencia de goles, atentos: es mucho más probable que Alemania golee a Corea y termine con amplia diferencia de goles, que una milagrosa empate o victoria de los asiáticos.

La ventaja de México es que se ha trabajado en el aspecto mental. Por lo que hemos visto hasta este momento de todos los equipos de grupo, es más probable un derrumbe mental de los nórdicos que de la escuadra del Profe Osorio.

La selección mexicana será arquitecta de su propio futuro... ni más ni menos. (@Manuel_Ibarra)