The Strongest y Wilstermann son los finalistas tras dejar a Bolívar y San José en camino

La Paz, Cochabamba, 27 may 2018 (ATB Digital).- Tras un sufrido de empate de 1-1 entre The Strongest y Bolívar, que selló el pase del Tigre a la final del Campeonato Apertura de la División Profesional y una cómoda victoria de Wilstermann ante San José 1-0, que dio el boleto para el Aviador para la última fase, se dio a conocer este domingo quiénes pelearán por la copa del fútbol profesional boliviano.

En La Paz, el partido se jugó en el estadio Hernando Siles, de La Paz por el cotejo de vuelta de las semifinales. Con este resultado los atigrados ya aseguraron una plaza para un campeonato internacional.

Para el plantel atigrado la idea era una sola, certificar su pase a las finales del torneo en los 90 minutos del tiempo reglamentario, pero se complicó la vida pues pese a que tuvo oportunidades de gol no pudo cumplir con su propósito, pero el empate fue suficiente para sellar su pase a las finales en el que enfrentará a Wilstermann, podría ser entre el miércoles y domingo. 

Bolívar una vez más falló en la puntada final, también es verdad que el palo del arco tuvo complicidad con el arquero Daniel Vaca, de igual manera los jugadores celestes reclamaron dos faltas visibles para que el árbitro Raúl Orosco (Cochabamba) cobre la pena máxima a su favor, la molesta era tal que el técnico de los celestes Vinícius Eutrópio ante el reclamo fue expulsado. 

La idea de juego de ambos elencos fue claro, ambos querían ganar el clásico nacional, las propuesta de los dos permitió mayor movimiento y llegadas de peligro, pero al término del juego en los primeros 90 minutos el resultado se mantenía 0 a 0, que más favorecía a los tigres pues con ese resultados estaban dentro de la fase final, eso estaban conscientes los jugadores. 

Para el segundo tiempo los dos elencos salieron a proponer su juego, cada uno con la ambición de ganar, los atigrados llevaron la delantera en el ataque en el trajín el árbitro cobra tiro libre, el jugador Jhasmani Campos, de The Strongest se coloca frente a la pelota, se acomoda, levanta la cabeza, toma impulso y con un soberbio remate envía la pelota al fondo del arco de la Academia. 

Fue un golazo convertido a los tres minutos de reiniciado el juego (48 en el cotejo), el arquero Romel Quiñónez cae en su intento de despejar el balón, el zurdazo no le permite frenar en seco y cae pues el esférico se mete al ángulo superior izquierdo. Esa conquista ya le daba el boleto a los atigrados para la final, por lo que bajaron las cargas. 

Los celestes no estaban dispuestos a resignarse, el técnico brasileño hizo los cambios necesarios, en el minuto 75 una perfecta sociedad entre Juan Carlos Arce y Erwin Saavedra, de Bolívar permite que William Ferreira acompañe la jugada quien sin marca alguna toma la pelota y remata directo al arco para anotar el 1 a 1 esperanzador. 

Esa conquista le devuelve la fe a Bolívar, los jugadores le complican la existencia a su clásico rival, toman las riendas del elenco, pero el tiempo se terminó y se quedaron con las ganas de defender el título (para ello estaban obligados a ganar y obligar a la ronda de los penales) que ganaron la pasada gestión, ahora debe jugar contra San José para definir la plaza la Copa Sudamericana del siguiente año. 

Wilstermann, a paso seguro

Wilstermann ingresó a la final del torneo Apertura con un triunfo por un marcador apretado de 1-0 sobre San José en la segunda semifinal que disputaron estos elencos la tarde del domingo, en el estadio Capitán José Ángulo, en el municipio de Sacaba. 

Los aviadores quedaron como los ganadores indiscutibles de esta llave con los triunfos en la ida (4-2) y en la vuelta (1-0). En la revancha el compromiso fue ajustado por el ritmo que impuso el cuadro santo desde el inicio de las acciones en procura de buscar igualar en puntos con el rival y forzar los lanzamientos penales.

El goleador del Imperio Escarlata, Gilbert Álvarez anotó el único tanto a los 73´ con una definición de cabeza en "palomita" después de liberarse de la marcación de un defensor y quedar con espacio para hacer este gesto técnico dentro del área y aprovechar el centro que envió Gabriel Ríos desde la derecha.

Los rojos hicieron una buena presentación, manejaron el triunfo obtenido el pasado fin de semana y fieles a su estilo siguieron persiguiendo el gol. La ofensiva del anfitrión chocó con una marcación sólida, en la mayoría del compromiso, y por otro lado el arquero Carlos Franco hizo una actuación destacable.

San José puso temple y fútbol en el terreno de Sacaba, oportunidades para marcar goles estuvieron servidas a los pies de sus futbolistas; sin embargo, el arquero Arnaldo Jiménez tapó su pórtico y colocó las manos justo en los momentos en los cuales parecía que el balón iba a impactar en las redes por los disparos de Jair Reinoso, Carlos Saucedo y Rodrigo Ramallo.

Con el ingreso de Serginho en el complemento, Wilstermann recuperó la posesión de la pelota y exploró con más soltura los caminos hacia el arco de Franco forzando a los santos a adelantar sus filas y en esos momentos respondió con ataques.

Serginho tuvo una ocasión para ampliar la cuenta con un disparo de tiro libre que chocó en el travesaño durante el segundo tiempo. En otra acción generada durante los minutos finales Ríos quedó habilitado de frente a Franco, pero una oportuna interferencia de Jorge Toco alcanzó a desviar la pelota y el remate salió por línea de meta.

El cuadro de la "V" azulada se marchó con las manos vacías de Sacaba, aunque no todo está perdido, porque el elenco del director técnico, Eduardo Villegas jugará por el tercer puesto, que otorga como premio el boleto a la Copa Sudamericana 2019 como Bolivia 1. (APG)

 

Publicidad