Hallan en Bolivia un yacimiento de gas y es el más profundo de Sudamérica

La Paz, 11 ene 2019 (ATB Digital).- Un consorcio petrolero internacional liderado por la española Repsol anunció este viernes el descubrimiento de gas natural en un pozo en actual perforación en el sudeste de Bolivia, que con sus 7.862 metros actuales se ha convertido en el más profundo de Sudamérica.

"Esta perforación ha roto hitos históricos, es el pozo más profundo de Sudamérica y va a ser uno de los más profundos de gas en todo el mundo", dijo el director de negocios de Repsol en el país, José Ponce, durante una inspección televisada al campo en exploración, a la que asistió el presidente Evo Morales.

Entusiasta, pero sin dar cifras, el técnico dijo que el gas fue encontrado en el campo Boyuy de la región del Chaco, a partir de una profundidad de 7.640 metros, en una estructura similar a la de los principales yacimientos de gas del país, en los que según una reciente certificación independiente hay una reserva probada de 10,7 billones de pies cúbicos (TCF).

Morales aplaudió el avance de la exploración y la destacó como resultado de la nacionalización de hidrocarburos que su Gobierno decretó en 2006 y que repuso el control estatal sobre la industria, con incentivos y seguridad jurídica para los socios extranjeros.

"Esta Madre Tierra nos da muchos recursos naturales, hemos sido saqueados durante la Colonia, inclusive durante la república, pero cuando hay decisión política del pueblo mediante los movimientos sociales es posible seguir explorando y encontrando recursos naturales", afirmó.

La industria de gas natural, concentrada en exportaciones a Argentina y Brasil, es la principal fuente de divisas de Bolivia, habiendo generado en 2018 ingresos cercanos a los 3.000 millones de dólares, según cifras oficiales preliminares.

Ponce dijo que la perforación que dura ya 18 meses continuará hasta los 8.000 metros, casi 1.500 metros más de lo programado inicialmente, y debería concluir en mayo, con una inversión total de 150 millones de dólares, una de las más altas en un solo pozo exploratorio en la región.

Indicó que los datos preliminares de la perforación sugieren la posible confluencia de dos cuencas gasíferas en Boyuy, cuyo tamaño y potencial de producción serán determinados a partir de mayo.

"Esperamos venir muy pronto aquí para anunciar la producción y los tcf de este campo, que puede ser otro megacampo", apuntó Morales.

Repsol es la principal accionista y operador del proyecto en el que participan también la anglo-holandesa Shell y la argentina Pan American Energy.

Este grupo hace la inversión bajo su propio riesgo, en el marco de un contrato con la petrolera estatal boliviana YPFB.

Según la ley boliviana, si se confirma el hallazgo de una reserva comercial las partes constituirán una sociedad para la explotación del campo en la cual YPFB tendrá el 51% de participación. (Sputnik)

Publicidad