Asamblea Legislativa vota por orden del día puro y simple y otorga voto de confianza a la Ministra de Salud

La Paz, 8 mar 2019 (ATB Digital).- El pleno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) votó el viernes por el Orden del Día Puro y Simple en el acto de interpelación a la ministra de Salud, Gabriela Montaño, sobre la aplicación del Sistema Único de Salud (SUS) y le otorgó su voto de confianza.

“Fueron 31 preguntas en el cuestionario que han sido absueltas de manera concreta, precisa, con suficiente argumentación por parte de la señora Ministra y obviamente la Asamblea Legislativa ha determinado otorgarle su voto de confianza porque entendemos que la aplicación del SUS ya es irreversible”, indicó el diputado Víctor Borda, presidente en ejercicio de la ALP.

La interpelación fue planteada por el diputado de la opositora Unidad Demócrata (UD), Amilcar Barral, en 31 preguntas.

Durante el acto interpelatorio, la Ministra explicó que los centros de salud son la puerta de ingreso al SUS.

“Un Sistema es como una maquinaria compleja que busca manejar componentes. En el caso de Salud la persona debe conocer todo el procedimiento para ser atendido. Estamos hablando de un Sistema que tiene el primer, segundo, tercer y cuarto nivel, todos organizados en una red de Salud por eso es un sistema y no un seguro”, explicó Montaño.

Dijo que se trata de un sistema único de salud para generar un avance hacia la universalidad y gratuidad de todos los servicios de salud.

Montaño recordó que la progresividad en la gratuidad de los servicios de salud se fue dando desde los años ‘90, primero otorgando atención a los niños hasta los 5 años, luego a los adultos mayores a partir de los 60 años y también con los exámenes de Papanicolau que se hacen a mujeres, entre otros.

Asimismo, la autoridad sostuvo que el SUS brindará atención en las fases de prevención, diagnóstico y tratamiento, para atender los tipos más frecuentes de cáncer pediátrico de forma gratuita.

Recordó también que son beneficiarios del SUS todos los bolivianos sin ningún tipo de seguro médico y que en ningún momento se utilizará los servicios, infraestructura y recursos humanos de las Cajas de Salud.

“Los 200 millones de dólares que se invertirán en el SUS están distribuidos en 80 millones para productos de Tercer Nivel, 31 millones para enfermedades de alto costo, 57 millones para recursos humanos y 32 millones para fortalecimiento de hospitales de Tercer Nivel”, explicó.

Asimismo, desmintió que en recursos humanos se vaya a destinar ítems para la contratación de personal cubano.

Publicidad