Oposición pide a Trump evitar repostulación de Evo y Gobierno los califica de "serviles"

La Paz, 12 abr 2019 (ATB Digital).- El ministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, condenó el viernes el "espíritu servil, rastrero e indignante" de un grupo de legisladores de oposición que envió una carta al mandatario de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, para pedir que este intervenga ante la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la repostulación del presidente Evo Morales en las elecciones de este año.

Esa carta fue enviada a Trump a inicios de este mes y -según la senadora opositora Carmen Eva Gonzales- ya fue recibida por las autoridades del Gobierno de EEUU.

"No solamente (expresar) nuestra condena a la injerencia abusiva de EEUU contra nuestro pueblo boliviano y los pueblos de América Latina y el mundo, sino nuestra condena a este espíritu servil, rastrero, indignante de un grupo de bolivianos que se convierte prácticamente en estaferos del Gobierno de EEUU", mencionó.

Para el Ministro de la Presidencia, esa carta expresa el grado de domesticación del imperialismo norteamericano en un sector político del país, para ejecutar una estrategia que atenta contra la soberanía de Bolivia, "bajo la tutela mental cultural y política de la Embajada americana".

Según imágenes difundidas en las redes sociales, esa carta fue firmada por 10 diputados y dos senadores de oposición, entre ellos, Carmen Eva Gonzales, Amílcar Barral, Norma Piérola y Susana Campos, además de representantes de dos fundaciones políticas y una plataforma ciudadana.

"Quienes firman esta petición vergonzosa debería de verdad avergonzar a todos los bolivianos en lo ancho del mundo, porque no hace otra cosa que demostrar el grado de éxito de la política norteamericana en los sectores de la derecha que históricamente han tenido un comportamiento antipatria, antinacional", consideró Quintana.

Además, calificó esa acción de "grotesca y ruin" e identificó a los remitentes de esa misiva como los "soplones" de la Embajada de EEUU, aquellos que entregan información de primera mano del parlamento boliviano a autoridades de ese país.

"Son políticos que reciben plata de la Embajada (de EEUU) y que con vidrios ahumados asisten a reuniones secretas, es esta la expresión de la derecha proimperial y antipatria a la que nos han costumbrado las fuerzas conservadoras de Bolivia", afirmó.
(ABI)

 

Publicidad