Indignados

Argentina, 10 may 2018 (ATB Digital).- “Tengo 66 años y he vivido muchas crisis financieras en este país”, dice Mabel Chamatropulos, una exempleada bancaria para quien el anuncio de que Argentina buscará una línea de crédito con el FMI es “un deja vu a épocas terribles”.

Como ella, muchos argentinos fueron sorprendidos con la decisión del presidente Mauricio Macri de acudir al Fondo Monetario Internacional para atajar fuertes turbulencias financieras que llevaron a una devaluación de más de 7% en un día y a subir la tasa de interés a 40%.