Las huellas de homínidos encontradas en Huelva podrían ser 200.000 años más antiguas de lo que se creía

Las huellas de homínidos encontradas en Huelva podrían ser 200.000 años más antiguas de lo que se creía

Mundo, 24 de octubre 2022 (ATB Digital).- Un equipo internacional compuesto por nueve científicos liderados por Eduardo Mayoral, catedrático de Paleontología de la Universidad de Huelva, ha llevado a cabo una investigación cuyos resultados acaban de publicarse en la revista Nature. El estudio ha confirmado algo que los expertos sospechaban desde hacía ya un tiempo: que las huellas de homínidos encontradas en Matalascañas (Huelva) en junio de 2020, junto a los Acantilados de El Asperillo (un sistema de dunas fósiles que se extienden a lo largo de 12 hectáreas entre las playas de Matalascañas y Mazagón, dentro del entorno del parque natural de Doñana), y que se habían datado en unos 106.000 años, en realidad tienen casi 200.000 años más de lo que se sospechaba.

Este increíble hallazgo es único en Europa, ya que si antes se pensaba que estas huellas fueron dejadas por individuos pertenecientes a la especie Homo neanderthalensis en algún momento del Pleistoceno Superior, ahora se apunta directamente al Pleistoceno Medio, y a una antigüedad de nada menos que 295.800 años. Según los investigadores no existe un yacimiento mejor en el mundo que el de Matalascañas en cuanto a huellas fósiles de homínidos (en este lugar se han documentado 87), tanto por extensión, como por número y antigüedad.

¿Individuos preneandertales?

La nueva datación de las huellas se ha realizado mediante la técnica de luminiscencia estimulada ópticamente (un método utilizado para obtener la edad absoluta de los sedimentos que han sido expuestos completamente a la luz solar) y los resultados han desvelado que, en efecto, las huellas no se habrían dejado en el Pleistoceno Superior, sino en el Medio, que constituyó un momento de transición hacia un clima más frío, en el que el nivel del mar estaría unos 60 metros por debajo del actual y la costa situada a unos 20 o 25 kilómetros mar adentro. "Este yacimiento de Matalascañas es importantísimo ahora para esclarecer el modelo evolutivo de los homínidos durante el Pleistoceno Medio", ha afirmado Eduardo Mayoral.

La teoría principal con la que ha trabajado el equipo de investigación, a falta de descubrir huellas mejor conservadas en las que se puedan apreciar rasgos más determinantes que permitan establecer con certeza a qué especie pertenecieron estos individuos, como por ejemplo la amplitud de los pies en el caso de los neandertales, es que estas huellas estarían en un principio asociadas a individuos relacionados con el linaje neandertal, es decir Homo neanderthalensis u Homo heidelbergensis. Pero, como también ha apuntado Mayoral, la falta de huesos de los pies dificulta la comparativa y abre la puerta a la hipótesis de que se trate de homínidos preneandertales.

Identifican la primera familia neandertal de la historia

Un descubrimiento singular

Las huellas de Matalascañas han cobrado una gran importancia, ya que los registros  Hasta ahora, según se recoge en el artículo de Nature, solo se han encontrado huellas de este período en los yacimientos de Terra Amata y Roccamonfina (Italia), datadas entre 380.000 y 345.000 y atribuidas a Homo heidelbergensis, y en los yacimientos de Biache-Vaast (Francia) y Theopetra (Grecia), con una antigüedad de entre 236.000 a 130.000 años, atribuibles en este caso a Homo neanderthalensis.

Las huellas de Matalascañas han cobrado una gran importancia ya que los registros fósiles de homínidos en el Pleistoceno Medio son muy pobres en toda Europa.

Eduardo Mayoral ha insistido en la singularidad del descubrimiento de Matalascañas, y en cuanto a si es posible encontrar restos óseos en la zona, Mayoral lo ve complicado, aunque no imposible: "Nosotros fuimos los primeros sorprendidos con nuestro descubrimiento. Creemos que hay más huellas también en el interior. Habrá que seguir investigando, y entonces todo puede pasar, quizá en depósitos de turba. No me extrañaría nada", concluye esperanzado.

Fuente: National Geographic

Página procesada en: 1,31 segundos.
Tiempo: 1.3223 segundos.