Los genes de los pingüinos les dificultarían adaptarse al incremento de temperatura

Los genes de los pingüinos les dificultarían adaptarse al incremento de temperatura

Mundo, 27 jul 2022 (ATB Digital).-

La historia de vida los pingüinos

Un equipo internacional de investigadores ha publicado uno de los estudios más completos sobre la evolución de los pingüinos, revelando su dramática historia natural. De hecho, tres cuartas partes de todas las especies conocidas de estas aves no voladoras están extintas.

«Durante 60 millones de años, estas aves icónicas han evolucionado para convertirse en depredadores marinos altamente especializados y ahora están bien adaptados a algunos de los entornos más extremos de la Tierra. Sin embargo, ahora se destacan por su vulnerabilidad como una fauna adaptada al frío en un mundo que se calienta rápidamente«.

Los pingüinos perdieron su capacidad de volar hace 60 millones de años, antes de la formación de las capas de hielo polar, y desarrollaron el buceo propulsado por sus fuertes alas. En tierra pueden verse bastante torpes mientras caminan, pero bajo el agua son súper habilidosos. Los datos recolectados hasta fecha sugieren que estas características únicas de los pingüinos surgieron muy temprano en su línea evolutiva. ¿Dónde? De acuerdo con la evidencia, su origen se remonta a un pequeño continente de Gondwana, llamado Zelandia.

El ancestro de los pingüinos modernos es el pingüino corona, que apareció hace unos 14 millones de años. Aproximadamente 10 millones de años después de lo que sugerían los análisis genéticos previos.
 

Mezcla de genes

Los pingüinos se extendieron a través de Zelandia antes de dispersarse a América del Sur y la Antártida, y es probable que los grupos posteriores se den un paseo en la Corriente Circumpolar Antártica.


Los científicos descubrieron que casi todas las especies de pingüinos experimentaron un período de aislamiento físico durante el último período glacial. En ese tiempo, su contacto con otros pingüinos fue limitado, ya que los grupos se vieron obligados a vivir en áreas de hábitat más fragmentadas hacia el norte, donde aún podían encontrar comida y refugio.

En el período de calentamiento que siguió, regresaron hacia los polos, y algunos grupos se cruzaron una vez más. Los grupos que aumentaron en número en el tiempo de mayor calor compartían algunas características: eran migratorios y se alimentaban en alta mar. Esto les habría permitido responder mejor a los cambios climáticos. Por otro lado, los que disminuyeron en número vivían en un lugar en particular y buscaban comida más cerca de la costa.

La desventaja de este estilo de vida es lo difícil que es adaptarse a él cuando las condiciones cambian drásticamente.
 

Reacios al cambio

No solo eso, parece ser que sus genes no son muy propensos al cambio. Los pingüinos, y las aves acuáticas en general, tienen tasas de evolución más lentas que los órdenes terrestres. Por ello, los investigadores creen que un «estilo de vida» acuático estaría relacionado con tasas evolutivas bajas. Además, estas tasas se reducirían en climas fríos.

Los pingüinos corona ancestrales evolucionaron a un ritmo más rápido que los pingüinos actuales, pero incluso esto fue lento en comparación con otras aves.

«El ritmo actual de calentamiento combinado con refugios limitados en el Océano Austral probablemente superará con creces la capacidad de adaptación de los pingüinos«, escriben los autores. «Los riesgos de futuros colapsos están siempre presentes, ya que las poblaciones de pingüinos en todo el hemisferio sur se enfrentan a un rápido cambio climático antropogénico».

ROBOTITUS

Banner-1080-240

Página procesada en: 1,11 segundos.
Tiempo: 1.1260 segundos.