WhatsApp, Facebook e Instagram sufren su peor caída en un momento crítico para la reputación de la compañía

WhatsApp, Facebook e Instagram sufren su peor caída en un momento crítico para la reputación de la compañía

EE.UU., 4 oct 2021 (ATB Digital).- Facebook, Instagram y WhatsApp están sufriendo este lunes una caída generalizada, que afecta a sus servicios de forma global, según ha reconocido la compañía en varios mensajes en la red social Twitter. De momento Facebook, propietaria también de Instagram y WhatsApp, no ha dado ninguna explicación sobre qué ha causado el problema. A falta de esa explicación, los expertos creen que el fallo debe a problemas del sistema de nombres de dominio de internet. (DNS por sus siglas en inglés). La caída generalizada se produce en un momento muy delicado para la compañía, en el punto de mira en las últimas semanas por una investigación periodística que ha exhibido documentos internos que revelan cómo la empresa conocía la toxicidad de Instagram para muchas adolescentes.

En un mensaje publicado en Twitter, Andy Stone, responsable de comunicación de Facebook, ha afirmado hacia las 18.00 hora española: “Somos conscientes de que algunas personas tienen problemas para acceder a nuestras aplicaciones y productos. Estamos trabajando para que todo vuelva a la normalidad lo antes posible y pedimos disculpas por cualquier inconveniente”. Las cuentas de Facebook y WhatsApp en Twitter replican a esta hora el mismo mensaje. Varias horas después no hay más explicaciones oficiales.

Los problemas han comenzado poco después de las cinco y media de la tarde, hora peninsular española, en torno a las once y media de la mañana en Washington, y han impedido el funcionamiento por completo de las tres aplicaciones: no se podía actualizar la información ni enviar o recibir mensajes. Downdetector, página que registra los comentarios de los usuarios cuando falla alguna plataforma en internet, ha recogido desde la caída decenas de miles de quejas procedentes de al menos 45 países.

El 43% de los usuarios de WhatsApp se quejaba de problemas de conexión; un 29%, de problemas para enviar o recibir mensajes y el 28%, de problemas con toda la aplicación. En el caso de Instagram, al 36% de los usuarios no le funcionaba nada dentro de la aplicación. El 33% se quejaba de problemas con el servidor y el 31%, de dificultad para cargar el contenido.

John Graham-Cumming, jefe de Tecnología de Cloudflare, una célebre empresa de servidores en la nube, ha detectado hacia las 17.50 (hora española) cómo Facebook desaparecía de internet: cuando alguien escribe facebook.com en su navegador, el sistema de nombres de dominio DNS no sabe dónde dirigirse porque la ruta ha cambiado y no reconoce una nueva. Ese parece el problema que define esta larga caída.

El periodista independiente experto en ciberseguridad Brian Krebs ha asegurado también que el problema procede del DNS aunque no está claro qué ha podido causarlo:

EL PAÍS ha consultado a dos especialistas que, sin tener lógicamente toda la información, especulan que ha sido un error de BGP, que es una ruta más compleja que pasa por encima de DNS y que dificulta también su reparación. Las casi cuatro horas que llevan caídos los servicios de Facebook entrarían de momento dentro de lo razonable para la recuperación de un problema de este tipo.


Los servicios de realidad virtual de Facebook también se han visto afectados por la caída.

Un periodista del New York Times ha hablado con varios empleados de Facebook en Palo Alto y tampoco funcionan las herramientas internas de comunicación de la compañía: “Es como un día de nevada”, dicen.

Los problemas coinciden con unas semanas muy complicadas para Facebook. A las exclusivas sobre documentos internos de la compañía que ha ido revelando el Wall Street Journal se ha unido este domingo la salida a la luz de su “garganta profunda”, Frances Haugen, que este martes declarará en el Congreso. La pasada madrugada, hora española, Haugen declaró en el programa de máxima audiencia 60 minutes que la compañía priorizaba siempre la búsqueda de beneficios por encima del interés del público.

Que una app falle es normal, pero que fallen varias aplicaciones interconectadas con la mayor red social del mundo sí es raro, aunque Facebook ha estado trabajando durante años en la integración de sus sistemas con los de WhatsApp e Instagram. Dos miembros del equipo de seguridad de Facebook han contado a The New York Times que es poco probable que un ciberataque haya causado el apagón precisamente porque la tecnología de cada aplicación es demasiado distinta como para verse afectada por un mismo ataque.

Un sistema vulnerable

El pasado 22 de julio, un fallo en los servicios de la compañía estadounidense de servicios en la nube Akamai provocó interrupciones en el servicio de compañías como Airbnb, plataformas de videojuegos como Playstation Network o Steam, aerolíneas como Delta Air Lines, cadenas de distribución como Costco Wholesale y servicios financieros como American Express, además de numerosos bancos como BBVA o medios de comunicación como EL PAÍS, entre otros.

Más aparatoso fue el fallo global en la red de distribución de contenidos Fastly que el 8 de junio dejó fuera de juego a miles de páginas de todo el mundo. Sitios como los de Amazon, EL PAÍS, The New York Times, Twitch, Financial Times o Reddit sufrieron problemas y en algunos casos permanecieron inaccesibles para sus usuarios durante casi una hora. Al día siguiente, Fastly explicó que la acción inocente de un cliente activó un error de software que permanecía oculto en un programa informático y causó la caída generalizada.

Estos incidentes ?como la caída de los servicios de Google el pasado diciembre? han puesto en evidencia la vulnerabilidad de las conexiones digitales y la debilidad del sistema sobre el que se asienta el funcionamiento de la red en un momento en el que empresas y usuarios dependen más que nunca de ellas por el teletrabajo.

Fuente: El País

Página procesada en: 2,04 segundos.
Tiempo: 2.1613 segundos.