Ceder Crimea y reconocer la independencia de Donetsk y Lugansk: Las “condiciones” de Rusia para acabar la guerra

Ceder Crimea y reconocer la independencia de Donetsk y Lugansk: Las “condiciones” de Rusia para acabar la guerra

Minsk, Bielorrusia, 07 de marzo (ATB Digital).- Doce días después de que el Ejército Ruso entrara en territorio ucraniano, el portavoz del Kremlin, Dmitriv Peskov, dio a conocer las condiciones que pretende imponer Moscú a Kiev para terminar con la guerra. En medio de las negociaciones entre ambas delegaciones diplomáticas, que tienen su tercera ronda hoy en Bielorrusia, el funcionario ruso declaró que las acciones bélicas terminarían “de inmediato” si Kiev cedía en el estatus de las tres regiones clave en el conflicto.

La primera de estas condiciones es el reconocimiento, por parte de Ucrania, de la región de Crimea como territorio de la Federación Rusa. La península, rodeada por el Mar Negro, fue anexada ilegalmente por Moscú el año 2014, luego de una intervención militar y un referendo donde el 95% de la población de Crimea votó a favor de separarse de Ucrania y entrar a territorio ruso. La consulta fue rechazada, tanto por Ucrania como por la Unión Europea y gran parte de los países de la ONU.

Otro de los requisitos señalados por Peskov es el reconocimiento ucraniano de la independencia de las regiones separatistas en el Donbas, las Repúblicas Populares de Donetsk y Lungask. Ambos territorios, escenario de enfrentamientos entre los separatistas pro-rusos y el Ejército ucraniano desde el año 2014, fueron reconocidos oficialmente por Moscú el 21 de febrero, tres días antes de que comenzara la intervención en Ucrania. Actualmente, Kiev le da estatus de organización separatista y terrorista a ambas “Repúblicas Populares”, que no ha sido reconocida por otros países además de Rusia.

El portavoz ruso Dmitriv Peskov contó a Reuters, durante esta mañana en una entrevista telefónica, que habría un cese inmediato de las hostilidades contra Ucrania si se cumplían los requisitos estipulados, además de un cambio en la Constitución y un alto al fuego por parte de Ucrania.

En entrevistas anteriores, el mismo presidente de Rusia, Vladimir Putin, había apuntado a Kiev como principal responsable de la guerra, diciéndole al Presidente turco Recepp Tayip Erdogan que Ucrania debía poner fin a las hostilidades y cumplir las “bien conocidas exigencias” de Moscú.

Otra condición de los rusos para terminar la intervención es la redacción de una nueva Constitución en Ucrania, que asegure la neutralidad el país, impidiéndole entrar a cualquier tipo de “bloque” multilateral. Esto, en miras a evitar que Kiev ingrese a la Unión Europea y a la OTAN. Respecto al estatus de Ucrania en general, Peskov aclaró que “es un Estado independiente que vivirá tanto como quiera, pero bajo la condición de la neutralidad”.

La desmilitarización y “desnazificación” de Ucrania, señalada como el objetivo de la intervención según Moscú, no está en las negociaciones sostenidas en Brest, Bielorrusia. Sin embargo, el fin de la resistencia armada ucraniana es otra condición sostenida por los diplomáticos rusos para detener las hostilidades.

La tercera ronda de negociaciones entre delegaciones ucranianas y rusas para dar fin al conflicto, en la ciudad bielorrusa de Brest se llevaron a cabo hoy. La primera ronda entre equipos diplomáticos tuvo lugar el 28 de febrero, y la segunda el 3 de marzo. Después del segundo encuentro se llegó al establecimiento de corredores humanitarios para la evacuación de civiles. Moscú abrió esos corredores y anunció un alto el fuego en las grandes ciudades, pero Ucrania alegó que estos corredores tenían dirección a Rusia y Bielorrusia, exigiendo la apertura de corredores en otras direcciones del país.

Además de esta ronda de conversaciones, Turquía anunció que los cancilleres Sergei Lavrov, por Rusia, y Dmytro Kuleba, por Ucrania, se encontrarían en una cumbre este jueves en Ankara.

También hoy la inteligencia norteamericana dio a conocer que Rusia comenzó a reclutar soldados sirios, con experiencia en combate urbano, para reforzar el asalto en las ciudades ucranianas. Según lo menionado por oficiales de Estados Unidos a Wall Street Journal. En los últimos días empezó el reclutamiento de sirios por parte del Ejército Ruso, con la esperanza de poder tomar Kiev.

Ambas partes del conflicto han recibido soldados extranjeros en las últimas semanas: el líder checheno Ramzan Kadyrov compartió videos de guerreros de Chechenia sumándose al ataque a Ucrania. Por su parte, el Ministro de Relaciones Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, declaró que más de 20 mil voluntarios extranjeros, provenientes de 52 países, han viajado para unirse a las fuerzas de Kiev.

Por otro lado, las fuerzas rusas continuaron su ofensiva y abrieron fuego sobre la ciudad de Mykolaiv, ubicada a 480 kilómetros al sur de la capital, Kiev, según dijo el Estado Mayor de Ucrania. Los rescatistas dijeron que estaban apagando incendios provocados por cohetes en edificios residenciales.

Los ataques también continuaron en suburbios de Kiev como Irpin, que lleva tres días sin electricidad, agua ni calefacción. “Rusia sigue realizando ataques con cohetes, bombas y artillería sobre las ciudades y asentamientos de Ucrania”, dijo el Estado Mayor. “Los invasores continúan utilizando la red de aeródromos de Bielorrusia para realizar ataques sobre Ucrania”, acotó.

Página procesada en: 0,97 segundos.
Tiempo: 0.9828 segundos.