La histeria nuclear en Occidente tras el discurso de Putin: ¿quién amenaza a quién realmente?

La histeria nuclear en Occidente tras el discurso de Putin: ¿quién amenaza a quién realmente?

Mundo, 23 sep 2022 (ATB Digital).- Las declaraciones del presidente Vladímir Putin sobre las capacidades nucleares de Rusia fueron interpretadas como una amenaza por buena parte de Occidente. Sin embargo, sus palabras fueron descontextualizadas. Poco o nada se dijo sobre las amenazas nucleares que, antes, ya habían lanzado otros países en contra de Moscú.

"Aquellos que intentan chantajearnos con armas nucleares deben saber que el viento también puede girar en su dirección". Esa fue la advertencia de Putin que desató una oleada mediática en contra del Kremlin que acabó por posicionar a Rusia, otra vez, como el gran malvado de la compleja trama que acontece en el conflicto en Ucrania.

Sin embargo, la realidad poco o nada tiene que ver con esta narrativa antirrusa. En primera, porque no es la primera vez que se hacen declaraciones sobre armamento pesado en medio de la crisis que se vive en Europa del Este. Y en segunda, porque los primeros en hablar abiertamente sobre posibles enfrentamientos nucleares fueron los líderes de la Unión Europea (UE) y de Estados Unidos.

De hecho, la primera amenaza de Occidente en contra de Rusia ocurrió horas después del estallido del conflicto en Ucrania. El 24 de febrero, el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, se dirigió así al Kremlin: "Vladímir Putin debe entender que la alianza atlántica también es una alianza nuclear. No diré más".

Otra advertencia provino de la actual primera ministra del Reino Unido, Lizz Truss, cuando apenas era candidata. En aquella ocasión, 23 de agosto, la conservadora no dudó en decir que, si llegaba a ocupar el máximo cargo de Gran Bretaña, no dudaría en utilizar armas nucleares en caso de ser necesario. "Creo que es una responsabilidad importante de un primer ministro. Estoy lista para hacerlo", comentó durante un discurso de su campaña electoral transmitido por Times Radio.

Francia y el Reino Unido son países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), una alianza militar estratégica que nació bajo el precepto de detener el supuesto expansionismo de la Unión Soviética. Hoy, sin embargo, el bloque soviético no existe y, en cambio, las tropas de la OTAN han intentado cercar cada vez a la Federación de Rusia, según ha denunciado Moscú en múltiples ocasiones ante organismos internacionales.

Por ello, surge la pregunta: ¿quién amenaza a quién realmente? 

El 22 de septiembre, casi al mismo tiempo de que el presidente estadounidense Joe Biden condenara las supuestas amenazas de Vladímir Putin y afirmara que "una guerra nuclear no puede ganarse y nunca debe lucharse", el Departamento de Defensa del país norteamericano hablaba sobre estrategias militares para luchar contra naciones con altas capacidades nucleares como Rusia y China. 

"Tenemos que ejecutar esta excelente estrategia, ya que la amenaza de China sigue aumentando. No sabemos dónde va a terminar eso, ya que la amenaza de Rusia sigue aumentando, junto con los otros desafíos a los que nos enfrentamos", dijo el jefe del Comando Estratégico de Estados Unidos, el almirante Charles A. Richard. Y luego añadió: "Rusia y China pueden escalar a cualquier nivel de violencia que elijan en cualquier ámbito con cualquier instrumento de poder en todo el mundo [...]. Hace mucho tiempo que no nos enfrentamos a competidores y oponentes así".

Todo lo anterior se enmarca en un plan de las fuerzas armadas estadounidenses que, según Richard, cambiarán su "enfoque de la guerra", ya que los esquemas "lentos y tradicionales de la escalada ya no funcionan". 

El especialista recordó que uno de los grandes detonantes de la operación militar rusa en suelo ucraniano fue la intención del presidente Volodímir Zelenski de convertir a Ucrania en un país poseedor de arsenales nucleares con apoyo de la OTAN.

"La intención es poner a Rusia como el loco que está dispuesto a usar armas nucleares. Occidente ha hecho las mismas acusaciones en contra de Corea del Norte o de Irán. Pero todo es una jugada eminentemente mediática que sirve como elemento para apoyar la contraofensiva que llevó a cabo recientemente el ejército ucraniano. Una contraofensiva que, hay que decirlo, utiliza Ucrania para que los europeos [que les donan miles de millones de dólares en apoyo militar y financiero] digan: 'miren, sí está valiendo la pena la ayuda que les damos'", concluye el internacionalista. 

SPUTNIK

Página procesada en: 1,35 segundos.
Tiempo: 1.3681 segundos.