Los restos de Miguel Alandia Pantoja serán trasladados este mes al Museo de la Revolución

Los restos de Miguel Alandia Pantoja serán trasladados este mes al Museo de la Revolución

La Paz, 16 ene 2020 (ATB Digital).- Luego de seis años de haberse hecho el anuncio, los restos del muralista Miguel Alandia Pantoja —uno de los más grandes exponentes de la plástica boliviana— serán trasladados este mes al Museo de la Revolución Nacional (plaza Villarroel, Miraflores), según confirmó la familia Alandia Viscarra y la Secretaría Municipal de Culturas (Gobierno Autónomo Municipal de La Paz).

El martes 14 de enero, a mediodía, se procedió a la exhumación y cremación de los restos del artista que falleció el 2 de octubre de 1975, en Lima (Perú). Al poco tiempo fue enterrado en un nicho del cementerio paceño, que guardó sus restos durante 45 años.

“Este acto es fundamental, porque está en la línea de responsabilidad asumida como municipio y como parte de un programa de recuperación de la memoria. Vimos la necesidad de generar acciones para que podamos dar homenaje a estos hombres y mujeres, pero sobre todo, recuperar sus sueños e ideales, su obra y legado para que se pueda continuar con una especie de posta generacional”, resaltó el secretario municipal de Culturas, Andrés Zaratti, en el acto de homenaje.

En ese contexto, el municipio viene trabajando desde 2014 en la recuperación y preservación de la obra de Alandia Pantoja, a iniciativa de la familia Alandia Viscarra, el investigador Carlos Cordero y, posteriormente, el colectivo Cementerio de Elefantes.

“Es fundamental proseguir con este accionar como una deuda que tenemos con Miguel Alandia para poder, primero, preservar su obra, por lo que estamos trabajando para mantenerla como patrimonio nacional. En segundo lugar, la difusión de la misma. Para ello, el Museo de la Revolución generó un espacio donde, inicialmente, en 2014 había la idea de trasladar las cenizas del artista. Entonces, la familia no estaba totalmente de acuerdo, pero ahora han cambiado los tiempos. Este es un espacio donde puede dársele justo honor como a otros héroes de la revolución y todo este proceso que vivió el país”, complementó la autoridad edil.

Zaratti también se refirió a la preservación y restauración de varias de las obras del artista que se encuentran en el municipio de La Paz, “no sólo en el Museo de la Revolución, sino en otros lugares, como el mural que estaba en la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y que actualmente está en custodia del Ministerio de Culturas”. Se suma, un mural descubierto en el teatro Hernán Siles, de Milluni (Qutaña, Distrito 13 de El Alto), en 2017.

“Miguel (hijo del muralista) se siente agradecido. Dice que los restos de su padre irán a un lugar de los hombres notables de la historia de Bolivia. Un lugar en el que todos pueden apreciar su obra. Quiero anticiparme a invitarlos al traslado de sus cenizas al Museo de la Revolución. Existe ya un espacio que ha sido considerado para esto gracias a las gestiones de la Alcaldía de La Paz”, dijo Gustavo Viscarra Alandia, sobrino del muralista, quien llegó de Cochabamba.

“Es un acto de justicia. Estamos cerrando este ciclo y espero que a partir de ahora, los jóvenes seguidores de su obra puedan darle continuidad a esta reivindicación. Que sea una inspiración para todos”, agregó el investigador y politólogo Carlos Cordero, quien fue custodio del Museo de la Revolución entre 1998 y 2015 y uno de los impulsores del traslado.

A su turno, el representante del colectivo Cementerio de Elefantes, Javier del Carpio, se refirió a Alandia Pantoja como “inmortal, porque sus principios no son una posición individual, sino más bien una respuesta histórica. El objetivo, en adelante, es el compromiso —que las autoridades deben asumir como suyo— de rescatar su obra”.

Miguel Alandia Pantoja nació en Catavi, Potosí, el 27 de mayo de 1914. Fue uno de los gestores de la Casa de la Cultura Franz Tamayo y fundador de la Asociación Boliviana de Artistas Plásticos de Bolivia y el Sindicato de Artistas Revolucionarios. Fundó también la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia y la Central Obrera Boliviana.

Fue el único artista de la región en haber expuesto, por invitación del gobierno de México y del artista Diego rivera, en el Palacio de Bellas Artes en México DF. También fue representante del Partido Obrero Revolucionario y de los artistas plásticos en la Asamblea Popular, nombrado comandante de las milicias obreras que se enfrentaron a los militares durante el Golpe de Estado de Hugo Banzer Suárez.

Fue uno de los muralistas más prolíficos de Bolivia, cuya obra fue destruida casi en su totalidad en las dictaduras.

(Agencia Municipal de Noticias)

Página procesada en: 0,26 segundos.

otras noticias relacionadas: