Una FIL ‘exitosa’ pese a la restricción sanitaria

Una FIL ‘exitosa’ pese a la restricción sanitaria

La Paz, 27 sep 2021 (ATB Digital).- “Extraordinaria”, esa fue la palabra con la cual Ernesto Martínez, presidente de la Cámara Departamental del Libro, describió la edición 25 de la Feria Internacional del Libro (FIL) de La Paz, celebrada desde el 15 de septiembre hasta ayer en el Campo Ferial Chuquiago Marka.

“Puede ser que no haya habido feria el año pasado, puede ser que había la necesidad de salir luego de la pandemia, pueden ser muchas cosas, pero la respuesta del público y de nuestros expositores ha sido impresionante”, añadió en contacto con La Razón.

Para Martínez, el éxito radica en dos factores: la variedad tanto en las ofertas de libros como de eventos, por un lado; y la propuesta virtual, por otro.

“No hubo una sola actividad que no haya tenido público. El estimado es de 30 a 50 personas conectadas. Se amplió mucho el diálogo”.

Las cifras preliminares del número de visitantes estarán disponibles mañana, y las oficiales a fin de mes. “Queremos hacer una evaluación completa que la daremos a conocer”, remarcó. “Por ahora decimos que hemos igualado a la edición de 2019”.

‘La gente acudió masiva y entusiastamente’

“Esta feria tuvo una respuesta increíble de la gente que acudió masiva y entusiastamente como si no hubiese pandemia y eso nos ha sorprendido, porque también se ha reflejado en las ventas, parecidas a las de 2019”, comentó José Antonio Quiroga, director de Plural Editores.

Específicamente en su stand, la táctica fue la oferta ordenada de los libros. “Tuvimos novedades que la gente vino a buscarlas , pero también tuvimos una sección de liquidación de saldos que fue un éxito”.

La crítica negativa pasa por un tema de infraestructura general: “Nuestra observación es la misma de siempre, el campo ferial requiere de una inversión para concluirlo, tiene muchas precariedades”.

‘Bolivia se animó a celebrar una feria en pandemia’

Fernando Barrientos, fundador de la editorial El Cuervo, califica de ‘exitosa’ la FIL 2021, rescatando el hecho de que, en medio de la pandemia por el COVID-19, el mundo literario se uniera para reactivar el sector.


“Evaluaría la feria de manera muy positiva. Más allá de que sea la FIL número 25, es la primera feria en pandemia y eso es un hito y es empezar de cero. En ese contexto, fue muy exitosa en términos de convocatoria. En ninguna parte del continente, hasta ahora, se animaron a hacer una feria presencial, ni en Chile ni en Argentina. Bolivia lo hizo y es importante marcarlo”.

Señaló también que las ventas fueron remarcables y que el trabajo en redes atrajo a más público hacia el stand.

‘Los stands y las personas han sido responsables’

“Ha sido una feria muy positiva para La Viñeteca, nos hemos arriesgado y hemos hecho algo que algunos no se han animado: traer mucho material en un momento de mucho riesgo, pero todo salió bien. Las ventas fueron buenas y la recepción del público muy buena”, contó Joaquín Cuevas, dueño de la librería de manga, historietas, cómics y literatura gráfica nacida hace ocho años en La Paz.

A rasgos generales, la FIL, “a pesar de los problemas de organización que surgen siempre, fue positiva. Daba miedo volver durante la pandemia, nos sentimos preocupados por estar expuestos, pero se han tomado las medidas desde los stands y las personas han sido responsables”, aseguró.

En cuando a las críticas, “pensando en mejorar para el año que viene, se podría haber trabajado más en la agenda cultural”.

‘Debemos darle un ambiente más festivo a la feria’

La masiva participación de la gente en el contexto sanitario es el elemento destacado por Willy Camacho, de la editorial 3600.

“Lo positivo ha sido la respuesta del público, pensé que iba a ser menor por los temores que se tiene al virus y a los ambientes cerrados”.

Lo negativo, para el escritor y editor, “fueron las ventas que no aumentaron respecto a otras versiones. No nos ha ido mal, pero uno esperaría que luego de un año sin feria en esta ocasión hubiese habido un incremento alto”.

Concluyó que el aprendizaje radica en la forma de promocionar las obras. “Debemos darle un ambiente más festivo, que sea más cercano a un evento popular que a uno académico, quitarnos el terno y ponernos el blue jean. Esto lo hace menos intimidante, las actividades deberían ser pensadas en ese sentido, más de convivencia”.

Fuente: La Razón 

Página procesada en: 0,77 segundos.

Lo más visto de cultura

Tiempo: 0.7791 segundos.