Bolívar gana 1-0 a Always Ready con un final bochornoso

El Alto, 3 ago 2019 (ATB Digital).- Bolívar se impuso a Always Ready por la mínima diferencia la tarde de este sábado en el estadio Municipal de Villa Ingenio, donde el partido tuvo un final vergonzoso a causa de la determinación del árbitro Raúl Orosco sobre un tiro penal en tiempo de adición y que provocó la reacción de indignación de los bolivaristas.

Con el 0-1 en contra, Always Ready aceleró y en la prórroga hubo un tiro penal a su favor en una polémica decisión del cochabambino Orosco. Los reclamos de Bolívar paralizaron las acciones por diez minutos con invasión de cancha de la banca de alternos. Cuando todo se calmó, William Ferreira ejecutó el disparo, pero mandó la pelota contra el palo derecho.

Always Ready perdonó al rival. Tuvo un número mayor de ocasiones claras para llevarse el triunfo y cerró las acciones con un penal desperdiciado, jugada con el cual finalizó este compromiso que fue empañado por la actuación de la terna arbitral.

En los minutos finales del primer tiempo, Marcos Ovejero quedó solo frente a Leonel Moreira. La definición del atacante salió desviada por línea de meta en la mejor oportunidad que tendría el cuadro millonario.

En el inicio del complemento, el local llegó al área contraria primero con un disparo diagonal de derecha de Ovejero que el arquero Moreira desvió. El rebote fue tomado por Ronaldo Monteiro, quien remató al ras y de nuevo Moreira apareció para salvar el arco.

Bolívar estaba en apuros, sin salida y soportando la marcación rígida. La única manera que encontró para atacar fue con disparos de larga distancia y en los cuales el guardameta Raúl Olivares respondió de manera acertada.

El ingreso de Vladimir Castellón cambió el panorama del juego. Un desborde por derecha de Juan Carlos Arce permitió enviar un centro al área, Castellón se dio modos para bajar la pelota con la derecha y lanzar un zurdazo para anotar el 1-0 a cinco minutos del final reglamentario.

Orosco adicionó cinco minutos. En este tiempo, la terna perdió el control de las acciones. En un balón dividido José Orellana chocó contra un adversario dentro del área bolivarista. El balón impactó en el rostro del defensor y fue cuando comenzó el descontrol. Julio César Baldivieso empujó al árbitro asistente Ariel Guizada, pidiendo penal.

El árbitro central se dirigió hacia el cuarto juez Luis Yrusta (La Paz), después de manera extraña hizo el gesto del VAR (con las dos manos dibujó en el aire una pantalla) y señaló el punto penal. Toda la Academia se lanzó en contra de Orosco para pedir una explicación. Los oficiales de la policía tuvieron que intervenir para evitar agresiones físicas.

Arce, capitán de los celestes, arrojó el cintillo como señal de molestia. A la hora de la ejecución del disparo, la barra de Bolívar, ubicada detrás del arco de Moreira, lanzó objetos al campo de juego. Al final, Ferreira falló y Orosco dio por concluida las acciones sin reponer el tiempo que se perdió en las discusiones.

(APG)

Página procesada en: 0,2 segundos.