Bolívar pasó por encima al Audax y clasificó a los octavos de la Copa Sudamericana

La Paz, 4 nov 2020 (ATB Digital).- El Bolívar goleó 3-0 al Audax Italiano de Chile este martes y avanzó a octavos de final de la Copa Sudamericana, en partido jugado en el estadio Hernando Siles de La Paz.

El marcador global de esta llave de segunda ronda fue de 4-2 para el elenco boliviano tras la victoria de los chilenos en la ida por 2-1.

Víctor Abrego marcó el primer gol de los locales a los 21 minutos, Marcos Riquelme aumentó los guarismos a los 68 minutos después de una jugada colectiva y Roberto Carlos Fernández puso la cereza a la torta a los 90+7.

La Academia boliviana enfrentará en octavos de final al vencedor de la llave que disputan el Sao Paulo y Lanús.

El de este martes fue el primer partido que Bolívar gana como local desde el regreso del fútbol internacional tras el obligado confinamiento por la pandemia. Por Copa Libertadores, Bolívar había perdido en La Paz frente a Palmeiras y el paraguayo Guaraní.

Primera victoria
Lance movido desde sus inicios, con un Bolívar que tenía dominio del terreno y monopolio del balón pero sin ideas claras para abrir la cerrada defensa del Audax, que se plantó con cinco jugadores en el fondo, cuatro en el medio terreno y un solo atacante.

El Audax Italiano se dio modos para neutralizar a los 'académicos' que empezaban a abusar de los centros sin destinatario específico.

Muy temprano, a los 11 minutos, la visita perdió a su portero titular, José Devecchi, por una lesión tras un choque fortuito con un defensa boliviano. Fue reemplazado por Joaquín Muñoz.

Los esfuerzos de Bolívar alcanzaron fruto a los 21 minutos, cuando Víctor Abrego marcó el primer gol después de una jugada colectiva gestada por derecha. A partir de entonces, el juvenil Abrego se convirtió en el jugador más punzante del conjunto local.

A los 28 minutos tuvo un mano a mano con el portero Muñoz que providencialmente salvó lo que iba a ser el segundo tanto celeste y minutos después los locales estrellaron un balón en el parante.

Probablemente con algo más de tranquilidad, Bolívar pudo haber alcanzado más temprano una holgada diferencia, pero la necesidad de asegurar el resultado traicionaba sus nervios.

Bolívar bajó sus revoluciones y dejó de presionar permitiendo una cierta reacción de la visita, que presentaba a un huérfano Rodrigo Holgado carente de algún compañero que siguiera sus solitarias incursiones ofensivas.

El Audax Italiano surgió en el segundo tiempo con algo más de ambición, pero cuando más presionaba en busca de la igualdad llegó el segundo tanto de los locales. El goleador argentino Marco Riquelme culminó a los 68 minutos una buena combinación en la que participaron los ídolos celestes Erwin Saavedra y Juan Carlos Arce.

En la recta final, Audax adelantó líneas para buscar el tanto que le habría permitido forzar una definición por penales.

Pero en la agonía del cotejo (90+7) y con un Bolívar casi contra las cuerdas, Carlos Fernández estampó el tercer tanto del equipo paceño que terminó festejando una goleada y la clasificación.

(AFP)

Página procesada en: 0,73 segundos.