Coquimbo Unido festeja en Venezuela pase a octavos de final de la Sudamericana

Venezuela, 6 nov 2020 (ATB Digital).- El humilde club chileno Coquimbo Unido, con goles de Joe Abrigo y el argentino Lautaro Palacios, tuvo este jueves una jornada para recordar, al vencer 2-0 a domicilio al venezolano Estudiantes de Mérida y clasificar a los octavos de final en la Copa Sudamericana-2020.

Abrigo en el minuto 8 y Palacios en el 55 entraron en los libros de récords del Coquimbo Unido, pues firmaron en el Estadio Metropolitano de Mérida las primeras anotaciones del club fuera de Chile en competición oficial.

José Luis Marrufo, en el 74, fue expulsado en las filas académicas por doble amonestación.

El equipo pirata confirmó así un pase que ya tenía prácticamente en el bolsillo después de haber ganado 3-0 en casa la semana pasada.

La actual Sudamericana es apenas el segundo torneo internacional en el que compite el club, después de haberse estrenado sin demasiada suerte en la Copa Libertadores-1992. Su próximo rival será el peruano Sport Huancayo, que eliminó al uruguayo Liverpool.

Rápida sentencia
Estudiantes comenzó con ganas. Yorwin Lobo, en el minuto 3, sacó un disparo lejano que el portero visitante, el argentino Matías Cano, controló.

Sin embargo, con rapidez, el cuadro entrenado por Juan José Ribera echó por tierra cualquier opción rojiblanca de remontar.

Rubén Farfán por derecha y Abrigo por izquierda fueron letales: Farfán llegó a la línea de fondo, lanzó centro de banda a banda, y Abrigo pescó en el aire la pelota, después de un pique en el césped, para adelantar al equipo chileno con un poderoso zurdazo. El arquero Armando Araque, salió muy tímidamente al cruce, quedando a merced de Abrigo.

La anotación, por su doble valor para Coquimbo Unido en caso de empate en el marcador global, obligaba a Estudiantes a firmar cinco goles para darle la vuelta a la eliminatoria.

Si la remontada, desde el inicio, era difícil para el cuadro del argentino Martín Brignani, el 0-1 le tiraba la puerta en la cara.

Y Abrigo volvía a aparecer sobre el cuarto de hora de juego con un tiro que neutralizó Araque.

Ya sus aspiraciones habían quedado reducidas a la mínima expresión, aunque Estudiantes de Mérida decidió que si iba a quedar eliminado al menos iba a hacerlo disfrutando de los minutos de fútbol que le quedaban.

Jesús Meza como corazón de la ofensiva y Daniel Linárez proyectándose por el costado izquierdo intentaban que el trámite en el que se había convertido el encuentro, por lo menos, fuese entretenido. Linárez, en el minuto 31, sacó un cañonazo que puso a prueba a Cano.

No obstante, cuando Coquimbo Unido apretaba, Estudiantes de Mérida sufría. Jhon Salas estuvo a punto de anotar al recortar en el área para sacarse de encima un rival y chutar a bocajarro. Araque evitó su celebración.

El rebote le cayó a Diego Aravena, que remató desviado.

Puntilla
Coquimbo Unido puso cifras definitivas poco después del descanso por intermedio de Palacios, quien había ingresado como suplente por Farfán.

Abrigo disparó al borde del área local después de un flojo despeje de la zaga y sacó un disparo que se desvió en un defensa. Palacios, solo, se encontró con la esfera a sus pies y el guardameta vencido. No desperdició el regalo.

Estudiantes, frustrado, vio la expulsión del central Marrufo.

Todavía quedaban minutos, pero hace tiempo Coquimbo Unido había hecho lo necesario para concretar una inédita clasificación copera.

(AFP)

Página procesada en: 0,69 segundos.