De "ladrones" e "ignorantes" tildaba Maradona a los popes de FIFA

Argentina, 26 nov 2020 (ATB Digital).- Rebelde y transgresor, Diego Maradona, quien falleció este miércoles a los 60 años de un paro cardíaco, enfrentó sin miedo a los poderosos jefes de la FIFA, a los que llegó a tildar de "mafiosos", "ladrones", "dictadores" e "ignorantes".

A quien más combatió fue a Joseph Blatter, a quien acusaba de corrupto, cuando casi todos callaban y el suizo lejos estaba aún de ser destronado por graves delitos.

"Hay dentro de la FIFA una anarquía total. Hay un solo hombre que decide todo y no sabe absolutamente nada, un ignorante", lo atacaba Maradona en declaraciones públicas.

En campaña para desalojarlo del puesto de mandamás de la FIFA, manifestó: "Le ha hecho mucho daño al fútbol".

"Ha sabido rodearse de ladrones. Blatter le enseñó a robar a (el francés Michel) Platini", otro involucrado en el escándalo de corrupción FIFA-Gate, señalaba el excapitán albiceleste fallecido este miércoles de un paro cardíaco a los 60 años.

En aquellos tiempos, Maradona respaldaba el nombramiento en la FIFA del príncipe Ali bin Al Hussein de Jordania. Incluso aspiraba a un puesto de vicepresidente, pero el príncipe Ali retiró su candidatura.

"Blatter es un dictador vitalicio. Carece de la inspiración y la pasión que se encuentran en el mismo corazón del fútbol", decía el exjugador.

Al elevar el tono de la acusación, repudiaba "la admiración enferma que existe por Blatter, al igual que la que se le otorga a un antiguo jefe de la mafia que se las ha arreglado para permanecer fuera de la cárcel".

Nada de "nietito"
Su primer enfrentamiento fue con el brasileño Joao Havelange, a raíz de la hora del mediodía fijada para algunos partidos del Mundial de México 1986, bajo un sol abrasador y temperaturas extremas.

Para reforzar su cruzada de aquel momento, Maradona formó un sindicato de futbolistas.

"Havelange jugó al waterpolo, no puede hablar de fútbol", le criticaba. El brasileño respondía: "Este chico nunca estuvo en sus cabales".

Havelange intentaba a veces suavizar la relación y lo trataba de "hijo" o "nieto".

El exfutbolista, le respondía con dureza: "Tenemos orígenes diferentes. La relación es imposible, por más que diga que me quiere como a un hijo, nieto o bisnieto".

"Mi viejo (padre) es un santo al lado de este tipo", lo rechazaba.

El vínculo parecía mejor con Gianni Infantino. Incluso el ítalo-suizo lo nombró colaborador.

Pero después también se enemistó. "Le mandé una carta a Infantino porque desde que se fue Blatter no cambió nada. Hay falta de respeto total. Ahora sí voy a empezar a decir lo que pienso de la FIFA 'nueva'".

(Daniel Merolla / AFP)

Página procesada en: 0,66 segundos.
Tiempo: 0.6821 segundos.