Demoledor informe sobre el “estado Mbappé” en PSG: conflicto con el clan de Neymar, cambios de humor y cada vez más aislado

Demoledor informe sobre el “estado Mbappé” en PSG: conflicto con el clan de Neymar, cambios de humor y cada vez más aislado

París, 13 de octubre (ATBDigital).- La aparición de un titular en los medios europeos fue la gota que rebalsó el vaso: Mbappé quiere irse del PSG en enero. A horas del choque clave contra Benfica por Champions League, esa llamativa filtración fue un golpe al mentón. Lejos de perder fuerza, la escalada del conflicto creció y los diarios franceses comenzaron a dar crédito del deseo de la estrella que renovó su contrato hace apenas unos meses. La nueva guerra estaba declarada...

“Nos equivocamos, y yo el primero”, fue la frase que Kylian le dijo a sus familiares, según le confirmó una fuente al diario France Bleu. La disconformidad con las promesas incumplidas por la directiva, la situación de Neymar, la falta de refuerzos y la posición en la cancha son algunos de los argumentos que filtraron para justificar el enojo del atacante.

Pero eso es simplemente la punta del iceberg. La situación en el vestuario vive un nuevo capítulo de belicosidad tras lo sucedido en el “Penaltygate” de comienzo de temporada que tuvo a Kiki y Neymar en el ojo de la tormenta. El hecho no quedó archivado, pero no es el único punto que mantiene en conflicto al delantero con sus compañeros.

El diario L’Equipe realizó un minucioso informe contando lo que está sucediendo tras bambalinas y aseguran que Mbappé está “cada vez más aislado” en el vestuario y existe una “una impresión de un estado dentro de un estado”, según lo definió una fuente. Inclusive se animan a asegurar que el “Estado de Mbappé” está perdiendo adeptos y apenas cuenta con el respaldo de su amigo Achraf Hakimi, además de sus compatriotas Presnel Kimpembe, Nordi Mukiele y Hugo Ekitike, teniendo en cuenta que los dos últimos se incorporaron a la plantilla en el reciente mercado de pases. En ese combo de apoyos todavía tiene el espaldarazo del DT Christophe Galtier, quien hace equilibrio para intentar evitar que su plantilla explote por los aires.

“Un día llega al Camp des Loges, todo sonrisas, bromas y saluda a todos; y al día siguiente llega sin decir una palabra, no mira a nadie”, le relató a los periodistas Damien Degorre y Arnaud Hermant una persona con acceso a la intimidad del centro de entrenamiento.

La renovación de Mbappé con el club cuando quedaba libre y parecía que aceptaba la tentadora propuesta de Real Madrid llegó con dos hechos que hicieron crecer a su figura: una especie de carta blanca en la edificación del nuevo proyecto en torno a su jerarquía y el llamado del propio presidente de la República de Francia, Emmanuel Macron. “Se suponía que sería el corazón del nuevo proyecto del PSG, pero según sus dirigentes podría convertirse en un problema si su relación con los demás no mejora”, reflexionaron en el reconocido diario francés.

El proceso de eliminar los “clanes” dentro del vestuario se realizó a lo largo del mercado de pases, incluso empujando la salida de los argentinos Ángel Di María y Leandro Paredes. El grupo de sudamericanos en los camarines, con peso en el día a día, se “debilitó” pero en el inicio de la nueva temporada los que permanecieron en el club no se tomaron bien la “toma de posesión de Mbappé”. “Al principio no dijeron nada, observando en silencio la actitud de un jugador que se ha convertido en el jefe del vestuario”, relataron en el medio. Aunque tic tac de la bomba ya había empezado a correr cuando Neymar se enteró que el francés, con el que había trabado una gran relación apenas aterrizó en París, había dado vía libre para su venta.

Como si algo faltaba para completar el combo, Leo Messi y el brasileño se convirtieron en los líderes futbolísticos del equipo. Mostraron su mejor performance en el inicio de la Ligue 1 y la Champions. El “peso deportivo” del argentino fue creciendo quitándole una cuota de protagonismo a Mbappé. “Y ha aumentado su peso en el grupo, apoyado por Marquinhos y algunos hispanohablantes. En privado, varios expresaron su incomprensión: ¿por qué Mbappé merecía tanto poder?”, relataron.

En este demoledor informe titulado “En el PSG, crece el descontento contra Kylian Mbappé” también aseguran que tampoco se tomó bien la cercanía de la estrella con la dirección deportiva –a cargo de Luis Campos y Olivier Gagne– y con el nuevo jefe de la comunicación, Julien Maynard, muy vinculado a su entorno familiar.

El equilibrio, esperan en la directiva del club, sólo se mantendrá por el profesionalismo de todas estas estrellas que en apenas 40 días deberán iniciar su sueño de alzar la Copa del Mundo en Qatar. Pero mientras tanto tienen que capear el nuevo temporal que se desató en las últimas sobre las versiones de un “ejército digital” en Twitter contratado por algunos integrantes de la entidad para realizar en redes sociales “campañas violentas y sucias, en particular contra los medios y personalidades del club”, entre los que estaba Mbappé...

Página procesada en: 1,57 segundos.
Tiempo: 1.6118 segundos.