Dos goles y un lujo que desorientó al rival: las perlitas de Messi en PSG-Leipzig

Dos goles y un lujo que desorientó al rival: las perlitas de Messi en PSG-Leipzig

Francia, 19 oct 2021 (ATB Digital).- Fue en el amanecer del partido entre París Saint Germain y Leipzig, por la tercera fecha del Grupo A de la Champions League, cuando Lionel Messi generó el aplauso de todos en Parque de los Príncipes. A pesar de que ni él ni su equipo brilló demasiado a lo largo del cotejo, el argentino dejó un lujo digno de ser admirado. Leo recibió como número 5, de espaldas, y dejó pagando a Lukas Klostermann, quien pasó de largo y tuvo que echarse a correr desenfrenadamente para detenerlo.

Entre el capitán del cuadro alemán, el austríaco Konrad Laimer y un marcador más, lograron superar la línea del balón y pellizcárselo al 30 del PSG, que estuvo bastante contenido por el bloque defensivo medio y de la última línea del Leipzig. Esa jugada prosiguió a favor de los parisinos, pero se diluyó por un mal centro de Nuno Mendes.

En el inicio del gol de Kylian Mbappé, Messi estuvo a punto de cometer infracción en la medialuna del área propia, según se vio en la repetición. Por momentos se ubicó como extremo derecho y en otras ocasiones se ubicó en posición de enganche. Suelto, por todo el frente de ataque, no llegó a sentirse del todo cómodo. A los 22? protagonizó una pared fallida con Mbappé, quien se la devolvió pero no llegó a encontrarlo entrando en el punto de penal. Igualmente estaba adelantado. Y a los 37? sucedió lo mismo pero con los roles invertidos: Messi buscó al francés, pero le adivinaron la intención y cortaron la conexión.

En una de las últimas de la etapa inicial, tomó el balón recostado como extremo derecho y se cerró para buscar ángulo con la zurda. Sin embargo, lo taparon cuando ejecutó y el intento no prosperó.

El complemento mostró a un PSG decidido a quebrar nuevamente a su rival y a Messi encabezando varias jugadas ofensiva. En la primera, quiso la devolución de un Mbappé que pecó de egoísta, tiró desde la puerta del área grande y fue tapado. Eso generó una mueca de fastidio en el argentino, quien probablemente creyó apurado a su compañero. Todo se revertiría al minuto 67, cuando el francés recuperó en ataque y luego asistió al rosarino, que abrió el pie y anotó el empate parcial.

A falta de un cuarto de hora para el final, Mbappé primereó a su marcador en el área y cayó. La infracción pareció ser imperceptible, pero el árbitro italiano Marco Guidan sentenció la pena máxima y Messi pidió ejecutarlo. El dueño de la pelota se animó a picar el remate desde los doce pasos y engañó al arquero húngaro Péter Gulácsi, quien se la jugó sobre su izquierda. Fue el 3-2 definitivo para el elenco de Mauricio Pochettino, quien sufrió en defensa a lo largo de todo el cotejo.

En tiempo de descuento, la Pulga participó de un contragolpe en el que cedió en profundidad para Wijnaldum y terminó con falta dentro del área sobre Hakimi, que no fue sancionada en primera instancia por el juez de turno pero sí por el VAR. Messi le cedió la chance de marcar de nuevo a Mbappé, pero el 7 bravo la tiró por arriba del travesaño. El gesto, igualmente, fue bien tomado por su compinche de ataque.

Fuente> Infobae

Página procesada en: 0,85 segundos.
Tiempo: 0.8750 segundos.