El Mundial de rugby inicia con festejo japonés

Japón, 20 sept 2019 (ATB Digital).- Japón inauguró su Mundial de rugby con una colorida ceremonia, en la que mostró su cultura e historia, y una victoria amplia en el primer partido del torneo contra Rusia (30-10), aunque fuera un triunfo menos lucido de lo esperado.

El equipo local fue detrás en el marcador casi todo el primer tiempo, y solo un try a falta de un minuto para el descanso del wing derecho Kotaro Matsushima, que marcó tres de los cuatro de su equipo, permitió a Japón llegar al descanso con ventaja de 12-7.

Antes de ese segundo tiempo más brillante de los japoneses, en que anotó 18 puntos frente a un equipo ruso entregado al cansancio, el país asiático, a un año de los Juegos Olímpicos de Tokio-2020, enseñó su cultura e historia al resto del planeta, en la ceremonia de apertura.

Richie McCaw, uno de los exjugadores más emblemáticos neozelandeses, agarró la Copa Webb-Ellis y atravesó con ella un mar que recordaba la gran ola de Kanagawa, célebre estampa del pintor Hokusai, especialista del ukiyo-e, movimiento artístico japonés del siglo XIX.

El capitán de los All Blacks campeones del mundo de 2011 y 2015 la depositó en una columna y la dejó echándole un vistazo cómplice.

Poco después, el príncipe Akishino declaró inaugurado el Mundial.

"Espero que el torneo fortalezca los lazos entre los países participantes y ayude al crecimiento de este deporte alrededor del mundo. Declaró inaugurado el torneo", dijo el príncipe.

Elogio a los organizadores
Antes del príncipe tomó la palabra el presidente de la World Rugby, la federación internacional de este deporte, Bill Beaumont, que elogió a los organizadores.

"Todos ustedes deben sentirse muy orgullosos esta noche, han hecho historia. Sé que Japón será el organizador más receptivo. Son los mejores organizadores", afirmó el dirigente británico.

Tras ese festejo de la ceremonia, las celebraciones japonesas se tomaron un descanso en el primer tiempo del debut de su selección en el partido del Grupo A ante Rusia.

Pero en la segunda mitad, a los dos tries de Matsushima en el primer tiempo, Japón añadió rápidamente en el segundo un penal de Yu Tamura (44') y un try del tercera línea de origen sudafricano Pieter Labuschagné (46') para alejarse en el marcador.

Con los rusos rendidos, Matsushima hizo valer su velocidad para anotar su tercer try (69') y el cuarto de su equipo, lo que aseguraba un punto de bonificación a los locales.

"El partido mostró que los chicos estaban nerviosos. Hay puestas muchas expectativas en ellos. Nos hemos preparado bien, pero hasta que no llegas aquí, no te das cuenta de la presión que tienen", dijo el neozelandés Jamie Joseph, seleccionador de Japón.

Rusia solo fue capaz de marcar un penal en el segundo tiempo por medio de Yury Kushnarev (61').

Susto en primer tiempo
La fiesta japonesa había recibido un jarro de agua fría nada más comenzar el partido, ya que Rusia, en principio una de las selecciones más débiles del Mundial se adelantó con un try en el minuto 5, apoyado por el wing Kirill Golosnitskiy.

Kushnarev no erró en la conversión y Rusia se colocaba con un 7-0 a favor. Nadie esperaba eso.

Un try de Matsushima en el minuto 12, que falló en la conversión Tamura, parecía indicar que los Brave Blossoms podrían recuperarse pero Rusia aguantó todo el primer tiempo.

Japón, que participó en los ocho anteriores Mundiales, sueña con hacer historia y superar por fin la primera fase, sobre todo tras la esperanzadora campaña en Inglaterra-2015.

Hace cuatro años, ganó tres de sus cinco partidos, a Samoa, Estados Unidos y sobre todo a la bicampeona del mundo Sudáfrica (34-32), pero no le fue suficiente para acceder a cuartos.

Para Rusia, sin posibilidades en un grupo que completan Irlanda, Escocia y Samoa, este es su segundo Mundial, tras Nueva Zelanda-2011, donde quedó quinto y último de su grupo.

El torneo se presenta como uno de los más abiertos en la historia, ya que participan al menos cinco o seis equipos capaces de impedir que los favoritos de Nueva Zelanda conquisten un tercer título consecutivo, que constituiría una hazaña sin precedentes.

(Pablo San Román/AFP)

Página procesada en: 0,24 segundos.
Tiempo: 0.2499 segundos.