Lanús no perdonó a Independiente y completa triplete argentino en la Sudamericana

Argentina, 17 dic 2020 (ATB Digital).- Lanús se clasificó a las semifinales de la Copa Sudamericana 2020 al ganarle a Independiente por 3-1 (parcial 3-0) en el encuentro desquite de los cuartos de final jugado este jueves en el estadio Libertadores de América (Avellaneda, periferia sur bonaerense).

Tomás Belmonte (16), José Sand (18) y Nicolás Orsini (43) anotaron los goles para el contundente triunfo del 'Granate', mientras que el colombiano Andrés Roa (88) descontó para el Rojo.

Lanús, que apunta a ganar la Sudamericana por segunda vez después de su conquista en la temporada 2013, cerró la serie con un global de 3-1, luego del empate sin goles en el encuentro de ida, y se medirá en las semifinales con Vélez Sarsfield, lo que asegura un finalista argentino.

La restante semifinal la disputarán Defensa y Justicia, también de Argentina, y el chileno Coquimbo Unido.

La final se disputará el 23 de enero en el estadio Mario Kempes en Córdoba.

Fulminados
El empate en cero en el primer partido entre los dos equipos argentinos trasladaba la definición al desquite en el estadio del Rojo, pero la posibilidad de un cruce parejo hasta el último minuto se desvaneció muy pronto, con una contundencia demoledora del ataque de Lanús.

En una de las primeras aproximaciones al área local, Hernández quiso salir con un 'caño', pero la pelota quedó corta, y Belmonte, que llegaba a la carrera, estampó un derechazo seco y cruzado al rincón izquierdo de Sebastián Sosa, que no llegó a pesar de la estirada.

Como un noqueador potente, Lanús olfateó a un Independiente groggy y fue a liquidar la serie, en una ráfaga poderosa, con un ataque en el que Orsini le ganó el duelo a Barboza, De la Vega envió el centro atrás, y el balón le quedó servido al experimentado José Sand, de 40 años, que anotó el 2-0 con un zurdazo expeditivo.

Aunque todavía restaban más de 70 minutos, la serie ya se le hacía muy cuesta arriba a Independiente, que se veía obligado a anotar tres goles para revertir el encuentro, y aunque tenía el control del balón durante un buen pasaje, Lanús le hacía pagar con rigor cada desajuste defensivo.

La síntesis del encuentro se vio en el último tramo del primer tiempo, cuando Silvio Romero tuvo la chance de descontar con un zurdazo, pero despejó un defensor de Lanús, y enseguida, de un pelotazo de larga distancia desde el campo 'granate', Franco y Barboza se molestaron en el despeje y la pelota se la llevó Orsini, que definió con calidad por encima de Sosa.

Resignación
Así, con todo el segundo tiempo por delante, Lanús ya sellaba el boleto a semifinales, ante un Independiente incrédulo, sin respuestas ante un adversario rotundo, que no perdonó.

Lucas Pusineri, el DT de Independiente, les pedía a sus dirigidos que jugaran "con la cabeza alta", pero el local empezaba a resignarse, porque generaba ocasiones para descontar, pero no conseguía reducir distancias, a la vez que Lanús llegaba rápido con un par de toques y lastimaba cada vez que se acercaba al área local, como un toque apenas alto de Bernabei.

Alan Velasco no pudo definir solo frente al arquero Morales, y luego Federico Martínez buscó el descuento, pero Matías Pérez despejó sobre la línea cuando llegaba Menéndez para empujarla, en dos de las chances más claras que se le negaban al local.

A dos minutos del final, Andrés Roa descontó con un zurdazo al rincón, en un gol apenas decorativo, y para el honor de un Independiente que se quedó con las manos vacías, castigado con la eliminación por sus propios errores, y la efectividad de un Lanús que vuelve a ser protagonista en el nivel internacional, listo para hacer historia de nuevo.

(AFP)

Página procesada en: 0,7 segundos.
Tiempo: 0.7285 segundos.