Neymar y sus ataques de rabia desde que aterrizó en el PSG

Neymar y sus ataques de rabia desde que aterrizó en el PSG

Francia, 16 sept 2020 (ATB Digital).- Expulsado el domingo en la derrota del PSG ante el Marsella tras golpear a un rival al que acusó de proferirle insultos racistas, Neymar fue suspendido este miércoles con dos partidos en firme y otro cuyo cumplimiento queda en suspenso. El brasileño de 28 años suma varios ataques de rabia, tanto dentro como fuera del campo, desde que aterrizó en la capital francesa.

Primer Clásico, primera expulsión
10ª jornada de la Ligue 1 2017-2018, empate 2-2 ante el Marsella:

Aterrizado antes de comenzar el curso 2017-2018 por la suma récord de 222 millones de euros ($us 263 millones), Neymar descubre el Clásico del fútbol francés y la tensión que lo rodea. Durante muchos minutos, a pesar de los abucheos del Velodrome y de un partido caliente, el brasileño guarda la calma.

Pero cuando el Marsella se pone por delante en el minuto 78 gracias a Florian Thauvin, Neymar explota.

Primero una tarjeta amarilla por un pisotón a Morgan Sanson, que ya estaba en el suelo (85). Y dos minutos después la roja por empujar a Lucas Ocampos, que acababa de hacerle una entrada. El árbitro le expulsa y el brasileño sonríe.

El técnico del PSG entonces, Unai Emery, había pedido a los árbitros "proteger" a "los jugadores importantes", estimando que su estrella brasileña había sufrido numerosas faltas durante el partido.

Neymar fue suspendido a un partido, más otro condicional.

Sin jugar ante el United
Octavos de final de la Liga de Campeones 2018-2019, derrota contra el Manchester United (2-0, 1-3).

El mayor ataque de rabia de Neymar en el PSG lo lleva a cabo lesionado. Privado de los octavos de Champions ante el United, vive desde las gradas del Parque de los Príncipes la derrota 3-1 en la vuelta, con un penal controvertido señalado contra Presnel Kimpembe por mano después de que se recurriera al VAR.

"Es una vergüenza. Ponen a cuatro tíos que no comprenden nada de fútbol para mirar un tiro en cámara lenta delante de la tele. Que les den", señaló el brasileño en la red social Instagram.

La UEFA abre rápidamente una investigación y la sentencia cae seis semanas más tarde: el brasileño es supendido tres partidos de Champions, perdiéndose la primera parte de la fase de grupos de la temporada recién finalizada.

Golpe en la cara de un espectador
Final de la Copa de Francia 2018-2019, derrota contra Rennes (1-0).

La vuelta de Neymar se produce a finales de abril en la final de la Copa de Francia. Tras perder ante el Rennes, que conquista su primer trofeo en 48 años, en la entrega de medallas en la tribuna de honor del Stade de France, 'Ney' golpea a un espectador tras la derrota. La escena se hace viral en las redes sociales.

"No le insulté, le dije que habían estado pésimos, así es el juego. Cuando los jugadores llegaron; Verratti, Buffon... Les dije: '¡Fueron pésimos, vamos Rennes!'", señaló el espectador agredido, de 28 años, en L'Equipe.

Suspendido tres partidos por ese gesto, pierde el brazalete de capitán de la 'Seleçao' a pocas semanas de la Copa América, que finalmente no podrá disputar por una nueva lesión.

La prensa brasileña fue muy crítica con el ídolo del país y Thomas Tuchel, técnico del PSG, le recriminó. "No se puede hacer eso", señaló el alemán.

Bofetada a Álvaro y acusación de racismo
3ª jornada de Ligue 1 2020-2021, derrota contra Marsella (1-0)

Al final del partido, correspondiente a la tercera jornada de la Ligue 1, Neymar fue uno de los cinco jugadores expulsados (tres del PSG y dos del Marsella), en su caso por haber dado un ligera bofetada en la parte trasera de la cabeza de Álvaro González.

"Mi único lamento es no haber golpeado en la cara a este imbécil", señaló Neymar en las redes, acusando al español de haberlo llamado "MONO HIJO DE PUTA", en otro mensaje en Twitter.

El jugador del Marsella lo desmiente. "No hay sitio para el racismo. Carrera limpia y muchos compañeros en el día a día. A veces hay que aprender a perder y reconocerlo en el terreno", escribió.

(Kenan Augeard/AFP)

Página procesada en: 0,58 segundos.