River aplastó 6-2 a Nacional de Uruguay y enfrentará a Palmeiras en semifinales de Libertadores

Uruguay, 18 dic 2020 (ATB Digital).- El argentino River Plate se clasificó a las semifinales de la Copa Libertadores 2020 al golear al uruguayo Nacional por 6-2 (parcial 2-1), en el encuentro desquite de los cuartos de final disputado este jueves en el Gran Parque Central de Montevideo.

Jorge Carrascal (27), Nicolás de la Cruz (45), Bruno Zuculini (50) y Rafael Santos Borré (66, 72 y 79) anotaron los goles para el contundente triunfo 'millonario', mientras que Ayrton Cougo (45+1) y Santiago Rodríguez (54) achicaron cifras para el tricolor charrúa.

River selló la serie con un global de 8-2, ya que había ganado 2-0 el primer encuentro, disputado la semana pasada en Avellaneda (periferia sur bonaerense).

Nacional jugó casi todo el cotejo con diez jugadores por la temprana expulsión del arquero Sergio Rochet (17), que vio la tarjeta roja por una falta violenta sobre Matías Suárez.

En las semifinales, River se enfrentará con el brasileño Palmeiras, que viene de eliminar al paraguayo Libertad.

Punto de quiebre
La desventaja de dos goles por la caída en el primer partido obligaba a Nacional a buscar desde temprano, y así se plantó el equipo de Giordano, con la idea de ahogar a River en la salida, y así tuvo una buena oportunidad en un remate de Emiliano Martínez que exigió la estirada de Armani.

Pero River se asentó rápido, y el partido dio un vuelco con la expulsión de Rochet, que intentó despejar tras un pelotazo largo, dejó el balón corto para Matías Suárez y el arquero eligió cortar la acción con un planchazo alto al muslo del delantero, que le costó la tarjeta roja directa al portero.

Giordano dispuso la salida de Trezza para reacomodar el equipo y una defensa con tres jugadores, todo un riesgo ante un River punzante y veloz en ataque, y que enseguida facturó esos espacios con la apertura en el resultado.

Suárez quitó en la mitad de la cancha y metió un enorme pase para la escapada de Carrascal por la izquierda, el colombiano enganchó e hizo pasar de largo a Orihuela, y dejó sin chances al suplente Mejía con un remate estupendo al ángulo izquierdo, inatajable.

La ventaja le permitió a River dominar el desarrollo del partido a sus anchas, y por eso no extrañó que la visita aumentara la cuenta a los 45, en otro buen pase frontal de Suárez que encontró a De la Cruz; el charrúa se hizo lugar de la izquierda hacia el centro y definió con un derechazo a la escuadra izquierda.

Nacional respondió antes del descanso con el descuento, una buena acción colectiva que terminó con la definición de Cougo sobre la izquierda, ante la salida de Armani.

A sus anchas
El segundo tiempo se hizo abierto y emotivo, entre un River con la pólvora seca, listo para acribillar a un rival herido, y un Nacional orgulloso, que nunca dejó de ir en la búsqueda del descuento.

Así, enseguida llegó el tercer tanto visitante, cuando Zuculini empujó a la red para corregir un defectuoso remate de Suárez, y poco después, Santiago Rodríguez, que recién había ingresado, le ganó a un flojo cierre de Angileri y definió rasante para acercar otra vez al 'Bolso'.

Por un rato River bajó un poco la intensidad y Nacional, con un jugador menos, estuvo sorpresivamente a tiro del empate, en un cabezazo de Oliveros al palo derecho, y luego en un remate cruzado de Gabriel Neves, apenas desviado.

Pero el visitante mostró su esencia de candidato y terminó de pasarle por encima al equipo de Giordano con la aparición goleadora de Borré, al que le costaba encontrar el arco, y terminó su sequía con una tripleta en pocos minutos.

El colombiano anotó el cuarto tanto de River entrando solo por el medio, para conectar a la red un centro de Montiel, que había desbordado por la derecha.

Borré aumentó su cosecha goleadora con el quinto, nuevamente con un toque certero tras un estupendo centro de Montiel, y de manera similar llegó el sexto, con el delantero cafetero entrando a espaldas de todos, y después de que el envío de Montiel pasó entre los cuatro defensores de Nacional.

Contundente, River sentenció una serie que lo tuvo como claro dominador, y postergó una vez más a un Nacional que ofreció amor propio, pero insuficiente para equilibrar una llave en la que los ‘millonarios’ se impusieron por amplio margen y ratificaron su condición de favoritos, justo cuando la Libertadores ingresa en sus etapas más importantes.

(AFP)

Página procesada en: 0,7 segundos.
Tiempo: 0.7179 segundos.