River avanza a octavos de final y sumerge en problemas al eliminado Sao Paulo

Argentina, 1 oct 2020 (ATB Digital).- El argentino River Plate se clasificó a los octavos de final de la Copa Liberadores 2020 y al mismo tiempo eliminó al brasileño Sao Paulo, al que derrotó por 2-1 (parcial 2-1), en un partido jugado este miércoles por la quinta fecha del Grupo D.

Julián Álvarez (10 y 37) anotó los goles para el triunfo del 'millonario', mientras que Diego Costa (26) descontó para la visita, en el cotejo disputado en el estadio Libertadores de América, del club Independiente de Avellaneda, ya que River tiene el Monumental en etapa de refacciones.

Así, luego de cinco fechas, el ecuatoriano Liga de Quito (12 puntos) y River (10) aseguraron sus boletos a la ronda decisiva, mientras que Sao Paulo (4) y el peruano Binacional (3) ya no tienen chances en la Libertadores.

En la última fecha, a jugarse el 20 de octubre, River será local ante Liga de Quito en duelo por el primer puesto, mientras que Sao Paulo recibirá a Binacional, en cruce mano a mano por el tercer puesto y el boleto a la Copa Sudamericana.

El destape de Julián
Entre un River ambicioso como siempre y un Sao Paulo urgido por la necesidad, el cotejo tuvo un comienzo entretenido e intenso, y una paridad que pronto derivó en dominio del local, que tuvo la primera ocasión a los cinco minutos, cuando Montiel superó la marca de Leo y quedó mano a mano con Tiago Volpi, pero el arquero le detuvo el remate.

No tardó mucho más River en desbordar a un rival al que le costó adaptarse al ritmo intenso del equipo de Marcelo Gallardo, y llegó al gol luego de una gran jugada colectiva, que terminó con una combinación entre Nicolás De la Cruz y Borré, y la asistencia del uruguayo para Julián Álvarez, que definió al primer palo con un remate potente.

El Millonario tuvo otra ocasión para aumentar en un contraataque, pero Álvarez tardó en definir y prefirió asistir a Nacho Fernández, que obligó a Volpi a una salvada providencial luego de un bombazo cruzado.

Sin embargo, en el mejor momento del local llegó el empate transitorio para el conjunto paulista, en un tiro de esquina desde la izquierda, y en el que Diego Costa se anticipó a sus marcas para ganar por el medio del área chica y vencer a Armani con un cabezazo violento.

El empate brasileño no afectó en lo más mínimo a River, que poco después volvió a ponerse al frente en la cuenta, luego de un pelotazo a espaldas del carril izquierdo, por donde Matías Suárez se fue solo, eludió a Diego Costa y asistió a Álvarez, que entró por el medio y venció al arquero con un derechazo a quemarropa.

Candidato
Y es que Sao Paulo, en la necesidad de buscar un resultado favorable, trataba de adelantar sus líneas, pero dejaba un campo inmenso en el achique, y Suárez, con su velocidad, encontraba un terreno fértil para hacerle un lío tremendo a la insegura zaga visitante, por lo que River podría haber logrado una diferencia tranquilizadora en la primera mitad.

Todavía tendría el local dos chances más para aumentar en la segunda parte, con un centro cerrado de Borré que Suárez no llegó a empujar, y luego con una gran jugada de De la Cruz que asistió a Suárez, que se escapó en solitario, pero quedó con poco ángulo y remató a las manos del portero visitante.

A partir del minuto 65, Sao Paulo ajustó las marcas, se mostró más ordenado y prolijo en su andamiaje, y emparejó el juego ante un River que sintió el trajín del esfuerzo hecho en la mitad inicial.

Reinaldo, de buen despliegue en la segunda parte, escapó por izquierda y envió un centro que pasó a centímetros de la línea de gol; Leo cabeceó desviado dentro del área chica, y a cinco minutos del final, Brenner quedó solo ante Armani, pero su disparo dio en la pierna del arquero, y el colombiano Tréllez no pudo enviar el rebote a la red.

La mejoría en la última parte no le alcanzó a Sao Paulo para rescatar un punto que lo mantuviera vivo, y dejó Avellaneda con el sinsabor de verse eliminado, mientras que River mostró otra vez su chapa de candidato, justo cuando se acercan las series a todo o nada, donde el equipo de Gallardo se mueve como un experto en cruces de alto voltaje.

(AFP)

Página procesada en: 0,61 segundos.