Suspendido el partido Rayo Vallecano-Albacete por gritos de "nazi" al jugador Zozulya

España, 15 dic 2019 (ATB Digital).- El partido de la segunda división española de fútbol entre el Rayo Vallecano y el Albacete fue "suspendido" este domingo, debido a los "cánticos e insultos reiterados" contra el jugador ucraniano del Albacete Roman Zozulya, al que se le llamó "nazi", informaron ambos clubes.

"Debido a los reiterados cánticos e insultos proferidos durante la primera mitad del Rayo-Albacete, el partido queda suspendido", señaló el Rayo Vallecano en la red social Twitter.

"Con el respaldo de Rayo Vallecano, Albacete Balompié y la Liga, el árbitro y la Federación Española han decidido suspender el partido en Vallecas. Una decisión tomada con el único objetivo de salvaguardar los valores del deporte que amamos y de nuestra competición", añadió el Albacete.

Una parte de los aficionados del Rayo gritó "Zozulya es un nazi", acompañado de insultos, durante la primera parte, por lo que el árbitro José Luis López Toca decidió interrumpir el partido durante unos minutos.

Entonces se difundió un mensaje sonoro en el estadio para pedir que cesaran estos insultos.

El partido se reanudó, pero en el descanso los futbolistas del Albacete se negaron a seguir jugando, solidarizados con su compañero insultado.

Roman Zozulya fue cedido al Rayo en 2017 por el Betis, pero parte de la hinchada vallecana presionó para que la operación no se completara esgrimiendo que el internacional ucraniano de 30 años tenía vínculos con la ultraderecha.

El jugador, que explicó que simpatizaba con el ejército ucraniano en el conflicto contra los prorrusos pero negó cualquier relación con la extrema derecha, tuvo que volver al Betis y posteriormente fichó por el Albacete.

La Liga manifestó su "acuerdo" con la decisión de la suspensión, añadiendo que trabaja para "erradicar la violencia, el racismo y la xenofobia en los estadios".

"Es una noche muy triste para el Rayo y para el deporte", señaló a la prensa el presidente del Rayo Raúl Martín Presa.

"Condenamos con firmeza los insultos de una parte de los aficionados, situados en un fondo, hacia un jugador adverso. Sentimos pena y vergüenza de que esto haya pasado", subrayó el presidente, añadiendo que "habló y abrazó a Zozulya porque es un ser humano y merece respeto".

El vicepresidente del Albacete, Víctor Varela, subrayó el "comportamiento ejemplar del Rayo", solidario con el club visitante.

"Durante el primer tiempo, amigos me han contado que el jugador estaba llorando y destrozado cuando llegó a los vestuarios", añadió.

(AFP)

Página procesada en: 0,28 segundos.