Tras el caso del Manchester City, ¿seguirá vivo el Fair Play Financiero?

Tras el caso del Manchester City, ¿seguirá vivo el Fair Play Financiero?

Inglaterra, 15 jul 2020 (ATB Digital).- ¿Ha dado la justicia deportiva el golpe de gracia al Fair Play Financiero de la UEFA? La gran victoria obtenida el lunes por el Manchester City ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) obliga a preguntarse sobre la viabilidad del sistema pensado para regular y controlar los déficits en el fútbol europeo.

¿Qué es el Fair Play Financiero?
Está en vigor desde 2011. El Fair Play Financiero de la UEFA tiene por objetivo frenar el aumento incontrolado de las deudas de los clubes europeos, en busca de una mayor igualdad deportiva.

Para estar autorizado a jugar en la Liga de Campeones o la Europa League, cada club debe presentar un equilibrio financiero según una serie de parámetros. En grandes líneas: no debe gastar más de lo que ingresa.

En concreto, se fija un plazo de tres años y los clubes están autorizados en ese tiempo a gastar 5 millones de euros ($us 5,7 millones) más de lo que ganan. Sus pérdidas pueden alcanzar 30 millones de euros ($us 34,2 millones) en tres años si son cubiertas por entero por el propietario.

Los gastos para los centros de entrenamiento, la formación de jóvenes y el fútbol femenino no se tienen en cuenta.

¿Qué balance hasta ahora?
El Fair Play Financiero ha contribuido sin duda a reducir el endeudamiento en el fútbol europeo.

Según el último informe dedicado por la instancia dirigente del fútbol europeo a las finanzas de más de 700 clubes de alto nivel del continente, esas entidades han presentado un beneficio global combinado de 140 millones de euros ($us 159,6 millones) en 2018.

A modo de comparación, en el curso de los tres años anteriores a la puesta en marcha del Fair Play Financiero, las pérdidas acumuladas se elevaban a más de 5.000 millones de euros ($us 5.703 millones).

"Creo que el FPF (Fair Play Financiero) es una buena idea", estima el entrenador del Liverpool, Jurgen Klopp. "Está para proteger a los equipos y la competición, para que nadie gaste demasiado y que los clubes se aseguren de que el dinero que quieren gastar proviene de buenas fuentes", afirma.

Algunos estiman, por contra, que el Fair Play Financiero sirve a los intereses de gigantes históricos como el Bayern Múnich, el Manchester United, el Barcelona o el Real Madrid.

Esa norma de la UEFA protegería la posición de esos clubes de fuerte legado, con marcas conocidas mundialmente y con capacidad ya para generar enormes ingresos, lo que les permite tener mayor capacidad de gasto.

El caso del Manchester City
El TAS, tras revisar el recurso, anuló la suspensión de dos años de las competiciones europeas que pesaba sobre el Manchester City, desde una decisión de la UEFA en febrero.

El club inglés había sido acusado de haber sobreevaluado contratos firmados con patrocinadores ligados al grupo Abu Dhabi United, igualmente del propietario del City.

Acusaciones similares se formularon contra otro 'nuevo rico', el París Saint-Germain, propiedad de un fondo de inversión catarí, pero que ganó en 2019 su batalla judicial, después de que el TAS validara su apelación.

¿Tiene futuro el Fair Play Financiero?
"La decisión es un desastre", lamentó el entrenador portugués del Tottenham, José Mourinho, para quien "el Fair Play Financiero ha muerto".

Otras voces estimaron también que la victoria del Manchester City marca el fin de esa medida de la UEFA.

Sin embargo, la confederación del fútbol europeo asegura seguir "fiel a sus principios".

"Estos últimos años, el Fair Play Financiero ha desempeñado un papel importante en la protección de los clubes y en su viabilidad financiera", afirmó.

En el resumen de su decisión, el TAS explicó que los hechos "no estaban probados o estaban prescritos".

El TAS debe publicar un dosier próximamente y allí se verá bien si la prescripción de cinco años es lo que ha impedido el castigo al Manchester City. En ese caso, nada cambiaría sobre el fondo del reglamento y la UEFA podría continuar condenando a los clubes, intentando mantenerse dentro del plazo de cinco años para evitar una corrección como la del lunes.

(AFP)

Página procesada en: 0,33 segundos.