La nacionalización de Entel permitió incrementar sus utilidades promedio en 200%

La nacionalización de Entel permitió incrementar sus utilidades promedio en 200%

La Paz, 12 de junio de 2022 (ATB Digital).- Recientemente Entel, celebró 14 años de su nacionalización. En este tiempo, gracias a las medidas realizadas por el Gobierno, la empresa de telecomunicaciones pudo realizar las mayores inversiones y proyectos con el objetivo de modernizarse y expandir la cobertura de sus servicios.

Recientemente superó los seis millones de usuarios; se podría decir que uno de cada dos bolivianos eligió a la empresa estatal como su operadora.

Cada día y cada mes se instalan e inauguran más radio bases, lo que permite sumar poblaciones del país y áreas rurales a la interconexión.

El presidente Luis Arce destacó, recientemente, que Entel fue nacionalizada “para servir al pueblo boliviano en el marco de una empresa eficiente que genere recursos y utilidades”, que ofrezca servicios con base en el Modelo Económico Social Comunitario Productivo, que en 14 años logró importantes resultados para el país, entre ellos la reducción de la pobreza y el crecimiento del país.

El periódico Ahora El Pueblo entrevista al principal ejecutivo de Entel, Roy Méndez, para conocer los logros y los planes a futuro de la institución.

P.- ¿Qué significa la nacionalización para la empresa?

R.- Antes de la nacionalización, cuando la empresa se encontraba en manos extranjeras, se ejecutaban las inversiones exclusivamente en áreas rentables, es decir, las capitales de departamento y principalmente las capitales del eje troncal.

La nacionalización llega en 2008, año desde el cual nos propusimos como Entel, por mandato de la Constitución Política del Estado y lineamientos del Gobierno, el acceso universal a los servicios y la democratización de las telecomunicaciones.

Las personas recordarán cómo eran las telecomunicaciones en el 2008, y cómo a partir de ese momento se avanzó hasta ahora, que incluso existe comunicación de óptima calidad en carreteras y en poblaciones en las cuales antes la cobertura era escasa o nula.

P.- Al mismo tiempo, ¿qué significa este proceso para Bolivia?

R.- Debo enfatizar que gracias a la inversión del Estado y a la rentabilidad de la empresa, se permite en la actualidad, asegurar el acceso equitativo a las telecomunicaciones – que es un derecho humano fundamental – y al despliegue de nuevos servicios, vectores de desarrollo económico y de soberanía nacional.

A partir de la nacionalización, se tuvieron los principales logros de rentabilidad de la empresa, generado utilidades en más de 760 millones de bolivianos en promedio anual, mientras que en el periodo en el que la empresa se encontraba en manos extranjeras solo se llegaba en promedio a 256 millones, es decir, la nacionalización ha incrementado la utilidad promedio de la empresa en más del 200%.

P.- Entel se consolida como la principal empresa de telecomunicaciones en el país, ¿es esto una realidad?, ¿cómo se logró?

R.- Sí, es una realidad, ya que estamos hablando de una cobertura de servicios en más de 19.700 localidades de Bolivia. Más de 9.400 estaciones radio base en operación y un despliegue de más de 27.600 Km. de fibra óptica, que enlazan a más de 300 capitales de municipios con la mejor tecnología en telecomunicaciones.

Logramos alcanzar la confianza de más de 6.3 millones de usuarios en telefonía móvil, gracias a la preferencia que tiene el público en nuestros servicios, especialmente por la cobertura de Entel S.A. en todo el país. Cobertura que continúa creciendo porque seguimos ejecutando proyectos para servicios móviles tanto en las grandes ciudades como en las áreas rurales.

P.- ¿La empresa atravesó una etapa de crisis durante el golpe de Estado?, ¿cuáles fueron las acciones para restituir los logros que se tenían con anterioridad?

R.- Durante esa crisis, la Empresa Nacional de Telecomunicaciones fue paralizada y mal administrada. En el año 2019, previo al golpe, tuvimos 921 millones de utilidades. En el gobierno de facto, el 2020, dichas utilidades cayeron en un 45%.

En Entel hicimos los esfuerzos necesarios para recuperar y mejorar nuestros ingresos, sin descuidar la expansión de nuestra infraestructura y cobertura.

P.- Al presente, ¿cuáles son las fortalezas de la empresa?

R.- Entel S.A. avanzó con una cobertura de servicios móviles sin precedentes en la historia de Bolivia; con tecnología y despliegue de infraestructura para todo el país, dando como resultado más de 19.700 localidades beneficiadas.

Hemos alcanzado con cobertura a poblaciones donde ningún otro operador de telecomunicaciones puede llegar; contamos con una vasta presencia de estaciones radio base, de las cuales más del 62% están instaladas en las áreas rurales.

Al momento estamos ejecutando el proyecto IRB III para instalar 103 nuevas estaciones radio base en áreas rurales alejadas, de tal manera que sus habitantes puedan tener los servicios de telefonía móvil y acceso a internet como en ciudades de mayor población.

Conociendo los avances de la tecnología, estamos trabajando en proyectos de modernización de las estaciones radio base para llevar el servicio de acceso a internet de banda ancha a todas las regiones del país, con mayor calidad y mejor experiencia para el usuario.

La modernización de nuestras estaciones radio base ya brinda el acceso a internet de alta velocidad a más de 2,5 millones de habitantes en 2.494 localidades del Estado Plurinacional de Bolivia.

P.- ¿Cuáles son los retos más importantes que se ha planteado como responsable de la empresa de telecomunicaciones?

R.- Apuntamos, gracias a la buena infraestructura de Entel S.A., a dotar de los servicios de telecomunicaciones en las áreas rurales a través de las redes de fibra óptica. Tenemos, para orgullo de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones y del pueblo boliviano una gran cantidad de localidades, de las áreas rurales, que ya cuentan con la misma calidad de servicios que tienen las capitales y ciudades grandes del país.

En agosto del pasado año dimos un paso muy importante en la evolución y transformación de la empresa, dejando de ser una empresa de telecomunicaciones convencional pasando a prestar otro tipo de servicios, como ser el lanzamiento de la aplicación Entel TV Smart, que permite el acceso a canales de televisión en vivo y a contenido de video a demanda, en la palma de la mano, todo ello a través de los teléfonos inteligentes que poseen los usuarios, tanto para clientes de Entel S.A. como de los otros operadores móviles.

En noviembre, Entel S.A. llegó a los 6 millones de usuarios de telefonía móvil a nivel nacional, lo que también fue un logro significativo porque refleja la preferencia de la población, pero además ratifica nuestra posición como la empresa líder en telecomunicaciones en el país.

La gran satisfacción que tiene Entel es poder ampliar y llegar a más comunidades con los servicios de telecomunicaciones de alta calidad.

P.- ¿La inclusión social es parte de los aportes como política empresarial?

R.- Esa es la característica de Entel S.A., a partir de la nacionalización, la inclusión social y la democratización de los servicios de telecomunicaciones, sin duda son los objetivos principales de la empresa.

Y nuestra rentabilidad va en beneficio de los bolivianos, es decir, aproximadamente la mitad de las utilidades de Entel, está destinada a la Renta Dignidad, aportando a la fecha más de 5.090 millones de bolivianos. También somos parte de las empresas estratégicas del país que aportan al Bono Juancito Pinto, con más de 638 millones de bolivianos.

P.- ¿Cuáles son las principales perspectivas u objetivos de la empresa a futuro?

R.- Continuaremos con la expansión de la cobertura de nuestros servicios en las áreas urbanas y rurales, tanto con estaciones radio base, como con nuestras redes de fibra óptica. Así también trabajaremos en la modernización de los sistemas y equipamientos respectivos.

Acabamos de suscribir un contrato para la ejecución del proyecto “Instalación de Comunicaciones por Radio Bases – Fase IV”, que prevé la implementación de al menos 220 nuevas estaciones para alcanzar a localidades alejadas y dispersas en el territorio boliviano.

Para esta Fase IV del proyecto, se estiman alrededor de 40 nuevas estaciones radio base en La Paz, 38 en Santa Cruz, 28 en Potosí, 22 en Cochabamba, 22 en Chuquisaca, 19 en Beni, 15 en Pando, 12 en Oruro y 11 en Tarija, existiendo la posibilidad de implementar un número mayor al estimado por departamento, con el objetivo de brindar los servicios de telefonía móvil y acceso a internet en localidades que aún no cuentan con estos servicios.

La implementación de las aproximadamente 220 nuevas estaciones radio base beneficiarán especialmente a zonas fronterizas y comunidades alejadas en las áreas rurales con poblaciones entre 50 a 2000 habitantes.

Roque Roy Méndez Soleto

Es ingeniero electrónico con experiencia en Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información y Comunicación-TIC, Gestión Pública, Gerenciamiento de Empresas de Telecomunicaciones, docencia universitaria en las áreas de Telecomunicaciones y TIC.

Reseña Académica y Experiencia Laboral:

Ingeniero Electrónico, obtuvo su título en la Universidad Mayor de San Andrés en la ciudad de La Paz-Bolivia, Diplomado en Educación Superior de la Escuela Militar de Ingeniería de la ciudad de Santa Cruz, docente universitario. Realizó diversos cursos de especialización en áreas de Telecomunicaciones, Administración y Dirección de Empresas.

Desempeñó cargos de alta responsabilidad, tales como Viceministro de Telecomunicaciones; en dos ocasiones Gerente General de la Empresa Nacional de Telecomunicaciones Entel S.A., Director Ejecutivo de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes-ATT del Estado Plurinacional de Bolivia

Página procesada en: 2,42 segundos.
Tiempo: 2.4343 segundos.