Ministerio de Economía garantiza que la deuda pública externa está en el marco de la sostenibilidad

Ministerio de Economía garantiza que la deuda pública externa está en el marco de la sostenibilidad

La Paz, 25 abr 2021 (ATB Digital).- El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas informó este domingo que la sostenibilidad de la deuda pública externa está garantizada porque alcanzó a $us 12.171,7 millones al 31 de diciembre de 2020, lo que equivale a un 31,7% del Producto Interno Bruto (PIB), que está por debajo de los límites referenciales de organismos internacionales.

“El Ministerio de Economía informa que el saldo de la deuda externa pública a mediano y largo plazo, al 31 de diciembre de 2020, alcanzó a $us 12.171,7 millones. Sin embargo, no es suficiente conocer solo el saldo, el dato revelador es su relación con el PIB, el cual muestra que el saldo de la deuda externa pública de Bolivia equivale a alrededor de 31,7% del PIB y se ubica por debajo de los límites referenciales de organismos internacionales que establecen un tope de 40% (Marco de Sostenibilidad de la Deuda BM-FMI), y 50% (parámetro de la Comunidad Andina de Naciones-CAN)”, menciona en un boletín institucional.    

También explica que el Gobierno nacional recibió una pesada herencia producto de la mala administración de las finanzas públicas de la gestión del gobierno de facto, caracterizada por un incremento descontrolado de la deuda interna del Tesoro General de la Nación (TGN) con la contratación de créditos de liquidez y de emergencia por más de Bs 18.000 millones.

Además, menciona que, velando por la sostenibilidad del endeudamiento interno, el Estado trabaja para administrar esa pesada carga sin poner en riesgo las finanzas, al igual que se tuvo que administrar el peso de la deuda interna en 2006, cuando se tuvo que ampliar plazos, bolivianizar la deuda y reducir tasas de interés, lo cual permitió retornar a la senda de la estabilidad.

Por otro lado, indica que es necesario recordar que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, en su documento Panorama Fiscal de América Latina y el Caribe 2021, estima que la recuperación de las economías no será hasta 2023, por lo que ve necesario un acceso internacional equitativo a las vacunas contra el COVID-19, mayor disponibilidad de financiamiento para ampliar el espacio fiscal y reformas en la arquitectura financiera internacional que aseguren el acceso a nuevo financiamiento de todos los países en desarrollo.


“Actualmente, la mayoría de los países se encuentra adoptando mayor endeudamiento a fin de poder financiar sus planes de recuperación económica y la lucha contra el COVID-19, situación similar asume el Estado boliviano, que debe además reconstruir la economía después de medidas de política económica mal aplicadas y decisiones desacertadas del gobierno transitorio”, añade.

En ese contexto, esa cartera de Estado rechaza las afirmaciones vertidas por la Fundación Jubileo sobre una supuesta insostenibilidad con argumentos que no condicen con un análisis académicamente serio y que más parecen responder a posiciones pseudocientíficas, que pretenden generar incertidumbre y nerviosismo respecto a la economía nacional.

El documento recuerda que la Fundación Jubileo puso en duda la semana pasada la sostenibilidad de la deuda pública de Bolivia, con un análisis de datos que se limita a una descripción de ingresos y gastos, con varios errores metodológicos dentro de los cuales destaca el análisis de los datos nominales de la deuda.

Asimismo, expone que para establecer la sostenibilidad de la deuda pública existen varias metodologías que son reconocidas a nivel internacional y que, en general, incluyen proyecciones de mediano plazo de las principales variables macroeconómicas, las cuales no se limitan a un análisis descriptivo como lo hace la Fundación Jubileo.

“La falta de rigurosidad del análisis por parte de Jubileo también se refleja en la descripción de los datos nominales de la deuda pública cuando lo utilizado a nivel internacional es el análisis de los saldos de la deuda pública externa en relación al PIB, que es la forma de relacionar las obligaciones asumidas respecto a la capacidad de pago de un país”, acota.

Finalmente, establece que resulta irresponsable que se generen este tipo de opiniones sin guardar los parámetros mínimos para un análisis de deuda y llama la atención que la Fundación Jubileo no haya advertido a la sociedad, el año pasado, cuando se producía el enorme endeudamiento interno del TGN, lo cual genera sospechas de la existencia de una probable afinidad con el gobierno transitorio. (ABI)

Página procesada en: 0,73 segundos.
Tiempo: 0.7393 segundos.