El Señor de los Anillos: El ingenioso truco que evita que el anillo rebote en esta escena

El Señor de los Anillos: El ingenioso truco que evita que el anillo rebote en esta escena

Mundo, 3 may 2022 (ATB Digital).- Hay sagas cinematográficas que han conseguido destacar por su trabajo delante y detrás de las cámaras. Harry Potter, Star Wars, el Universo Cinematográfico de Marvel... Una de las franquicias de las últimas décadas que también destaca sobre el resto es El Señor de los Anillos, la trilogía dirigida por Peter Jackson que adapta la historia escrita por J.R.R. Tolkien.

El trabajo detrás de las cámaras La Comunidad del Anillo, Las dos torres y El retorno del rey es notable y se premió en los Oscar -El retorno del rey sumó un total de 11 estatuillas-. Un ejemplo de la forma artesanal en la que trabajaba el equipo de la trilogía, y las soluciones que encontraban para ciertas escenas, es la historia de cómo consiguieron que el anillo único no rebotase al caer contra el suelo.

Nos situamos al inicio de La Comunidad del Anillo, la primera entrega de la trilogía. Tras desaparecer durante la celebración de su cumpleaños, Bilbo Bolsón (Ian Holm) está preparándose para abandonar su hogar en Hobbiton (La Comarca) y marcharse a vivir con los elfos. Antes de emprender el camino debe desprenderse de su querido anillo tal y como le promete a Gandalf (Ian McKellen).

Después de unos segundos en los que Bilbo se queda mirando el poderoso anillo en la palma de su mano, el hobbit lo deja caer al suelo. Si te fijas en ese momento, cuando la joya toca el suelo no rebota, algo que no se corresponde con lo que ocurriría en la vida real si lanzamos un anillo al suelo.

'El señor de los 

Este pequeño efecto está destinado a ilustrar la gran carga que supone para su portador el poderoso anillo y, para conseguirlo, el equipo técnico utilizó un truco simple, pero eficaz. En el audiocomentario del DVD de La Comunidad del Anillo, se revela que se colocó un imán debajo del suelo para hacer que el objeto se quedese clavado al caer. 

Tras la marcha de Bilbo comienza el peligroso e importante viaje para su sobrino Frodo (Elijah Wood) y el resto de personajes protagonistas, desde el montaraz Aragorn (Viggo Mortensen) hasta el elfo Legolas (Orlando Bloom) y el enano Gimli (John Rhys-Davies) pasando por otros hobbits como Sam (Sean Astin), Pippin (Billy Lloyd) y Merry (Dominic Monaghan). 

Otra de las soluciones artesanales para la película fue la de conseguir las diferencias de estatura entre los hobbits y Gandalf. En lugar de CGI, Jackson y su equipo utilizó la perspectiva y experimentó con ángulos y puntos de vista. Por ejemplo, colocaron a los hobbits más alejados de la cámara y a Gandalf más cerca, y también crearon escenarios con objetos de diferente tamaño para conseguir la sensación de que hay personajes más grandes que otros. 

Sensacine

Página procesada en: 1,13 segundos.
Tiempo: 1.1419 segundos.