Los secretos de Amber Heard: un padre abusivo, su amorío con James Franco y una acusación de su ex por un trío con Elon Musk

Los secretos de Amber Heard: un padre abusivo, su amorío con James Franco y una acusación de su ex por un trío con Elon Musk

Mundo, 16 may 2022 (ATB Digital).- Aunque su tumultuosa y abusiva relación con Johnny Depp la convirtió en una figura pública, la actriz de 36 años tiene un nombre por derecho propio en Hollywood. Ha participado en más de 40 producciones de cine y de televisión. Ha recorrido un largo camino desde la estrella en ascenso de “Pineapple Express”, aunque es cierto que su estrellato no es sólo el resultado de su trayectoria profesional. Hoy busca dar vuelta ese destino.

Desde su muy publicitado divorcio de Depp, Heard ha sido un nombre recurrente de los tabloides. Su reputación está en juego ya que su ex marido la está demandando en un explosivo juicio por difamación que deja al descubierto los excesos de un matrimonio tóxico que duró sólo 15 meses. Si bien los fanáticos de Depp se han expresado a su favor durante todo el juicio, Heard también tiene sus defensores. La actriz Ellen Barkin, por ejemplo, afirmó en 2020 que Depp alguna vez fue violento con ella. Además de su volátil relación con Depp, Heard ha tenido que soportar varias dificultades a lo largo de su vida.

En sus años de juventud, la originaria de Austin, Texas, compitió en concursos de belleza. En 2014 concedió una entrevista para Vanity Fair donde recordó algunas experiencias que vivió durante su niñez, en especial la cercanía que mantenía con su progenitor, quien le habría enseñado a disparar. “Mi papá es el típico tejano de la vieja escuela, le encanta cazar. Seis días de la semana comíamos lo que mataba. Me llevó al campo de tiro desde el momento en que podía, sostuve un arma y practiqué tiro al blanco casi toda mi vida”, declaró.

A los 16 años, su mejor amiga murió en un accidente de auto. A los 17 años, abandonó la escuela para dedicarse a la carrera de modelo en Nueva York, hasta que cambió de rumbo para intentar actuar en Los Ángeles. La fama mundial le llegó gracias a la película de 2018 “Aquaman” con Jason Momoa. Su secuela “Aquaman and the Lost Kingdom” está prevista que se estrene en 2023. Pero más de 4 millones de personas firmaron una petición para que Heard sea eliminada de la próxima película de DC Comics dirigida por James Wan por la personalidad patológica que se está revelando en el juicio con su ex.

Depp demandó a Heard por supuesta difamación por un artículo de opinión que la actriz escribió en 2018 para el diario The Washington Post, en el que no lo nombra, pero se describe a sí misma como “una figura pública que representa el abuso doméstico”. Depp ha pedido USD 50 millones por daños y perjuicios. Heard, por su parte, presentó una contrademanda, solicitando USD 100 millones de indemnización.

Sobreviviente

Durante el juicio por difamación de Depp contra Amber Heard, se reveló que tanto él como su ex esposa tuvieron una crianza abusiva, lo que supuestamente exacerbó lo que la terapeuta de parejas llamó “abuso mutuo” en su matrimonio. En el caso de Heard, su padre la golpeaba a diario. Detalló brevemente su infancia traumática para The Washington Post en 2018, escribiendo: “Estuve expuesta al abuso a una edad muy temprana”. En la revista Wonderland, dijo que había sobrevivido a múltiples traumas a lo largo de su vida.

En el cuarto día del explosivo juicio entre Depp y Heard, Laurel Anderson, psicóloga clínica y consejera matrimonial de la ex pareja, afirmó: “Ambos fueron víctimas de abusos en sus casas. Creo que él se mantuvo bajo control durante décadas hasta que con Heard se descontroló y se involucraron en lo que vi como un abuso mutuo”.

Al ser cuestionada sobre si Depp fue violento con Heard, la terapeuta afirmó que “sí” y que llegó a ver “múltiples” moretones en la cara de ella. Posteriormente, Anderson señaló que, en sus sesiones de terapia, la actriz llegó a reconocer que también golpeaba a Depp durante sus peleas. “Si Depp se iba para bajar la intensidad de la pelea, ella le pegaba para mantenerlo allí porque prefería estar en una pelea a que él se fuera”, relató la terapeuta tras asegurar que Heard, conocida por su papel en “Aquaman”, tenía pánico al abandono.

La relación de Heard con su padre también se mencionó en el juicio por difamación de Depp contra The Sun. Comparándolo con Depp, reveló que el patriarca de la familia luchó contra la adicciones y descargó su ira tanto con su esposa como con su hija. Sobre la relación de sus padres, la actriz afirmó: “Se amaban, pero él fue muy violento con ella hasta el final”.

Heard dijo que Depp hizo que su padre alcohólico y violento “pareciera un santo”. Alegó que trató de ocultar el comportamiento abusivo de su esposo para que el “mundo” no supiera el “monstruo” que podía volverse. Dijo que la estrella era como “Dr. Jekyll y Mr. Hyde”, según los mensajes de textos entre la actriz y su madre, Paige, revelados durante el juicio por difamación que Depp perdió contra The Sun en 2020 por llamarlo “golpeador de esposas” .

La relación de Heard con su madre, Paige, no siempre fue perfecta. En el estreno de “Black Mass” en 2015, The Mirror publicó un video en el que se podía ver a Heard gritando a su madre por hablar con la prensa en la alfombra roja. Y, en mensajes de texto obtenidos por The Blast, Paige pareció ponerse más del lado de Depp cuando su hija presentó una orden de restricción en su contra, asegurándole a su ex yerno que lo amaba: “Su abogado le dijo que tenía que hacerlo y que tenía que hacerlo hoy. Por eso quería hablar contigo. Te juro que esto no fue idea de ella”, le escribió la madre de la actriz a Depp. “Por favor, no muestres esto si alguna vez hablas nuevamente con Amber. Te amo hijo”.

Pero a pesar de estas diferencias, Heard siempre fue cercana a su madre, fallecida en 2020. La actriz dijo que su relación con Paige fue su único consuelo durante su volátil matrimonio con Depp. Fue la única persona en la que podía confiar por su compasión. “Me sentí segura hablando con mi mamá, porque sabía que ella entendía esta dinámica y que no me juzgaría por quedarme con él, por amarlo, a pesar de que esto estaba pasando”, dijo.

La médica Dawn Hughes, la primera testigo convocada por el equipo de defensa de Heard, dijo que la actriz sufrió un trastorno de estrés postraumático después de su matrimonio con Depp, debido a los abusos que sufrió a manos de él.

“Cuando estaba borracho o drogado, la tiraba sobre la cama, le arrancaba el camisón y trataba de tener sexo con ella”, dijo Hughes. “Hubo momentos en que la obligó a darle sexo oral cuando estaba enojado con ella”, agregó la psicóloga forense.

En un testimonio más gráfico, Hughes describió cómo supuestamente Depp realizó “una búsqueda en la cavidad” de las partes íntimas de Heard con los dedos, y dijo que la actriz se “desvinculó” cuando supuestamente Depp abusó de ella con una botella.

Hughes dijo que la actriz era particularmente vulnerable después de crecer en un hogar abusivo, donde aprendió “a amar a alguien que la lastimaba”.

Heard y su hermana, Whitney Henriquez, también han tenido una relación difícil durante mucho tiempo. Henríquez aparentemente le rogó a su hermana que no se casara con Depp.

En 2020, testificó que “se sintió enferma” cuando descubrió que su hermana estaba comprometido con la estrella de “Piratas del Caribe”. “Le dije que era una mala idea y le supliqué que no lo hiciera”, recordó. Sin embargo, Heard siguió adelante con su boda.

Cuando se casó con Depp a pesar de las protestas de su hermana, Heard acusó a Henríquez de tratar de vender las fotos de la boda de la pareja a los medios. Ella lo negó, pero Heard, al sentirse traicionada, la echó del apartamento en el que se alojaba.

Ante el Tribunal Superior de Londres, la hermana de Heard narró varios episodios de violencia que presenció cuando vivió con la pareja en el mismo edificio de Los Ángeles en 2016. Dijo que la relación de su hermana con el actor fue “tumultuosa desde el principio” y dijo que Depp la empujó por las escaleras cuando intentó frenar una pelea y que fue su hermana quien la defendió. También señaló al actor de ser “celoso y posesivo”.

Heard afirmó en el juicio que golpeó a Depp sólo en defensa propia o para proteger a su hermana menor. “Durante años fui el saco de boxeo de Johnny”, aseguró.

Del flechazo al escándalo: besos y una boda con excesos


Durante el juicio en Virginia, EEUU, Depp testificó que la pareja no tuvo mucha interacción en el set de “The Rum Diary” hasta que filmaron una escena romántica. “Estaba tomando una ducha, entraba y nos besábamos”, dijo. “Ese momento se sintió como algo que no debería sentir porque ella tenía a su novia y yo tenía a Vanessa y a los niños”.

Más tarde ese día, Heard visitó a Depp en su camarino, escucharon blues y volvieron a besarse. No reanudaron su relación hasta unos dos años después, cuando se reunieron para una rueda de prensa para la película en Los Ángeles. Heard se había separado de su novia, la famosa fotógrafa Tasya van Ree, y Depp había puesto fin a su matrimonio de 14 años con la actriz y cantante francesa Vanessa Paradis, madre de sus dos hijos. En 2014, la pareja oficializó su romance. Un año después, Heard ya lucía un costoso anillo de compromiso.

En esta revelación de los detalles sobre el inicio de su historia de amor, Depp también desveló los apodos íntimos que utilizaban para llamarse el uno al otro. Retrató la primera parte de su relación como un clásico romance de Hollywood. El actor llamaba a Heard “Slim”, mientras que ella le decía “Steve”, en referencia a los personajes de Lauren Bacall y Humphrey Bogart en la película en la película “To Have and Have Not”, de 1944.

Según palabras del actor, su relación era “demasiado buena para ser verdad”. La actriz “era atenta, cariñosa, inteligente, divertida, comprensiva. Teníamos muchas cosas en común, sin duda la música blues, la literatura”. Pero todos esos elogios hacia su compañera quedaron en el olvido cuando todo comenzó a complicarse en su relación y se descubrió el otro lado de Heard, según Depp. “Ella parecía una perfecta compañera. Era dulce, divertida. Desde el inicio, año y medio, fue grandioso. Y luego cambió todo”.

En febrero 2015, la pareja contrajo matrimonio en una boda privada en Los Ángeles y luego celebraron en Las Bahamas. La boda fue una noche de excesos que contó con “cena, baile y drogas”, relató Depp en en juicio. Él fumaba su “droga preferida”, la marihuana, mientras que Heard y sus amigos tenían una “bolsa común de MDMA”.

Durante su testimonio, Depp dijo que su hija Lily-Rose, de 22 años, no asistió a la boda porque no tenía una buena relación con Heard. “Mis hijos son mucho más inteligentes que yo”, afirmó. Incluso Betty Sue, la fallecida madre de Depp, llegó a decir de la actriz que era una “persona horrible” que solo trataba de aprovecharse de la fama y el dinero de su hijo.

Después de la boda, Depp testificó que trató de que Heard firmara un acuerdo posnupcial después de haber intentado repetidamente que ella firmara un acuerdo prenupcial. Dijo que su entonces esposa se ponía furiosa por los esfuerzos de sus abogados para firmara el documento. “Se convertía en un problema que daría lugar a discusiones”, aseveró el actor.

El 23 de mayo de 2016, Heard solicitó el divorcio y presentó cargos por violencia doméstica contra él. Dos días después, la actriz se presentaba ante un juez con un moretón en la cara producto de los abusos físicos de Depp. Entonces no solo pidió la orden de alejamiento sino también afirmó que había sido víctima de ataques de forma “repetida” durante los 15 meses que duró el matrimonio y mostró varias fotografías que así lo confirmaban. El juez de Los Ángeles aceptó las pruebas y dictó una orden de alejamiento.

Tres meses más tarde, la ex pareja por medio de un extraño comunicado de prensa conjunto anunciaba el punto final del escándalo. “Nuestra relación siempre fue pasional, por momentos volátil, pero siempre hubo amor. Ninguna de las dos partes ha hecho acusaciones falsas con ánimo de lucro. Como tampoco nunca hubo un intento por causar daño físico y emocional”, rezaba el texto enviado en exclusiva a la revista People.

Tras 15 meses de matrimonio, Depp le pagó a Heard siete millones de dólares en el acuerdo final en 2016, los que ella, dijo, donaría a dos fundaciones para probar que lo suyo no era interés. En el pacto con su ex, la actriz se comprometió a pagar 3,5 millones de dólares a la Unión Americana de Libertades Civiles. En el juicio se dio a conocer que Heard sólo envió 350 mil dólares, argumentando que “estaba teniendo dificultades económicas”. Esto iría en contra a las declaraciones que hizo Heard a un tribunal del Reino Unido en 2020, al cual confirmó que había donado lo acordado a ACLU y el Hospital Infantil de Los Ángeles.

James Franco y Elon Musk

Heard también acusó a Depp de abofetearla y patearla en un avión mientras estaba alcoholizado, tras acusarla de tener un romance con el actor estadounidense James Franco. “Me sentí avergonzada”, dijo al jurado.”Era la primera vez que me pasaba algo así”, agregó, al borde de las lágrimas.”Estaba enojado conmigo por aceptar el trabajo con James Franco”, dijo Heard, al relatar el incidente en el avión, ocurrido en mayo de 2014.

“Odiaba, odiaba a James Franco y me acusaba de haber tenido algo secreto con él desde que hicimos Pineapple Express”, dijo, en alusión a la película de 2008 en la que la que Heard trabajó con Franco. ”Me llamó puta”, aseguró la actriz.

Un video de las cámaras de seguridad también mostró a Heard con Franco de una forma cariñosa en el elevador, aunque ella aseguró que fue porque le enseñó las heridas y moretones que Depp le habría dejado en el rostro tras una pelea.

Los abogados de Depp afirman también que la actriz engañó a su cliente en un trío junto a Elon Musk y la modelo Cara Delevingne en el penthouse de Depp en Los Ángeles. Para hacer fuerte esta teoría presentaron la declaración de Alejandro Romero, el portero del edificio, quien aseguró que Heard incluso le proporcionó al dueño de Tesla las llaves de la casa.

“Siempre la visitaba cuando el Sr. Depp no estaba en casa. Desde marzo de 2015 en adelante, el Sr. Musk visitó regularmente a la Sra. Heard a altas horas de la noche”, dijo.

Heard salió de forma intermitente con el multimillonario Elon Musk entre 2016 y 2018. Depp sospechaba que la pareja tenía un romance, y durante su demanda con The Sun, se leyeron en el tribunal mensajes de texto entre Heard y Musk. Depp lo llamaba despectivamente “Mollusk” (Molusco).

En estos mensajes, Amber le decía a Musk que quería una orden de alejamiento contra Depp, a lo que el empresario le ofrecía “seguridad las 24 horas, los siete días de la semana”, y añadía: “La oferta se mantendría, incluso si nunca quisieras volver a verme. El silencio duele mucho. Solo importa porque realmente me gustas”.

Musk se quejó de que sus sentimientos estaban “heridos” cuando Heard cortó el contacto con él durante su matrimonio con Depp, según el intercambio de mensajes entre ellos.

Aunque en las primeras semanas del juicio estaban confirmado como testigo, finalmente el abogado de Musk, Alex Spiro, informó a The Independent que no se presentaría. Aunque se comenzó a especular sobre las razones de este repentino cambio, estas no se dieron a conocer. Un caso similar ocurrió con Franco, ya que The New York Post relató que el actor tampoco se presentaría como estaba inicialmente planeado.

Posteriormente, Heard comenzó a salir con el agente de arte Vito Schnabel en 2018, y su relación duró menos de un año. Su última relación fue con la directora de fotografía Bianca Butti en 2020. Butti incluso acompañó a Heard en su juicio en Londres.

En julio del 2021, Amber Heard se convirtió en madre por medio de un vientre subrogado. “Su nombre es Oonagh Paige Heard. Ella es el comienzo del resto de mi vida”. En la publicación que compartió con sus seguidores en Instagram dijo que su esperanza era que la sociedad normalizara algún día el deseo de “no querer un anillo para tener una cuna”.

INFOBAE

Página procesada en: 1,05 segundos.

Lo más visto de farándula

Tiempo: 1.0615 segundos.