Adolescente boliviano arroja a su bebé a un río y el crimen conmociona a España

España, 30 sep 2019 (ATB Digital).- Esta historia conmociona a España y es protagonizada por una pareja de adolescentes bolivianos que, tras un embarazo secreto, tuvo al bebé en un alojamiento y un día después, el padre arrojó al bebito a un río.

Los Mossos d'Esquadra (la policía autonómica de Cataluña) encontraron el pasado viernes el cadáver del bebé en el río Besòs, en la localidad de Sant Adrià de Besòs (Barcelona, España).

El bebé estaba siendo buscado desde el pasado martes 24 de septiembre, cuando el padre lo arrojó a las aguas al ser sorprendido por algunas personas mientras se disponía a enterrar el cadáver y que alertaron a las autoridades de lo ocurrido, reportan medios españoles.

Desde entonces, un amplio despliegue de bomberos, policías y personal de Salvamento Marítimo estuvo buscando el cuerpo, tanto en el río como en el mar, por si la corriente lo hubiera arrastrado, utilizando incluso un helicóptero.

“Estuvieron aquí. No escuchamos ni un grito, ni un suspiro, ni un ruido. Cuando se fueron dejaron la habitación limpia”, explica el recepcionista del hostal Cool&Chic de l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona). En una habitación de esta pensión, el pasado lunes 23 de septiembre dio a luz la adolescente boliviana de 16 años junto al padre (también de 16 años) del recién nacido.

La pareja de bolivianos adolescentes, durante todos estos meses, había conseguido ocultar el embarazo. Horas después de dar a luz, el padre de la criatura ocultó al bebé en una maleta y lo lanzó al río Besòs, a 11 kilómetros de distancia.  

Los problemas para esta pareja de adolescentes residentes en un humilde barrio de l’Hospitalet de Llobregat, España, comenzó hace meses cuando decidieron ocultar que ella estaba embarazada. Lo consiguieron, según reporta el diario El País.

El pasado lunes comenzaron las contracciones. El parto era inminente y habían diseñado un plan para seguir ocultando lo que era ya inevitable. Los dos jóvenes fueron hasta un hostal de su propio municipio, el Cool & Chic Hostel Barcelona. Reservaron y pagaron una habitación privada. Allí, sin ningún tipo de ayuda sanitaria la joven dio a luz. La mañana del martes abandonaron el hotel sin despertar ningún tipo de sospechas tal y como aseguró el recepcionista que prefiere mantenerse en el anonimato.

Tras abandonar el hostal, la pista de ambos jóvenes se pierde hasta la tarde de ese martes 24 de septiembre. A las 17.30 el joven, solo, había atravesado toda la ciudad de Barcelona y paseaba con una maleta por encima de uno de los puentes que atraviesa el río Besòs y une la capital catalana con Sant Adrià. Abrió la maleta, sacó al recién nacido de dentro, atravesó una zona de vegetación alta y se adentró en el río. Cuando salió del agua ya no quedaba ni rastro del bebé. Abandonó la maleta vacía entre la maleza y se fue.

El lugar donde se deshizo del recién nacido está rodeado de cámaras, pisos altos y zonas de ocio que ese día estaban especialmente concurridas ya que era festivo al coincidir con la Mercè (patrona de Barcelona). El joven salió del agua y mojado entró en el bar La Catalana regentado por una familia asiática.

Mientras, el teléfono de emergencias —112— ya había recibido varias llamadas alertando de que un joven se había deshecho de una criatura en el río.

Matías es un cliente, más que habitual, del bar La Catalana. Estaba en la barra cuando entró el joven mojado y con una toalla al cuello. “Decía que le habían robado una maleta”, recuerda. En la grabación de la cámara de vigilancia del comercio se observa al joven, aparentemente tranquilo, dirigirse a la barra. Pidió que le dejaran un cargador de celular e hizo varias llamadas. Minutos después apareció su padre —el abuelo del bebé— en el exterior del bar y se fueron.

El 112 también recibió la llamada telefónica del abuelo del bebé que no denunció lo sucedido, sino que alertó de que a su hijo le habían sustraído la maleta. La llamada alertó a los agentes de Mossos d’Esquadra que comenzaron a sospechar. No hizo falta. El joven y su padre se presentaron minutos más tarde en la comisaría de l’Hospitalet de Llobregat tras, de nuevo, atravesar toda Barcelona. Allí, el menor reconoció haber trasladado al bebé dentro de una maleta y haberlo lanzado al río.

El adolescente quedó arrestado. La madre del bebé, también de la misma nacionalidad, fue trasladada al hospital. Los agentes intentan averiguar si ella conocía los planes homicidas de su novio.

Página procesada en: 0,26 segundos.
Tiempo: 0.2673 segundos.