Advierten que muchas aves modifican su cuerpo para adaptarse al cambio climático

Advierten que muchas aves modifican su cuerpo para adaptarse al cambio climático

Australia, 1 nov 2021 (ATB Digital).- Como consecuencia del cambio climático, algunos animales de sangre caliente están experimentando cambios en sus cuerpos a modo de adaptación, según indicó una investigación publicada en la revista Trends in Ecology & Evolution.

Para regular mejor la temperatura corporal, a medida que el planeta se calienta, los animales están desarrollando picos, patas y orejas más grandes. La autora del artículo e investigadora de la Universidad de Deakin, Sara Ryding, remarcó que las aves están siendo particularmente afectadas.

Los mayores cambios percibidos se dieron en algunas especies de loros australianos --entre los más de 30 animales estudiados-- que vieron aumentar el tamaño de su pico entre un 4% y un 10% en promedio desde 1871.

Forzada adaptación al cambio climático

"Esto significa que los animales están modificando su morfología, están evolucionando pero no necesariamente que estén lidiando bien con el cambio climático. No sabemos efectivamente si podrán sobrevivir a la crisis climática a la larga", opinó Ryding en una entrevista con CNN.

La investigadora cree además que: "Los cambios detectados no deben verse como algo positivo, es más bien alarmante que el cambio climático esté impulsando a los animales a evolucionar de esa manera en un período de tiempo relativamente corto".

Si bien el calentamiento climático es su principal hipótesis, ella afirma que es difícil "asegurar con seguridad" que sea el único motivo, dado los efectos multifacéticos que tiene el cambio climático en el medioambiente.

Regla de Allen

Los animales en climas más cálidos tienen extremidades más grandes, como alas y picos. Este patrón es conocido como la regla de Allen: mientras mayor es el volumen del animal, mejor se adaptan a altas temperaturas. Al contrario, el tamaño del cuerpo del animal tiende a ser más chico para retener más tiempo el calor.

Otro estudio reciente pero estadounidense, también mencionado por Ryding, demostró que aves migratorias se volvieron más chicas en las últimas cuatro décadas. "Estos dos estudios muestran cómo los animales responden al cambio climático, alterando su volumen", explicó Ryding.

Si bien la mayoría de las investigaciones sobre los cambios morfológicos a lo largo del tiempo se centraron en las aves, el artículo de la Universidad de Deakin en Autralia demostró que los murciélagos también aumentaron el tamaño relativo de sus orejas, cola, patas y alas.

Fuente: Página/12

Página procesada en: 0,8 segundos.
Tiempo: 0.8212 segundos.