Argentina despide a Menem, el expresidente que impuso el sello neoliberal

Argentina, 15 feb 2021 (ATB Digital).- El expresidente argentino Carlos Menem, fallecido  el domingo a los 90 años, fue inhumado el lunes en una ceremonia con honras militares y rito musulmán, en el marco de los tres días de duelo nacional decretados por el mandatario Alberto Fernández.

El funeral de Estado del político que gobernó entre 1989 y 1999 con políticas de libre mercado, privatizaciones y una alianza estratégica con Estados Unidos, se realizó en el cementerio islámico de la periferia oeste de Buenos Aires.

"A pesar de que él profesaba la religión católica, va a descansar junto a mi hermano (Carlos Menem Junior)", dijo su hija, Zulemita Menem. El hijo del expresidente murió en 1995 en un accidente aéreo que la madre, Zulema Yoma, calificó de "atentado impune".

El cuerpo del exmandatario había sido velado en el Salón Azul del Congreso, donde aún conservaba una banca de senador.

Menem llevaba semanas hospitalizado tras sufrir una infección urinaria que se complicó por sus problemas cardiacos.

Carismático y hedonista, Menem quedó en la historia como el mandatario que produjo un giro de 180 grados en las políticas estatistas, prosindicales y de diplomacia equidistante del peronismo.

Durante su mandato rigió un polémico régimen de convertibilidad, que ató el valor del peso al del dólar en una relación de uno a uno.

El deceso produjo reacciones diversas en el arco político. "Era una buena persona", dijo el expresidente Mauricio Macri (2015-2019).

"Lo más grave que hizo fue el perdón a los asesinos de nuestros hijos y la persecución contra las Madres (de Plaza de Mayo)", dijo la presidenta de la entidad humanitaria, Hebe de Bonafini, al recordar el indulto a los comandantes y jefes enjuiciados por crímenes de lesa humanidad en la dictadura (1976-1983).

Otro presidente peronista, Néstor Kirchner (2003-2007), revirtió aquella decisión con la reanudación de los juicios, medida que derivó en penas de cárcel contra más de un millar de exmilitares y expolicías.

Privatizaciones y atentados
Durante la era menemista, Argentina privatizó o entregó en concesión sus empresas de petróleo, gas, telecomunicaciones, electricidad, autopistas, correos, ferrocarriles, radares, acerías, astilleros y puertos, entre otros sectores estratégicos.

Menem y su ministro de Economía estrella, Domingo Cavallo, privatizaron la jubilación, pero Kirchner también dio en ese punto marcha atrás por las denuncias de estafas y comisiones financieras leoninas.

El menemismo estableció las llamadas "relaciones carnales" con EEUU, alianza que lo persuadió de que Argentina participara por primera vez en la historia, con dos buques de guerra, en una operación militar nortamericana, durante la Guerra del Golfo en 1991.

En presunta represalia, Argentina sufrió dos grandes atentados terroristas, uno contra la embajada de Israel en 1992 y otro contra el centro judío AMIA, en 1994, con saldo global de 117 muertos, ataques que aún permanecen sin ser esclarecidos.

"Murió como vivió: impune", dijo en un comunicado la entidad Memoria Activa, de familiares de víctimas de la AMIA, que lo acusó de encubrir a los responsables del atentado, en un juicio que lo liberó de culpas.

Su muerte cerró de hecho el juicio que se iba a llevar a cabo por explosiones intencionales en una fábrica militar, con siete muertos y decenas de heridos, un atentado que trató de borrar pruebas del contrabando argentino de armas a Ecuador y Croacia cuando estaban en guerra contra Perú y Serbia, respectivamente.

(AFP)

Página procesada en: 0,77 segundos.
Tiempo: 0.7976 segundos.