Biden desafía al favorito Sanders en contiendas demócratas del "supermartes"

EEUU, 4 mar 2020 (ATB Digital).- Un revitalizado Joe Biden desafía al favorito Bernie Sanders en las contiendas demócratas del "supermartes" en Estados Unidos, mientras Michael Bloomberg se estrena en las urnas buscando ser la opción de centro del partido.

Decenas de millones de estadounidenses se pronuncian en la fecha más importante del calendario para elegir al rival del presidente republicano Donald Trump en las elecciones de noviembre.

Tras las internas en cuatro de los 50 estados del país, el "supermartes" es la hora de la verdad para los cinco candidatos aún en liza: tres hombres y dos mujeres, la mayoría septuagenarios blancos.

Sanders, un senador de 78 años que se describe como "socialista democrático" espera seguir en la delantera tras ganar en New Hampshire y Nevada y terminar casi empatado en Iowa. Pero Biden, el moderado exvicepresidente de Barack Obama, de 77 años, llega con viento en popa tras arrasar en Carolina del Sur y sumar el respaldo de tres antiguos rivales.

Bloomberg, el multimillonario exalcalde de Nueva York de 78 años, recién se mide en las urnas este "supermartes" tras gastar 500 millones de su fortuna personal y posicionarse como tercero en discordia.

En cuarto lugar en las encuestas de intención de voto aparece la senadora progresista Elizabeth Warren, de 70 años, que intenta reavivar su campaña tras magros resultados. Muy por detrás figura la congresista de Hawái Tulsi Gabbard, de 38 años, sin expectativa alguna de despuntar.

"Afortunadamente pude votar por alguien que representa muy bien lo que quiero para el país y también creo que compite muy bien contra Donald Trump", dijo a AFP Kevin, un informático partidario de Sanders en Los Ángeles.

Cindy Eleanor, de 75 años, no opina igual. "Voté por Biden", dijo desde un circuito con vistas al océano Pacífico en Playa del Rey. "Bernie no es la corriente principal para la mayoría de los estadounidenses y nunca lo ha sido".

California, la joya de la corona
Catorce estados, ademas del territorio no incorporado de Samoa Americana y de los demócratas en el exterior, votaban para asignar 1.357 delegados a la convención demócrata de julio, un tercio del total. Se necesitan al menos 1.991 delegados para obtener la candidatura presidencial del partido.

Los estados del "supermartes" congregan el 40% de la población del país, y California es la joya de la corona al otorgar 415 delegados, seguido de Texas, con 228, y Carolina del Norte, con 110, los tres con una muy importante población hispana.

También votaban Alabama, Arkansas, Colorado, Maine, Massachusetts, Minnesota, Oklahoma, Tennessee, Texas, Utah, Vermont y Virginia.

Las encuestas previas eran favorables a Sanders en California y Texas, mientras Carolina del Norte se inclinaba hacia Biden. De acuerdo con esas mediciones, Bloomberg y Warren no eran propensos a ganar en algún estado.

Los circuitos electorales empezarán a cerrar al final de la tarde en la costa este y cuatro horas después en la otra punta del país. Vermont y Virginia serán los primeros (a las 00H00 GMT del miércoles), y California el último (a las 04H00 GMT).

Se espera que el conteo de votos dure toda la noche.

Moderado vs. socialista
Sanders votó con su esposa Jane en Burlington, Vermont.

"Para vencer a Donald Trump, vamos a necesitar tener la mayor participación de votantes en la historia de este país", dijo a periodistas Sanders, que capta buena parte del voto latino y tiene gran apoyo de base y mucho dinero recaudado.

"Hoy es el día", tuiteó Biden, quien busca por tercera vez competir por la Casa Blanca tras intentarlo en 1988 y 2008.

El lunes en Texas endosaron su candidatura los expostulantes Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Beto O'Rourke, consolidando su apoyo entre los moderados del partido, que temen que Sanders esté demasiado a la izquierda para ganarle a Trump.

"La mayoría de los estadounidenses no quieren que les prometan una revolución", dijo Biden en Dallas.

"No creo que debamos tener un socialista encabezando la fórmula", dijo Klobuchar a CBS el martes, confiada en la capacidad de Biden de ganarle a Trump.

El trío de respaldos podría ser oro político para Biden, que está convencido de que su arraigo entre la comunidad negra, los hispanos y las mujeres lo llevará al triunfo.

Bloomberg no renuncia
Bloomberg rechazó los llamados a renunciar para despejarle el camino a Biden.

"No tengo intención de abandonar", dijo el magnate a periodistas en Florida, donde las primarias serán el 17 de marzo. "Estamos en esto para ganar".

Trump, que suele burlarse de todos los candidatos demócratas, tuiteó el martes que "Mini Mike" nunca podrá recuperarse de su "incompetencia" en los debates.

En declaraciones a periodistas, insistió en que el poder establecido del Partido Demócrata "está tratando de robarle" la elección a Sanders", de vuelta al ruedo tras tras perder con Hillary Clinton en 2016.

"Mucho se va a saber esta noche", dijo.

Y cuando se le preguntó a quién le gustaría enfrentarse, no dudó: "A cualquiera" dijo.

(AFP)

Página procesada en: 0,36 segundos.