¿Carlos III será una piedrita en el zapato del Reino Unido y Europa?

¿Carlos III será una piedrita en el zapato del Reino Unido y Europa?

Reino Unido, 12 de septiembre 2022 (ATB Digital).- El rey Carlos III ha iniciado de manera oficial su reinado con un pasado polémico que ha generado dudas sobre el posible comportamiento del monarca, tras la muerte de su madre, Isabel II.

El nuevo rey asume su puesto en un momento complejo para el Reino Unido. La primera ministra Liz Truss asumió el cargo apenas dos días antes de la muerte de la reina, luego de que su antecesor, Boris Johnson, se viera obligado a renunciar tras la polémica suscitada por el escándalo sexual del legislador Chris Pincher, que derivó en una salida masiva de ministros de su administración.

Además, Carlos III llega a la corona en un momento económico complejo en el que los británicos aún lidian con las consecuencias del Brexit, la pandemia de COVID-19, y a la cual se suma la crisis energética que ha elevado las tarifas de energía eléctrica lo que, a su vez, obligó a la nueva primera ministra, Liz Truss, a fijar un tope de 2.800 euros en tarifas domésticas.

En este contexto, la trayectoria de Carlos III genera dudas sobre la forma en la que se conducirá el otrora príncipe de Gales, conocido por hacer públicas sus opiniones como como cuando en 2016 advirtió sobre el auge de gobiernos populistas o cuando criticó, en privado, el envío de migrantes a Ruanda, lo que contrasta con la imagen sobria y moderada a la que acostumbró su madre durante 70 años de mandato.

Esta percepción de imprudencia fue avivada con la publicación de la biografía Carlos: el corazón de un rey, de Catherine Meyer, en donde se retrata a un príncipe reacio a ser rey precisamente para no sacrificar sus actividades y opiniones.

El hoy soberano británico aclaro parte de estos rumores en una entrevista para la BBC, con motivo de su cumpleaños 70, en 2018: "No es lo mismo ser príncipe de Gales que ser rey. Y la idea de que pueda seguir actuando de la misma forma, si debo suceder a la reina, es completamente absurda. No soy tan estúpido".

La prudencia del rey

En entrevista para Spuntik, Ana Luisa Trujillo, internacionalista integrante del Centro Relaciones Internacionales de la UNAM, considera que el monarca británico "va a tener que mantener un papel muy discreto", pues si bien cada rey le imprime cierto sello personal a su forma de reina, Carlos III debe apostar por un "gobierno discreto", dado que la propia estructura de la corona británica no le permite interceder en sus formas y actuaciones.

Tiene que ser un reinado que busque la estabilidad, la unidad, que sea cercano a la gente, que se construya pensando en la monarquía como una entidad muy cercana al pueblo. Por supuesto, apoyando y favoreciendo las decisiones que tome el gobierno de Liz Truss", afirma la doctora en Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM.


La internacionalista considera que "la manera en la que llega no es la más favorable", principalmente porque el Reino Unido enfrenta varios problemas internos derivados del Brexit. Por una parte, los ánimos de unificación de la República de Irlanda se avivan entre la población, mientras que en Escocia se preparan para un nuevo referéndum separatista en octubre de 2023.

Lo anterior, además, se suma al hecho de que legisladores australianos como Lidia Thorpe han alzado la voz en contra de la continuidad de la monarquía, un tema que, si bien no se ha consolidado en un movimiento republicano contundente, también juega en contra del nuevo rey.

"El Reino Unido debe volver a situarse en el mundo, reconsiderar cuál es el lugar que van a tener en el mundo a partir de estos cambios. Están acostumbrados a ser una gran potencia, no sabemos si lo que ha sucedido los va a mantener ahí todavía", considera Trujillo Juárez.

Aunado a los conflictos internos, Carlos III también debe enfrentar a una opinión pública que lo considera una figura poco simpática y que aún le reprocha los escándalos con la princesa Diana y la hoy reina consorte del Reino Unido, Camila Parker.

Tan sólo durante su ceremonia de toma de protesta el rey ya ha sido blanco de críticas por la forma en la que se dirige a sus súbditos, luego de viralizarse un video en redes sociales donde exige que se limpie su escritorio.

En este sentido, la doctora Ana Luisa Trujillo considera que la figura del rey afectaría poco la forma en la que se conduce el gobierno británico, aunque sí enfrenta el reto de ganar la simpatía de su pueblo.

Tendrá que aprender a mesurarse mucho, también no está tan acostumbrado al ojo público porque ese lo tenía su madre. Tendrá que acostumbrarse a moderarse. (Sus reacciones) nos da una sensación de cuál es su personalidad. Si quiere mantenerse cercano a la gente y a la monarquía británica como la insignia de las monarquías en Europa, y en este sentido muy británico, fuera de su territorio, tendrá que ser mucho más suave", considera la internacionalista.

El nuevo monarca vive un "reacomodo político intenso" por lo que su principal reto será mantener a la corona británica como una entidad cercana al pueblo para evitar escisiones internas que podrían, incluso, a modificar la estructura del Reino Unido, comenta Trujillo Juárez.

"Lo que podría poner en jaque a la corona es la escisión del Reino Unido, si Escocia logra la independencia o si Irlanda del Norte se reunifica con la República de Irlanda", advierte la especialista en política exterior y seguridad europea.

Página procesada en: 1,38 segundos.
Tiempo: 1.4863 segundos.