Científicos chinos detectaron coronavirus en partículas de aire que pueden flotar por al menos dos horas

Científicos chinos detectaron coronavirus en partículas de aire que pueden flotar por al menos dos horas

China, 29 abr 2020 (ATB Digital).- Autoridades sanitarias alrededor del mundo continúan investigando el comportamiento del nuevo coronavirus, que ya provocó más de tres millones de contagios y 216.000 muertes en todo el mundo. Un nuevo descubrimiento sobre sus características tuvo lugar en los últimos días, cuando científicos chinos identificaron marcadores genéticos del virus en pequeñas gotas transportadas por el aire.

Los hallazgos, publicados el lunes en la revista Nature, se produjeron en dos hospitales de la ciudad china de Wuhan, epicentro del brote.

Si bien esto se había demostrado anteriormente en estudios de laboratorios, los científicos chinos aseguraron que capturaron las diminutas gotas, muchas de ellas con diámetros inferiores a una diez milésima de pulgada, según consigna The New York Times.

Los expertos indicaron que esas gotas son expulsadas al respirar y hablar. Linsey Marr, profesor en ingeniería civil y ambiental en Virginia Tech, detalló que pueden permanecer flotando en el aire “por lo menos durante dos horas”.

Aunque aún se desconoce si las muestras recogidas por los científicos chinos son infecciosas, Marr opinó que este hallazgo “sugiere fuertemente que hay un potencial de transmisión por el aire”.

Tanto Marr como muchos otros científicos advierten que cada vez hay más pruebas de que el coronavirus también se está propagando a través de pequeñas gotas conocidas como “aerosoles”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), sin embargo, hasta el momento minimizó esa posibilidad, indicando que el COVID-19 se transmite principalmente por medio de gotas más grandes que no permanece en el aire por mucho tiempo; o incluso a través del contacto con superficies contaminadas.

No obstante, no hay certezas al respecto hasta el momento.

“La pieza que falta es una replicación viral viable”, explicó Harvey V. Fineberg, quien dirige el Comité Permanente sobre Enfermedades Infecciosas Emergentes y Amenazas a la Salud en el Siglo XXI en las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina.

The New York Times detalla que los científicos chinos tomaron las muestras en el hospital Renmin, de la Universidad de Wuhan, y en una instalación médica provisional utilizada para poner en cuarentena y tratar a pacientes con síntomas leves. Esas muestras fueron recogidas en febrero y marzo pasado.

Los expertos detectaron poco virus en el aire de las salas de aislamiento o en las habitaciones de los hospitales que estaban bien ventiladas. Pero donde sí encontraron concentraciones elevadas del virus fue en pequeñas áreas de los baños, de aproximadamente un metro cuadrado, que no contaban con suficiente ventilación.

“Esto enfatiza la importancia de evitar los pequeños espacios confinados”, remarcó el doctor Marr.

Los investigadores también detectaron virus en los lugares donde los trabajadores sanitarios se quitaban las prendas protectoras. Esto sugiere que el virus, que se había asentado en la ropa, podría regresar al aire. Esta situación se redujo considerablemente luego de que los hospitales implementaron procedimientos de limpieza más rigurosos.

(Infobae)

Página procesada en: 0,27 segundos.