COVID-19: alertan por la detección de la nueva subvariante BA 2.75 de Ómicron

COVID-19: alertan por la detección de la nueva subvariante BA 2.75 de Ómicron

Mundo, 6 jul 2022 (ATB Digital).- Fiel a su naturaleza compleja, el coronavirus SARS-Cov-2 sigue mutando y perfeccionándose. Ahora, un nuevo sublinaje de la variante Ómicron conocido como BA.2.75, que se detectó por primera vez en India hace pocos días, ha generado preocupación entre los expertos en salud.

Es que BA.2.75, una subvariante de segunda generación de Ómicron BA.2, registra, según los científicos indios, una ventaja de crecimiento del 18 por ciento sobre otras subvariantes de Ómicron que circulan actualmente en India, informó The Indian Express.

Los sublinajes de Ómicron han sido las cepas dominantes que circulan por todo el mundo, con nuevas mutaciones en constante evolución. BA.2.75 se ha detectado en unos 10 estados de la India, que ha sido testigo de un aumento de nuevas infecciones en el último mes, más o menos.

“BA.2.75 podría estar detrás del reciente aumento de COVID-19 en India, sostienen los expertos. En los últimos 10 días, el número de casos nuevos en el país ha oscilado entre 15.000 y 19.000, mientras que el número de los últimos meses se mantuvo por debajo de los 3.000.

El doctor Rajesh Karyakarte, microbiólogo del BJ Medical College de Pune y jefe del esfuerzo de secuenciación del genoma de Maharashtra, junto a científicos de otras partes de la India, han recogido tres subvariantes, BA.2.74, BA.2.75 y BA.2.76, como posibles impulsores del aumento actual. Las tres subvariantes tienen más de 9 cambios en la proteína espiga y se espera que superen en número a las subvariantes BA.4 y BA.5, que eran las más comunes hasta hace unas semanas, según el equipo de Karyakarte.

“Uno de los motivos de preocupación sobre esta variante es la mutación G446S, la cual experimentalmente se sabe esquiva neutralización inmune”, tuitió el argentino Oscar Cingolani, profesor de Medicina y director del Centro de Hipertensión Arterial y de la Unidad de Cuidados Críticos (UCC) Cardiovasculares del Hospital Johns Hopkins. Además de India, la cepa también ha sido reportada por varios otros países, incluidos Japón, Alemania, el Reino Unido, Canadá, EEUU, Australia y Nueva Zelanda, según datos de Nextstrain, una plataforma de código abierto de datos globales del genoma de patógenos.

¿Causa una enfermedad más grave?


Hasta el momento, no hay evidencia que sugiera que el BA.2.75 conduzca a una forma más grave de infección, aunque los científicos están en una etapa muy temprana para saberlo. La evidencia sobre su transmisibilidad y evasión inmune también es aún preliminar y emergente, según un comunicado del Ministerio de Salud de Nueva Zelanda el martes.

Si bien no se sabe mucho sobre la nueva cepa, los expertos en salud han expresado su preocupación al respecto. En una serie de tuits, el doctor Shay Fleishon, del Laboratorio Central de Virología del Centro Médico Sheba en Israel, dijo que la subvariante puede ser “alarmante porque puede implicar una tendencia por venir”. Explicó que en los últimos meses ha habido una tendencia de variantes de segunda generación basadas en los sublinajes BA.1, BA.2, BA.3, BA.4 y BA.5 de Ómicron.

Y agregó que hasta ahora las variantes de segunda generación solo se han encontrado en unos pocos casos dentro de una región. Pero BA.2.75 se ha extendido a múltiples regiones, el primero de su tipo en hacerlo. La variante BA.2.75 tiene nuevas mutaciones en la proteína espiga, de las cuales G446S y R493Q son de particular preocupación, ya que le dan a la variante la capacidad de evadir varios anticuerpos, informó dnaindia.com, citando a expertos anónimos. Esto significa que puede infectar a personas que han sido vacunadas o que han sido infectadas previamente, según el informe. La investigación revela que la mutación R493Q aumenta la capacidad de la cepa para unirse a ACE2, la proteína que el virus COVID-19 usa para ingresar a las células, según el informe.

El virólogo Tom Peacock, del Imperial College de Londres, dijo que lo más preocupante a seguir con atención urgente es que la nueva súper variante posee 45 mutaciones con BA.5 y 15 que son exclusivas. Entre ellas, se destacan 8 mutaciones en la proteína Spike, que facilita la entrada del virus en las células humanas. En particular hay cinco mutaciones en el dominio N-terminal, “que son preciosos objetivos para la neutralización de los anticuerpos”, dijo el científico.

Lipi Thukral, un importante científico indio especializado en genomas, dijo que otras mutaciones respecto a Ómicron 5 están presentes en la superficie externa del nuevo coronavirus. Dos de ellas están estrechamente asociadas a cambios significativos en la estructura proteica de la proteína Spike. Este dato demuestra que Ómicron BA. 2.75 infecta a personas ya vacunadas o que sufrieron la enfermedad y se curaron.

“La mayoría de los datos de unas 80 muestras indias se han subido desde Maharashtra y Karnataka. En India, BA.2.75 parece tener una ventaja de crecimiento muy alta del 16 por ciento por día sobre todos los demás sublinajes BA.2. Mientras lee esto, es posible que BA.5 ya haya sido superado por BA.2.75?, resumió en Twitter Raj Rajnarayanan, vicedecano de Investigación y Profesor Asociado, del NYITCOM en la Universidad Estatal de Arkansas.

Infobae

Banner-1080-240

Página procesada en: 1,43 segundos.
Tiempo: 1.5077 segundos.