El parque temático del Studio Ghibli, de Hayao Miyazaki, genera entusiasmo y asombro

El parque temático del Studio Ghibli, de Hayao Miyazaki, genera entusiasmo y asombro

Mundo, 19 de octubre 2022 (ATB Digital).-  Por fin está aquí: el parque temático extraordinariamente visual de la legendaria casa de animación japonesa Ghibli. El estudio anunció sus planes para la atracción hace cinco años, y legiones de fans de Ghibli de todo el mundo han estado esperando ansiosamente su apertura. Será el 1 de noviembre, justo cuando Japón vuelve a dar la bienvenida a los turistas internacionales.

Hemos podido echar un vistazo al Parque Ghibli, que se encuentra a varias horas al suroeste de Tokio. Esto es lo que hay que saber.

No espere atracciones ni personajes de tamaño humano posando para las fotos. La visión del parque de 494 acres es exclusiva de la visión de Hayao Miyazaki, cofundador del estudio de 81 años, y es un homenaje a su legado como animador y creador innovador. (La idea surgió en 2017 después de que Miyazaki hiciera lo que parecía ser su anuncio de jubilación definitiva, aunque ya está trabajando de nuevo).

Se cree que el resultado es el primer “parque híbrido” de Japón, construido en torno a un espacio público existente para minimizar el daño al medio ambiente. Conscientes de la sostenibilidad, sus creadores se abastecieron de todos los materiales posibles a nivel local. La atracción principal, el Gran Almacén de Ghibli, se ha convertido en una piscina cubierta unida a una pista de patinaje cubierta.

Al igual que en las películas de Ghibli, no puedes dejar de apreciar la naturaleza que te rodea. Está diseñado para que te sientas como si estuvieras viviendo en un mundo real de Ghibli, en lugar de visitar una fantasía. El resultado: una sobrecarga sensorial que, al mismo tiempo, es pacífica.

El parque constará finalmente de cinco áreas, tres de las cuales estarán listas el mes que viene. El Gran Almacén de Ghibli es un escaparate interior que recrea los decorados de 14 clásicos de Ghibli. En el Bosque Dondoko, los visitantes encontrarán la casa de Satsuki y Mei de Mi vecino Totoro. La Colina de la Juventud presenta la tienda de antigüedades de Nishi de El susurro del corazón y la Oficina del Gato de El regreso del gato.

El próximo otoño se añadirá la Aldea Mononoke, basada en La princesa Mononoke. Y en la primavera de 2024 se introducirá el Valle de las Brujas, basado en El castillo ambulante y Kiki: entregas a domicilio.

La meticulosa atención a los detalles es notable. A cada paso, te sorprenderán las pequeñas joyas, sobre todo en el Gran Almacén de Ghibli.

Grupos de sprites de hollín, o Makkuro kurosuke, escondidos en las esquinas. Contratos individuales firmados por aquellos cuyos nombres fueron robados por Yubaba, o Granny, antes de que Chihiro entrara en el mundo de los espíritus en El viaje de Chihiro. Un Totoro dormido escondido en un rincón de la zona de juegos de los niños. Las expresiones realistas de los perros mapache de Pom Poko. Bellotas apiladas a lo largo del sendero del bosque de Dondoko. La estufa de gas totalmente funcional en la tienda de antigüedades de Nishi. Las gotas de agua del tamaño de tu mano cuando ves el mundo a través de los ojos de Arrietty.

Una y otra vez, te dejan pensando: ¿De verdad se les ha ocurrido eso?

Los aficionados saben que la cocina de las películas de Ghibli funciona casi como un personaje propio.

Una exposición en el Gran Almacén de Ghibli celebra las comidas icónicas de Ghibli: La tarta de pescado de Kiki, el desayuno de huevos y bacon de El castillo ambulante, el puesto de comida de El viaje de Chihiro donde los padres de Chihiro comen, los espaguetis a la boloñesa de Porco Rosso y muchos más.

También te lleva al interior del minucioso proceso de animación necesario para crear las escenas de comida y cocina, junto con réplicas a tamaño real de algunas de esas escenas. (Se trata de una exposición temporal, aunque esperamos que los organizadores del parque consideren convertirla en una instalación permanente).

Prepárese para salir con hambre.

Hay una estética distintiva de simplicidad y nostalgia en el parque que se siente muy Ghibli. Una tienda de caramelos vintage vende dulces que ahora son difíciles de encontrar en Tokio. Las máquinas expendedoras de “gacha-gacha” de la vieja escuela tienen juguetes en cápsulas. Un puesto de postres ofrece leche embotellada con un pastelito.

Todo ello resulta muy apropiado, dada la aversión de Miyazaki a utilizar ordenadores, teléfonos inteligentes o animación generada por ordenador.

Aunque sin duda querrá capturarlo en su teléfono, tómese un momento para disfrutar de la vida tal y como la imagina Miyazaki.

Cómo planificar el viaje

El Parque Ghibli se encuentra dentro del Parque Conmemorativo de la Expo 2005 de Aichi, en la Prefectura de Aichi. Se puede acceder a él en transporte público desde Tokio, y se puede visitar como excursión de un día desde la ciudad.

El parque, apto para todas las edades, admite unos 5.000 visitantes al día. Las entradas se venden en su página web mediante un sorteo el día 10 de cada mes para cada una de las tres zonas. Los precios oscilan entre 3,50 y 9 dólares para los niños y entre 7 y 17 dólares para los adultos.

Lleve calzado cómodo y prepárese para recorrer mucho terreno. Un autobús puede llevarle al bosque de Dondoko, pero el paseo hasta allí es pintoresco y relajante. Lleve agua y algo para picar; actualmente sólo hay una pequeña cafetería y las máquinas expendedoras son escasas.

Los carteles, las descripciones de las exposiciones y las indicaciones están casi totalmente en japonés, lo que supondrá un reto para los que no hablan japonés.

Fuente: Infobae

Página procesada en: 1,48 segundos.

otras noticias relacionadas:

Tiempo: 1.5657 segundos.