Empleados de Google rechazan contrato con ejército israelí por ser arma de opresión contra Palestina

Empleados de Google rechazan contrato con ejército israelí por ser arma de opresión contra Palestina

California, 04 de septiembre (ATB Digital).- En un vídeo publicado en Youtube, un grupo de empleados de Google, incluidos personal palestino, judío, musulmán y árabe, expresó su rechazo al Proyecto Nimbus adjudicado a las compañías Google y Amazon y que proporcionará vigilancia y otras formas de poderosa tecnología de Inteligencia Artificial al régimen israelí y su ejército. Los denunciantes también se pronunciaron en contra del “sesgo antipalestino” del que han sido testigos dentro de la empresa.   

El grupo exigió al gigante tecnológico que abandone el contrato de 1,2 mil millones de dólares por motivos morales, argumentando que, al permitir que Israel acceda a su tecnología de inteligencia artificial y aprendizaje automático más sofisticada, Google está facilitando que Israel cometa atroces crímenes contra la población palestina.

“Al hacer negocios con el apartheid israelí, Amazon y Google facilitarán que Israel vigile a los palestinos y los obligue a abandonar su tierra”, criticó el grupo que se autodenomina Diáspora judía en tecnología, que llevan una semana de acciones de protesta que culminará en una manifestación en varias ciudades bajo el título de ‘No Tech for Apartheid’.

En una conferencia de prensa, dirigida por el Sindicato de Trabajadores de Alphabet, frente a la sede de Google en la ciudad estadounidense de San Francisco, un grupo de empleados y activistas por los derechos de los palestinos pidió a Google que suspenda el contrato.

Esta protesta ha estado encabezada por la directora de marketing de Google, Ariel Koren, una empleada judía que anunció el martes su renuncia a la empresa y denunció posibles represalias en su contra por protestar durante más de un año contra el proyecto. Después de siete años en la empresa, Koren reveló que le dieron un ultimátum: mudarse de San Francisco a la oficina de Google en Brasil o renunciar, debido a su oposición al Proyecto Nimbus.

“Google busca agresivamente contratos militares y elimina las voces de sus empleados a través de un patrón de silenciamiento y represalias hacia mí y muchos otros”, escribió Koren en su carta de renuncia. 

La empleada judía de Google acusó al gigante tecnológico de beneficiarse del abuso sistémico de los palestinos. En declaraciones al portal de noticias Middle East Eye (MEE) antes de anunciar su decisión de renunciar, Koren afirmó: “Lo que sabemos sobre el Proyecto Nimbus es que Google y Amazon están proporcionando servicios en la nube y tecnología poderosa para alimentar la violencia del apartheid israelí, para sacar provecho de la violencia del apartheid israelí y para ayudar a Israel a escalar los abusos sistémicos de los derechos humanos de los palestinos”.

Desde que comenzó una petición en octubre, alrededor de 800 empleados de Google y Amazon y otros 37 500 se han sumado al llamado para terminar la asociación con el régimen israelí.     

Página procesada en: 1,39 segundos.
Tiempo: 1.4489 segundos.