En plena pandemia Italia lidia con una crisis política

En plena pandemia Italia lidia con una crisis política

Italia, 5 ene 2021 (ATB Digital).- El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, quien lidia desde hace meses con la pandemia de coronavirus, se enfrenta ahora a otro desafío, el de permanecer en el cargo a causa de una crisis política.

A pesar del elevado número de muertos por coronavirus y atareado debido al plazo límite para presentar un plan creíble de miles de millones de euros con fondos de la Unión Europea (UE), Conte se está desgastando por los ataques vetos y ultimátums internos del exprimer ministro Matteo Renzi, aliado incómodo del gobierno de coalición entre los antisistema del Movimiento 5 Estrellas (M5E), el Partido Democrático de centro-izquierda (PD) y el izquierdista Libres e Iguales (LeU).

El ultimátum de Renzi
Desde hace varias semanas, Renzi amenaza con retirar el apoyo de su pequeño pero fundamental partido, Italia Viva, a la coalición liderada por Conte, forzando así una crisis de gobierno.

"La situación es, en términos técnicos, un desastre", comentó Renzi, quien gobernó Italia entre 2014 y 2016, en una entrevista el lunes a un canal privado de televisión.

Interrogado sobre las posibilidades de que Conte mantenga su cargo, se limitó a responder: "Ya veremos".

Renzi, conocido por ser engreído, se queja por la lenta vacunación contra covid-19, por el retraso en la reapertura de las escuelas y critica a Conte por concentrar demasiado poder en sus manos.

El político pide contar en el proyecto que establece las prioridades para el gasto de los 196.000 millones de euros (unos $us 240.000 millones) que Italia va a recibir como parte del plan de la UE para la reactivación del país tras el virus y que debe ser presentado a mediados de abril.

Italia, con más de 75.000 muertes por coronavirus, es el país que ha registrado el mayor número de víctimas en Europa, y los bloqueos y las restricciones para contener el virus han afectado duramente a su economía.

Según un borrador del plan, filtrado a la prensa, han sido fijadas 50 prioridades y el sistema de salud recibiría sólo 9.000 millones de euros ($us 11.000 millones), lo que ha sido muy criticado.

"Eso no puede funcionar, hay demasiado dinero en dádivas y muy poco en inversiones", comentó Renzi, quien no pierde ocasión para intervenir y aparecer en televisión tras haber desaparecido políticamente hace cuatro años.

Se estima que el enfrentamiento con Conte llegará a su punto crítico en los próximos días, cuando los ministros se reúnan para discutir los planes de la UE.

Gobierno sin Conte
Conte podría intentar aplacar a Renzi con una reorganización del gabinete, inclusive persuadiendo a algunos ministros para que renuncien o pidiendo un nuevo mandato al presidente de la República, Sergio Mattarella, con una nueva lista de ministros.

Pero esta última opción, por supuesto, conlleva muchos riesgos. Al renunciar Conte, como establece en este caso la Constitución, Renzi podría poner como condición para dar su apoyo el nombramiento de un nuevo primer ministro.

Por ahora no hay candidatos para ese cargo. El ex presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, suele ser citado como posible salvador del país, pero no ha mostrado interés por la vida política, al menos en público.

"Creo que un gobierno sin el primer ministro Giuseppe Conte sería una locura", tuiteó Federico D'Inca, ministro y miembro del M5E, partido mayoritario en el Parlamento.

Conte, un anónimo profesor de derecho sin pasado político, ha demostrado ser muy hábil para navegar por las turbulentas aguas de la política italiana.

Asumió el cargo en 2018, primero al frente de un gobierno de derechas tras la alianza entre el M5E y la derechista Liga.

La coalición se derrumbó después de un año, pero Conte logró permanecer a la cabeza de un gobierno de izquierda entre el M5E, el PD y otros aliados más pequeños.

¿Elecciones anticipadas?
Si Conte es excluido y los políticos no logran ponerse de acuerdo sobre un sucesor, Mattarella podría verse obligado a convocar elecciones anticipadas, dos años antes.

En caso de elecciones, las encuestas dan la victoria al bloque de derecha liderado por la Liga de Matteo Salvini y Hermanos de Italia, de Giorgia Meloni, dos partidos abiertamente xenófobos y euroescépticos.

El partido de Renzi corre el riesgo de quedar aniquilado, ya que actualmente se ubica con alrededor del 3% en los sondeos.

Para Wolfango Piccoli, copresidente de la consultora Teneo, Conte se mantendrá en el poder con un ajuste entre la coalición.

"La coalición gobernante (...) no puede permitirse elecciones", comentó a la AFP.

"No creo que esta crisis produzca algo particularmente significativo. Será otra pérdida de tiempo en el peor momento posible para el país", agregó al resumir el sentimiento de desconcierto que reina entre la población preocupada más por la crisis económica y la emergencia sanitaria.

(Alvise Armellini / AFP)

Página procesada en: 0,65 segundos.
Tiempo: 0.6658 segundos.