La Habana se dispone a festejar su 500 aniversario con conciertos y espectáculos

La Habana se dispone a festejar su 500 aniversario con conciertos y espectáculos

Cuba, 15 nov 2019 (ATB Digital).- Engalanada tras meses de obras, La Habana celebra el viernes y el sábado sus 500 años de historia, colofón de una semana de festividades en la capital cubana.

El Malecón, la célebre avenida a orillas del mar, será uno de los principales escenarios de la celebración con conciertos y un espectáculo de 16.000 fuegos artificiales el viernes a medianoche, tras una salva de 21 cañonazos.

Antes, a las 21H00 (02H00 GMT del sábado), tendrá lugar la ceremonia tradicional que consiste, en cada aniversario de la ciudad, en dar tres vueltas alrededor de un árbol, la ceiba, mientras se piden tres deseos.

Una multitud de habitantes respeta cada año esa tradición que, según dicen, trae buena suerte y que se debe al hecho de que la primera misa y el primer cabildo en La Habana se celebraron a la sombra de una ceiba, el 16 de noviembre de 1519.

Según los expertos, ese fue el acto fundador de esta ciudad de 2,1 millones de habitantes, creada por colonos españoles y que permaneció bajo poder de España hasta 1898.

El rey de España, Felipe VI, visitó Cuba esta semana para dar comienzo a las festividades.

Un encanto anticuado
La ceremonia será presidida por el historiador oficial de la ciudad, Eusebio Leal, considerado como el "salvador" de La Habana, en la que llevó a cabo en los últimos años un ambicioso trabajo de conservación y restauración.

"Mágicamente o por una serie de fenómenos políticos, económicos y sociales, (La Habana) permaneció intacta, esperando su momento", dijo a la AFP el historiador a propósito de la parálisis urbanística provocada por la revolución socialista de 1959, liderada por Fidel Castro, y después el bloqueo estadounidense vigente desde 1962.

Automóviles estadounidenses de los años 50, un centro histórico lleno de calles adoquinadas, palacios y fortificaciones y sin ningún rascacielos son parte del encanto que fascina a los numerosos turistas que visitan Cuba. En 2018 fueron 4,75 millones de personas.

El modelo de autogestión imaginado por Leal ha permitido usar una parte de los ingresos turísticos para restaurar el barrio histórico, donde numerosos edificios se caían a pedazos.

La ciudad aceleró las obras antes de las festividades de esta semana, con reformas de edificios antiguos, la construcción de varios hoteles de lujo y la renovación de una parte de las calles del centro y el Malecón.

"Resistimos"

"Los yanquis nos siguen apretando pero nosotros resistimos", declaró el jueves el presidente Miguel Díaz-Canel durante un desplazamiento a la provincia de Guantánamo (sureste), donde se encuentra una base estadounidense.

Estados Unidos quiere "seguir asfixiando la economía y pensando que este pueblo se va a rendir", añadió.

La población es la que más sufre por las sanciones estadounidenses que han provocado, entre otras cosas, escasez de gasolina en la isla.

Pero Roberto Molina, un pescador de 69 años que se instala cada día en el Malecón, mantiene la sonrisa. "El habanero es alegre, si está triste es porque es un aburrido. Si resuelves hoy, resolviste. Si no resuelves mañana, te jodiste. Pero de todas maneras vas a resolver", dice.

"Que hay dificultad es verdad, que es un reto a veces llegar a la casa, tener la conversación íntima con mi refrigerador que yo abro y digo, qué voy a cocinar hoy", cuenta Alina González, una geriatra de 57 años.

Pero eso no le hace perder su amor por La Habana y quiere "seguir caminando por sus bellos parques, por el Malecón, por todo su esplendor, por mucho tiempo".

Se espera que representantes de numerosos países extranjeros acudan a la ciudad para esas festividades. El sábado los recibirá el presidente Díaz-Canel durante una ceremonia de inauguración del Capitolio renovado.

(Katell Abiven/AFP)

Página procesada en: 0,26 segundos.