La muerte de George Floyd y un año que conmovió a EEUU

La muerte de George Floyd y un año que conmovió a EEUU

EEUU, 23 may 2021 (ATB Digital).- "Día de la Iluminación". Así es como el George Floyd Memorial Center quiere conmemorar, el 25 de mayo, el aniversario de la muerte de este afroestadounidense de 46 años asfixiado por la rodilla de un policía blanco en Minneapolis.

"Este día de brutalidad abrió los ojos del mundo a la difícil situación de los afroamericanos", dice el sitio web del Memorial Center. 

Las réplicas de la muerte de Floyd todavía se sienten un año después.

- Una muerte capturada en video -

Era un fin de semana festivo y la policía recibió una llamada después de que Floyd comprara un paquete de cigarrillos en la tienda Cup Foods, luego de que el cajero sospechara que el hombre había utilizado un billete de 20 dólares falso para pagar.

Cuando la policía intentó introducirlo en un patrullero, Floyd se resistió y terminó boca abajo en la calle con las manos esposadas a la espalda. 

Derek Chauvin, un agente con 17 años de trayectoria en el Departamento de Policía de Minneapolis, sostuvo su rodilla sobre el cuello de Floyd durante más de nueve minutos, hasta que el afroestadounidense se desmayó y murió. 

Mientras Floyd se quejaba repetidamente de que no podía respirar, los transeúntes le clamaban a Chauvin que saliera de encima del cuerpo del detenido.

Una joven de 17 años grabó un video de la acción policial con su teléfono y la filmación se volvió viral.


- Ola de protestas -

El video de la muerte de Floyd provocó movilizaciones contra la injusticia racial y la brutalidad policial en todo el mundo. 

En Estados Unidos, manifestantes blancos y negros salieron a las calles en las protestas más grandes desde el movimiento de derechos civiles de la década de 1960. 

La mayoría fueron pacíficas, pero algunas se vieron empañadas por incendios y saqueos y los disturbios se prolongaron en la ciudad de Portland, en Oregon, durante todo el verano boreal. 

Una estación de policía fue incendiada en Minneapolis, donde tropas de la Guardia Nacional ayudaron a restablecer el orden. 

De Londres a Lisboa, manifestantes expresaron su solidaridad con los afroestadounidense y denunciaron los excesos de sus propias fuerzas policiales. 

- Elecciones presidenciales -

Joe Biden, candidato demócrata a la Casa Blanca, exvicepresidente del primer jefe de Estado negro de la historia de Estados Unidos, Barack Obama, y figura popular entre la comunidad negra, entró en contacto con la familia de Floyd. 

Biden se comprometió a desmantelar el "racismo sistémico" si era elegido para la Casa Blanca. 

Su rival presidencial, Donald Trump, apoyó en cambio a la policía, presentándose como el candidato de la "ley y el orden" y culpando a los "antifascistas" y a las "turbas" izquierdistas de la violencia que había ganado las calles del país. 

Biden triunfó en las elecciones del 4 de noviembre, con un apoyo abrumador de los votantes negros.

- Reformas pendientes -

Tras nombrar a Kamala Harris, una mujer negra, como su compañera de fórmula, Biden eligió a un afroestadounidense para encabezar el Pentágono, otra decisión histórica. E inmediatamente después de asumir el cargo, en enero pasado, firmó una orden ejecutiva para "promover la equidad racial". 

Pero los intentos demócratas de aprobar una ley sobre la actuación policial bautizada con el nombre de George Floyd han sido bloqueados por la oposición republicana en el Senado. 

Si bien las fuerzas policiales locales y estatales de Estados Unidos han procedido a algunas reformas, la cantidad de personas que mueren en choques con las fuerzas de seguridad sigue siendo alta: unas 1.000 por año. 

Más del 25% de las víctimas son afroestadounidenses, que representan sin embargo solo el 13% de la población del país. 

Pero ahora esas muertes pasan menos desapercibidas gracias al interés de los medios, mientras que los nombres de muchas de las víctimas se han vuelto muy conocidos, como Breonna Taylor, Rayshard Brooks y Daunte Wright, por mencionar solo algunos. 

- Juicio histórico -

Chauvin fue despedido por la policía de Minneapolis y en marzo compareció ante un tribunal acusado de asesinato y homicidio involuntario por la muerte de Floyd. 

El juicio, transmitido en vivo, fue visto por millones de personas y en él declararon testigos que relataron sus fallidos esfuerzos para salvar la vida del afroestadounidense. 

El 20 de abril, un jurado declaró a Chauvin culpable de los tres cargos y Estados Unidos suspiró aliviado. 

Desde entonces, otros dos policías han sido acusados de asesinato y un tercero, en Alabama, condenado por haber herido mortalmente de un balazo a un hombre que llamó a la policía para informar que tenía tendencias suicidas. 

Sin embargo, los procesos judiciales a agentes siguen siendo raros.

La condena a Chauvin se conocerá el 25 de junio y otros tres agentes acusados en relación con la muerte de Floyd están a la espera de juicio.(AFP)

Página procesada en: 1,02 segundos.
Tiempo: 1.0516 segundos.