Marchas en Argentina por joven asesinado a golpes por rugbistas

Oruro, 19 feb 2020 (ATB Digital).- Masivas manifestaciones reclamaron este martes en Argentina justicia por la muerte a golpes de un joven de 18 años a manos de un grupo de rugbistas, hace un mes en el balneario argentino Villa Gessell.

"Se siente, se siente Fernando (Báez) está presente", cantó a coro una multitud de miles de personas en un mitin frente al Congreso en Buenos Aires.

Otra marcha para pedir que la causa llegue cuanto antes a su etapa oral y pública, aún sin fecha, se realizó en Villa Gesell, uno de los tradicionales centros turísticos del verano austral, en la costa atlántica, a 370 km al sur de Buenos Aires.

Emotivos actos similares se celebraron en otras ciudades argentinas. Incluso la demanda se extendió a calles de Barcelona y de Londres, informaron los organizadores.

"Justicia por mi hijo es ver a los culpables presos de por vida", dijo la madre del asesinado, Graciela Sosa, en un discurso desde el palco montado frente al parlamento.

Ocho de los rugbistas acusados, de entre 18 y 20 años, están bajo prisión preventiva. Un juez consideró que actuaron "con la finalidad de consumar un plan previamente acordado de dar muerte a Báez", según su dictamen.

"Lo que le hicieron a mi hijo no tiene perdón. Lo mataron a traición cuando no podía defenderse. Era un chico bueno que amaba la vida", agregó la madre entre sollozos.

El homicidio ocurrió en la madrugada del 18 de enero en la puerta de la discoteca Le Brique, tras una discusión dentro del local. Báez murió de un traumatismo de cráneo causado por los golpes cuando estaba tendido en la vereda.

El juez acusó a los rugbistas de actuar con "alevosía" y "aprovechando la inadvertencia de la víctima, quien se hallaba de espalda conversando con amigos".

Los acusados "propinaron el primer golpe por detrás, oportunidad en que cayó al suelo en total estado de indefensión". Si son hallados culpables podría caberles cárcel perpetua.

Los manifestantes portaron centenares de pancartas con la foto del rostro de Báez y carteles con la leyenda "Justicia por Fernando, vivamos sin violencia".

Un testigo declaró a la justicia haber escuchado decir a los rugbiers "te vamos a matar, negro de mierda", pero el  juez aún no decidió si la discriminación será un agravante del caso.

Otros dos rugbistas fueron dejados en libertad, pero aún están bajo investigación. Entre las pruebas hay videos de la golpiza y declaraciones de testigos.

Los rugbistas representan al Club Náutico Arsenal de Zárate, localidad portuaria sobre el río Paraná al norte de Buenos Aires. En el momento del crimen, se encontraban de vacaciones.

(AFP)

Página procesada en: 0,35 segundos.