Movilización feminista en España en contra de la ultraderecha

España, 15 ene 2019 (ATB Digital).- Las feministas empezaron a movilizarse este martes en Sevilla en contra de Vox, un partido de ultraderecha hostil a su movimiento y que permitirá una mayoría de gobierno conservadora en la región de Andalucía.

“¡Nuestros derechos no se negocian!”, coreaban miles de manifestantes en esta marcha repleta de banderas, guantes, globos y pancartas de color violeta, emblemático del movimiento feminista.

“No tenéis cojones de salir a los balcones”, gritaban también, a pocas horas de que se celebren manifestaciones similares en decenas de ciudades de toda España, entre ellas Madrid y Barcelona.

Francisco Serrano, líder regional del partido ultraderechista Vox, se metió en el pulso y calificó la concentración sevillana de “kale borroka”. El término fue recibido como una provocación, pues así se conocían los destrozos callejeros provocados antaño en el País Vasco por los simpatizantes de la organización armada ETA.

La concentración feminista se produjo frente al Parlamento andaluz, poco antes de iniciarse en él la investidura del conservador Juan Manuel Moreno como nuevo presidente de esta gran región del sur de España, tras 36 años de dominio socialista ininterrumpido.

Moreno, líder andaluz del Partido Popular, gobernará en coalición con los liberales de Ciudadanos. Pero su investidura, el miércoles, y su tarea cotidiana de gobierno necesitará el apoyo externo de Vox para tener mayoría en el Parlamento.

Este partido soliviantó al movimiento feminista al pedir durante la negociación que se derogue la ley de lucha contra la violencia de género, pues a su juicio “criminaliza” a los hombres y los expone a denuncias falsas.

La propuesta no entró en el acuerdo que el PP firmó con Vox para asegurarse su apoyo en la investidura, y tanto aquellos como Ciudadanos reiteraron su compromiso contra la violencia de género.

Sin embargo, el movimiento feminista, los socialistas y el partido de izquierda radical Podemos han respondido con contundencia, con el lema “Ni un paso atrás”.

“En el día de hoy, por lo que se manifiestan los andaluces, es grave y yo lo comparto”, dijo la presidenta saliente de Andalucía, la socialista Susana Díaz.

Al presentar su candidatura este martes en la cámara, Juan Manuel Moreno prometió regenerar la administración andaluza tras el “clientelismo”practicado por los socialistas, y recuperar el empleo en una región que supera claramente la media nacional.

“Lo llamaban estabilidad cuando en realidad, de lo que hablaban, era de inmovilismo”, dijo Moreno atacando la hegemonía socialista. “El final de ciclo ha llegado”, proclamó.

(AFP)

Página procesada en: 0,23 segundos.