Toque de queda en Italia, que se suma a la lucha europea por frenar el coronavirus

Italia, 4 nov 2020 (ATB Digital).- Italia impuso un toque de queda desde el jueves para combatir la segunda ola de coronavirus, que se expande a ritmo alarmante en Europa y ha obligado a un reconfinamiento general en Francia e Inglaterra y parcial en Portugal.

La pandemia de covid-19 ha causado al menos 1,2 millones de muertes y contagiado a más de 47 millones de personas en el mundo, según el balance de este miércoles de la AFP realizado a partir de datos oficiales.

Europa, con más de 11 millones de casos -la mitad en Rusia, Francia, España y Reino Unido-, es la región donde el virus avanza con mayor rapidez.

En Italia, aún traumatizada por la primera ola pandémica de primavera, el primer ministro, Giuseppe Conte, estableció el toque de queda en todo el país de las 22H00 hasta 05H00 locales a partir del jueves, hasta el 3 de diciembre.

Italia ha registrado más de 39.000 muertos y 750.000 contagios e intenta frenar las infecciones sin decretar por ahora el confinamiento total por temor al impacto económico.

Las 20 regiones de Italia serán divididas en zonas verde, naranja y roja, en función de la gravedad epidemiológica, y las medidas -como cierres de comercios y museos- variarán dependiendo de la situación particular.

EEEU entre el luto y las elecciones
El virus ha golpeado con especial saña a Estados Unidos, que supera los 232.000 decesos, mientras este miércoles espera ansioso el resultado de las elecciones presidenciales donde la gestión de la pandemia tuvo especial importancia.

Después de Estados Unidos, los países más enlutados son Brasil (más de 160.000 muertos), India (123.000), México (92.500) y Reino Unido (47.200).

América Latina y el Caribe sigue siendo la zona más castigada, con más de 404.000 fallecidos y 11,3 millones de contagios, aunque parece que la pandemia ha perdido virulencia en las últimas semanas.

Proporcionalmente a su población, Perú y Bélgica son los países más golpeados del mundo, con 105 decesos por cada 100.000 habitantes.

Esta semana, 13 de los 32 estados de México se sumarán a los ensayos clínicos de la fase tres de la vacuna contra el coronavirus del laboratorio chino CanSinoBio, con la participación de entre 10.000 y 15.000 voluntarios.

En las pruebas de la fase tres -la etapa previa a su autorización- participan entre 30.000 y 40.000 voluntarios de Chile, Argentina, Arabia Saudita, Pakistán, Rusia y China, según el gobierno mexicano.

Por su parte, Cuba reportó este miércoles 109 nuevos casos de covid-19, cifra récord en siete meses de pandemia, impulsada por 36 casos "importados", de cubanos que regresaron recientemente a su país, según la autoridades.

Esperanzados en la Navidad
En Europa, después de Francia, donde el balance de la pandemia superó los 400 muertos en 24 horas, el Reino Unido se prepara para confinarse el jueves y el cual, según el primer ministro británico, Boris Johnson, terminará el 2 de diciembre.

"Tenemos mucha esperanza en poder poner de nuevo en marcha el país (...) en el período previo a la Navidad", declaró.

Las tiendas no esenciales de Inglaterra tendrán que cerrar, mientras que los restaurantes, pubs y cafeterías solo podrán ofrecer comida a domicilio.

En España, que supera los 1,2 millones de casos y roza los 36.500 fallecidos. El gobierno español se encuentra bajo presión para seguir el ejemplo de otros países europeos y aplicar un confinamiento domiciliario con el que atajar la segunda ola del coronavirus.

En el Vaticano, el papa Francisco tuvo que volver a realizar sus audiencias de los miércoles de manera virtual, desde su biblioteca, sin la presencia de fieles y retransmitidas en video.

En Portugal, más de siete millones de personas (70% de la población), entró este miércoles en confinamiento durante dos semanas. "Si la pandemia lo exige, se tomarán medidas más severas", advirtió el primer ministro, Antonio Costa.

En Austria, donde un ataque islamista causó la muerte de cuatro personas el lunes, se decretó el toque de queda nocturno y se limitaron las reuniones privadas.

Y Dinamarca, por su parte, anunció que sacrificará al menos 15 millones de visones criados en su territorio debido a una mutación del coronavitus ya transmitida a 12 personas, y que amenaza la eficacia de una futura vacuna para el hombre.

Polonia anunció este miércoles cierres de cines y tiendas, y Hungría adoptó el toque de queda.

Mientras la mayoría de países europeos aumentan las restricciones pese al creciente descontento popular, Finlandia logra mantener los niveles de contagio (45,7 casos por cada 100.000 habitantes ) cinco veces por debajo de la media de la Unión Europea (UE), con medidas de semiconfinamiento y sistemas eficaces de diagnóstico y rastreo del virus.

(Kelly Velasquez con las oficinas de AFP en el mundo)

Página procesada en: 0,57 segundos.