Un mono atormenta a una aldea india: fueron necesarias 30 personas para atraparlo, lo llevaron a 22 kilómetros, pero regresó como polizón para vengarse

Un mono atormenta a una aldea india: fueron necesarias 30 personas para atraparlo, lo llevaron a 22 kilómetros, pero regresó como polizón para vengarse

India, 28 sep 2021 (ATB Digital).- Un mono en Karnataka (India) fue el protagonista de una venganza insólita que incluyó un viaje de 22 kilómetros en un camión para regresar a una aldea de donde había sido expulsado por volverse el terror de sus habitantes.

Los hechos sucedieron el 16 de septiembre, día en que un grupo de aldeanos cansados de los destrozos ocasionados por un joven mono macho de la especie Boneet Macaque llamaron a los servicios de control animal de las autoridades forestales para lidiar con él.

El macaco de 5 años ya llevaba varios días deambulando por la aldea, arrebatando frutas y paquetes de bocadillos de vez en cuando, algo normal en el comportamiento de estos animales. Pero las preocupaciones de Kottigehara aumentaron considerablemente con la reapertura de la escuela local, pues el mono comenzó a merodear muy cerca del lugar, volviéndose una amenaza para los niños, que le tenían mucho miedo.

Ahí entraron en acción los servicios del departamento forestal, que dispuso un equipo para atrapar al travieso mono, una empresa que probaría ser realmente difícil. Para hacerlo se necesitó de la colaboración de conductores de automóviles cercanos y otras personas para lograr perseguir al mono hasta un lugar especial que facilitara su captura.

Uno de estos conductores fue Jagadish, quien terminó siendo la persona que desvió al mono al lugar de su captura, contando con la mala suerte de que el animal se ensañó en su contra y sintiéndose angustiado y atrapado lo atacó, le mordió la mano con mucha fuerza y lo raspó.

Jagadish logró escapar de la mordida del macaco y trató de huir del lugar, pero el mono lo perseguía adondequiera que iba. Incluso se metió en su auto y lo atacó en el vehículo, rompiendo las sábanas que lo cubrían.

Esto continuó durante las casi 3 horas que duró la operación de captura, en la que se necesitaron más de 30 personas para finalmente atrapar al macaco. Después, los funcionarios del departamento forestal lo llevaron al bosque de Balur, que queda a unos 22 kilómetros de la aldea.

“Estaba asustado como el infierno. El mono loco me seguía a todas partes. Me mordió tan fuerte que mi médico dijo que mis heridas tardarán al menos un mes en sanar. No puedo conducir mi camioneta, que es mi trabajo. Además, no volví a casa ese día por temor a que el mono me siguiera a casa. Tengo niños pequeños en casa. ¿Y si los ataca? Todavía tengo mucho miedo “, dijo Jagadish a medios locales.

Pero la historia no termina ahí, porque el mono probó ser un adversario mucho más complejo de neutralizar y motivado por un aparente espíritu vengativo encontró la manera de regresar a la aldea.

En menos de una semana el mono volvió a Kottigehara, y comenzó a ser identificado por los pobladores gracias a una marca característica que tiene en la oreja.


De acuerdo con los medios locales, el astuto animal se habría subido a un camión que pasó por una carretera cerca del bosque de Balur y llegó de polizonte a Kottigehara a volver hacer sus fechorías.

La noticia tomó por gran sorpresa a Jagadish, que sintió mucho miedo de tener que volver a encontrarse con el mono que lo hirió y que pareciera tener un problema personal contra él.

“Sentí un escalofrío recorrer mi espalda cuando escuché que el mono había vuelto al pueblo. Yo mismo llamé al departamento forestal y les pedí que se apresuraran de inmediato. No he salido de mi escondite. Sé que es el mismo mono porque todos vimos una marca en su oreja la última vez y mi amigo dijo que los aldeanos lo notaron “, dijo.

“Realmente no sabemos por qué el mono apuntó a un hombre. No sabemos si le había causado algún daño al animal anteriormente o si fue solo una reacción inmediata. Pero esta es la primera vez que vemos a un mono comportarse así, aunque los monos que atacan a los humanos no son desconocidos “, dijo por su parte Mohan Kumar BG, oficial forestal de Kottigehara. Su equipo llevó a cabo la operación para atrapar al mono.

El equipo del departamento forestal capturó al mono el 22 de septiembre por segunda vez. Esta vez, lo han dejado en libertad en una zona boscosa más lejana. Jagadish espera que el mono no regrese, pero por si acaso, decidió quedarse en casa durante unos días.

Fuente: Infobae

Página procesada en: 9,27 segundos.
Tiempo: 9.5509 segundos.