Una avalancha de críticas se desata en México por la contratación de 500 médicos cubanos y López Obrador responde

Una avalancha de críticas se desata en México por la contratación de 500 médicos cubanos y López Obrador responde

México, 18 de mayo (ATB Digital).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, volvió a quedar envuelto en una controversia luego de que anunciara que su Gobierno contratará a 500 médicos cubanos para que suplan las carencias de personal especializado que hay, en particular en las regiones más pobres del país.

Este fue uno de los principales acuerdos a los que López Obrador llegó con el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, durante la gira que realizó a la isla el pasado 10 de mayo

Desde ese día, sin embargo, no han cesado las críticas de médicos, periodistas y políticos opositores que acusan al mandatario de "despreciar" a los especialistas mexicanos, que temen que "los extranjeros" ganen más que ellos. El presidente ya les respondió sin ninguna diplomacia.

"No es uno, dos, tres, son millones los que tienen esa manera de pensar, que yo respeto mucho, pero no la comparto, porque la considero retrógrada, inhumana, falsa, hipócrita", sostuvo.

Algunos médicos mexicanos comenzaron campañas en redes sociales para denunciar que no tienen plazas y que están dispuestos a trabajar en las comunidades más postergadas. A una de ellas, el secretario de Desarrollo Económico de la Ciudad de México, Fadlala Akabani, la retó para que fuese a trabajar de inmediato a Guerrero, el estado más pobre del país.

La posición más firme hasta ahora ha sido la de una veintena de colegios, asociaciones y federaciones de médicos de México, que emitieron un comunicado conjunto para protestar contra las medidas de López Obrador.

"En nuestro país sí hay médicos con capacidad (...) algunos de ellos desempleados o empleados eventualmente con salarios muy bajos o en zonas de inseguridad extrema. Debido a esto, consideramos que de manera injusta se les ha relegado, privilegiando a médicos extranjeros", acusó el escrito.

Reacción

Según el pronunciamiento de los galenos, durante la pandemia muchos médicos mexicanos incluso compraron por sus cuentas los insumos de protección que necesitaban.

"Por esto, resulta un agravio para el gremio médico toda vez que estos médicos extranjeros no reúnen las competencias requeridas, no tienen funciones debidamente especificada, no cuentan con los requisitos establecidos por las leyes vigentes, así como carecen del aval de los colegios de profesionistas", señala un pronunciamiento que ha sido respaldado y repetido por la oposición, que acusa que la medida se debe solo a las coincidencias ideológicas de López Obrador con el Gobierno cubano.

En medio de la polémica, López Obrador ha explicado de manera reiterada en sus conferencias de prensa que en el país hacen falta médicos. Por otra parte, ha recordado que durante el periodo neoliberal se fomentó la idea de que la educación y la salud eran un privilegio, no un derecho, por lo que había que pagar por ellas y si era en el sistema privado, mejor.

Para el mandatario, esa idea promovió la reducción de los cupos en las escuelas de medicina, lo que considera una política "inhumana, antisocial, absurda" que provocó la falta de médicos generales y especialistas, en especial en los estados con mayor pobreza.

"Ese es el saldo de esa política corrupta que se impuso durante 36 años", dijo al acusar a los firmantes de los comunicados de haber apoyado ese sistema.

"A esos mismos médicos conservadores y sus patrocinadores, los dueños de laboratorios y de las grandes clínicas privadas, a esos mismos no les gusta la gratuidad en la salud", denunció. También garantizó que los médicos cubanos ganarán lo mismo que los mexicanos e insistió en que la actitud de quienes lo cuestionan "es muy retrógrada".

El presidente precisó que los 500 médicos serán derivados especialmente a centros de atención para niños y niñas con discapacidad, y agregó que en México hay miles de vacantes en hospitales públicos que no se ocupan, a pesar de las convocatorias abiertas, ya que los médicos no quieren atender en zonas lejanas y marginadas.

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, explicó esta semana que el déficit de atención a la salud incluye a médicos generales, especialistas y enfermeras, lo que impide que se puedan ofrecer servicios en tres turnos los siete días de la semana.

Actualmente, dijo, hay 13.725 médicos internos de pregrado en formación en los hospitales públicos, de los cuales 5.461 están becados. En cuanto se gradúen, podrán conseguir una plaza para trabajar formalmente en el sistema de salud.

Por otra parte, destacó que desde que comenzó el actual Gobierno, a finales de 2018, la matrícula de médicos generales que ingresaron a una especialidad aumentó de 9.480 a 19.480 alumnos, gracias a que se derribó la barrera de los rechazos masivos que había para poder inscribirse.

Las actuales autoridades mexicanas sostienen que gracias a esta estrategia, para el 2030 se prevé que el país cuente con alrededor de 28.000 especialistas más, un número que contrasta con los 13.581 que se proyectaban de haber seguido con las política anteriores.

Actualmente el país cuenta con 135.046 especialistas, lo que representa una tasa de 107,2 por cada 100.000 habitantes, cuando la recomendación internacional es que haya 230. Además, implica una caída con respecto a los 119 que había antes de la pandemia.

Alcocer también explicó que en los últimos tres años se han ofrecido 2.678 vacantes en los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social, de las cuales 510 no se han ocupado. Ahora, esas plazas serán para los médicos cubanos.

Página procesada en: 0,99 segundos.
Tiempo: 1.0128 segundos.