Will Smith renuncia a la Academia del Cine dos días después del inicio de su proceso de sanción

Will Smith renuncia a la Academia del Cine dos días después del inicio de su proceso de sanción

Los Ángeles,1 abril 2022 (ATB Digital).- Will Smith ha renunciado a la Academia del Cine. El actor que dinamitó la noche del Oscar con su bofetada al comediante Chris Rock se ha adelantado a la poderosa organización de la industria, que había iniciado un proceso de sanción el miércoles. “Traicioné la confianza de la Academia y privé a los nominados y ganadores de una oportunidad de celebrar y ser celebrados por su extraordinario trabajo”, ha dicho Smith en un comunicado enviado a todos los medios especializados. Aún así, dice que aceptará toda consecuencia futura por sus actos. La Academia informará el 18 de abril el castigo.

El sorpresivo anuncio de Smith ha sido confirmado por la Academia. David Rubin, el presidente de la organización, ha informado que ha aceptado la renuncia de una de las más grandes celebridades de Hollywood. “Seguimos adelante con nuestro proceso de sanción”, ha explicado Rubin en un comunicado. La academia había dado 15 días al actor para que este respondiera por escrito a la investigación que se le sigue por la violación de los estándares de conducta. La suspensión y la expulsión estaban entre las medidas contempladas. Smith ha afirmado ese viernes que ya ha contestado al proceso. “El cambio toma tiempo y estoy comprometido a trabajar para asegurarme de que nunca más la violencia se imponga a la razón”, ha añadido la estrella de Bad Boys.

En el texto, el protagonista de El método Williams se arrepiente nuevamente de la escena provocada por un chiste de Rock sobre el rapado de su esposa, la actriz Jada Pinkett. El momento fue seguido por millones de personas en directo en todo el mundo. “Mis acciones fueron sorprendentes, dolorosas e injustificables”, escribe el actor, quien pidió perdón a Chris Rock el martes con una publicación en Instagram después de haberlo dejado fuera de sus disculpas la noche de su triunfo. “Tengo el corazón roto”, ha señalado en el comunicado Will Smith.

Una de las estrellas más taquilleras de Hollywood abandona así el club más selecto de la industria. A la academia no se llega pagando una membresía, sino que es necesaria la invitación de dos académicos que pertenecen a una de las 17 ramas que la conforman. Los perfiles de los candidatos son después estudiados por la Junta de gobernadores, los representantes elegidos por cada uno de los gremios. Un profesional del cine puede recibir una nominación del Oscar sin ser miembro de la academia, lo que indica que Smith, por el momento, sigue siendo elegible para el premio en el futuro mientras siga perteneciendo al SAG, el sindicato de actores.

La bofetada ha creado también una crisis interna al interior de la academia. Este jueves se reveló que la estrella de Men in Black habló por videollamada el martes 29 de marzo con el presidente David Rubin, y con la consejera delegada de la academia, Dawn Hudson. La comunicación no fue explicada, ni se habló de su existencia, en la reunión de emergencia que los gobernadores celebraron al día siguiente, el miércoles, donde se inició el proceso disciplinario. Algunos integrantes del cuerpo de gobierno de la organización han visto con sospecha este ocultamiento.

Este viernes, Will Packer, el productor de la ceremonia del Oscar, ha contado en una entrevista con la cadena ABC que el chiste de Rock sobre Pinkett Smith no estaba en el guion y que él pensó que era una broma pactada entre ambos. Minutos después, le preguntó a Rock si realmente lo había golpeado y le contestó: “Sí, acabo de recibir un golpe de Muhammad Ali. Inmediatamente, se puso en modo de broma, pero se notaba que todavía estaba en estado de shock”. Packer ha revelado que la policía estaba preparada para detener al actor por la agresión, pero el comediante no quiso presentar cargos después de la agresión. El productor ha insistido en que se puso a disposición de Rock y que este respondió “que estaba bien, que no deseaba empeorar la situación”. Packer, un hombre con mucho sentido del humor, fue contratado para preparar un espectáculo que ayudara a la gala a recuperar parte de la audiencia que los premios han perdido en los últimos años. Esto incluyó entregar ocho premios antes del inicio de la transmisión. Después de la caótica noche, tuiteó: “Bueno, prometí que aburrida no sería”.

Vía: El País

Página procesada en: 1,01 segundos.
Tiempo: 1.0525 segundos.