Arce afirma que el “Gobierno no va a permitir” una reedición del golpe de 2019

Arce afirma que el “Gobierno no va a permitir” una reedición del golpe de 2019

La Paz, 7 oct 2022 (ATB Digital).- Luego de pedir a la clase obrera estar atenta, el presidente Luis Arce Catacora afirmó este viernes que el Gobierno nacional no permitirá una reedición del golpe de Estado de 2019 ante los afanes desestabilizadores de personas antidemocráticas que apelan a distintos mecanismos para “hacerse del poder”.

Durante el acto por los 71 años de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia (CGTFB), el jefe de Estado denunció que hay personas “que nunca les ha agradado nuestro Estado Plurinacional, la inclusión de muchos sectores y tampoco les gusta la democracia cuando no les conviene”.

“Cuando la democracia no les es útil empiezan a cuestionarla y empiezan a utilizar otros mecanismos extra democráticos para hacerse del poder y en eso la clase obrera debe estar muy atenta, lo hemos vivido el 2019 con el golpe de Estado”, refirió Arce.

“Estamos seguros que ningún fabril, que ningún minero, que ningún trabajador está dispuesto repetir esa triste historia del país”, dijo al aludir a los hechos de 2019 cuando movilizaciones por los resultados de las elecciones generales de ese año llevaron a las Fuerzas Armadas a sugerir al entonces presidente Evo Morales que dimita.

Tras ello, la segunda vicepresidenta del Senado, Jeanine Añez, se autoproclamó presidenta del Estado ante una Asamblea Legislativa que no reunía el quorum necesario y dio carta blanca a las Fuerzas Armadas para que operen contra la población, dejando un saldo de más de una treintena de muertos en los operativos en Sacaba (Cochabamba) y Senkata (El Alto), definidas como masacres por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

“Estamos seguros, conjuntamente el pueblo boliviano, nuestros hermanos de la Central Obrera Boliviana, nuestras organizaciones sociales, estamos seguros que eso no se va a repetir porque el Gobierno nacional no lo va a permitir”, aseguró tajante el jefe de Estado.

Al igual que sucedió en 2019, el Comité Cívico pro Santa Cruz ahora dirigido por Rómulo Calvo, que tiene de aliado al gobernador Luis Fernando Camacho, alienta un paro indefinido a partir del 22 de octubre si el gobierno nacional no fija para el 2023 la realización del Censo de Población y Vivienda.

Amparado en el mandato del cabildo, el Comité Interinstitucional de Santa Cruz, que se constituyó en el ente para exigir la realización del Censo, cerró las posibilidades de diálogo sobre el proceso censal en tanto el Gobierno no abrogue el Decreto Supremo 4760 que fijó la realización de la encuesta nacional para el primer semestre de 2024.

En consecuencia, descartó su participación en la reunión del 11 de octubre que tiene el objetivo de conformar una mesa técnica con el Instituto Nacional de Estadística (INE) y los representantes del Fondo de Población de las Naciones Unidas y de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Mientras el Comité Interinstitucional marca distancia de las labores en pro del Censo, la Alcaldía de Santa Cruz y la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) participaron el jueves de la reunión virtual con el INE con el fin de continuar con la coordinación para celebrar la encuesta nacional.

En medio de ese escenario, la Central Obrera Boliviana (COB) y los trabajadores fabriles se declararon en estado de emergencia para frenar cualquier intento desestabilizador.

“La Central Obrera Boliviana ha cerrado filas y no va a permitir la desestabilización de nuestro Gobierno, tampoco va a permitir la desestabilización de las organizaciones sociales del país”, advirtió el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi.

En sintonía, el ejecutivo de la CGTFB, Mario Segundo Quispe, afirmó que los trabajadores fabriles de los “nueve departamentos vamos a defender a nuestro presidente”. “No vamos a dejar que los opositores estabilicen”, aseguró.

ABI

Página procesada en: 1,52 segundos.
Tiempo: 1.6504 segundos.